<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\07512082642\46blogName\75Campe%C3%B3n+de+Boca\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75BLUE\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75//campeondeboca.blogspot.com/search\46blogLocale\75es_419\46v\0752\46homepageUrl\75http://campeondeboca.blogspot.com/\46vt\0755962162000840852615', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

sábado, agosto 29, 2015

¡Comandante Chávez!

Gimnasia 1 - Boca Juniors 2

¡Boca ganó un partido de esos que pueden valer un campeonato! En una cancha muy difícil, ante un equipo que está en el lote de los de arriba, y en un encuentro plagado de patadas criminales y expulsiones, el conjunto xeneize dio una muestra de carácter para traerse los 3 puntos de La Plata y ponerle presión al Ciclón que mañana deberá ganar si quiere igualarnos (me toco un huevo mientras escribo).
En la primera mitad los boquenses estuvieron bastante cerca de abrir el marcador. La mayoría de las oportunidades estuvieron en los remates de media distancia de Carlitos Tévez. Y encima, el Lobo se quedó con uno menos tras una salvaje entrada a Cubas. Estaba todo dado para empezar a forjar una victoria, pero al descanso nos fuimos 0-0.
Pero el segundo tiempo arrancó de la peor manera. Al minuto, contraataque tripero y 1-0 para los locales. Y unos minutos más tarde, roja a Calleri por codazo y Boca también pasó a jugar con un hombre de menos. Sin embargo, Lodeiro empató las acciones a los 11 minutos y trajo alivio al pueblo bostero. Una nueva expulsión tripera nos volvió a dejar en supremacía numérica, pero el gol del triunfo no llegaba. Hasta que en tiempo cumplido, apareció nuestro Comandante Chávez y nos trajimos 3 puntos de oro para llegar con el ánimo por las nubes a los próximos partidos que se avecinan: nada menos que San Lorenzo (de local) y River (en la Heladera Monumental).
A mi entender, y a pesar de que en el fútbol no se puede hablar de justicia, hoy el equipo se trajo una victoria totalmente merecida. Se nos vienen 8 finales y es ahora donde necesitamos ese plus extra tanto de los jugadores titulares como de aquellos que serán nuestra rueda de auxilio. ¡Hasta la victoria, siempre!

Etiquetas:

domingo, agosto 23, 2015

Gano y obligo, mándese un trago

Boca Juniors 2 - Godoy Cruz 0

"Gano y obligo, mándese un trago, de San Lorenzo mejor no hay que hablar". En realidad creo que la letra del tango es un poco diferente, pero el resultado similar: a tomarse un trago amigos, pero esta vez para festejar el triunfo ante el Bodeguero.
Hay que ser realistas: hoy Boca no jugó nada bien. Si bien el equipo empezó dominando las acciones, de a poco los visitantes se fueron soltando y tuvieron un par de chances clarísimas de gol en los primeros 45 minutos de juego. Sin embargo fue Boca quien se fue al vestuario en ventaja tras el excelso tiro libre de Tévez que le puso la pelota en la cabeza a Meli para abrir el marcador. Godoy Cruz aún se lamentaba un cabezazo desperdiciado frente al arco desguarnecido de Sara, y una salvada en la línea del Cata Díaz ante un balón que tenía destino de gol.
En el segundo tiempo Boca no levantó mucho su nivel, pero tras un claro penal a Erbes y la precisa ejecución de Tévez (flotado, al medio), con el 2-0 a favor los xeneizes se dedicaron a regular las acciones y cuidar el marcador.
Hoy Boca ganó un partido que debía ganar, sobre todo luego de la última caída como local ante Unión. Y si bien quedó en el debe el funcionamiento del equipo, era imperioso sacar un buen resultado de cara a lo que se viene: una seguidilla de partidos clave que podrán incidir en demasía en el futuro cercano del xeneize y sus ansias de campeonar.

Etiquetas:

miércoles, agosto 19, 2015

Ni polca ni chamamé: ¡cuarteto!

Boca Juniors 4 - Guaraní Antonio Franco 0

Boca fue una fiesta y todo el Estadio San Juan del Bicentenario bailó al ritmo del cuartetazo. Gago, Calleri, Tévez y Chávez fueron los autores de los goles xeneizes para una victoria que terminó siendo holgada pero que sin embargo recién se inició sobre el final del primer tiempo.
A pesar de la diferencia de planteles y de la situación actual de cada club (Guaraní pelea los puestos de descenso en el Nacional B), estos partidos muchas veces se complican y hay que saber ganarlos. Esta noche, recién a los 39 minutos de juego el conjunto boquense pudo abrir el marcador tras el golazo de Gago (sombrerito en el área, cabeza y volea). Y tan solo 3 minutos más tarde, en lo que fue un manual del contraataque, Colazo cortó un avance y cedió rápido para Tévez, Carlitos metió quinta y le sirvió el gol a Calleri que la empujó suave ante la salida del arquero. ¡Golazo!
Para garantizar una noche tranquila, apenas comenzado el segundo tempo, y tras un penal a Calleri, Tévez convirtió desde los doce pasos. Sólo quedó tiempo para que Boca se floree (sin cargar al rival, eh), para un nuevo penal (esta vez convertido por Chávez) y para cuidar un poco las piernas ya que el domingo nos visita Godoy Cruz.
Este semestre la Copa Argentina es imperiosa, ya que otorga una plaza para la Libertadores 2016. De ahí que el xeneize no puede recular y tiene que poner toda la carne en el asador, al igual que en el torneo local. ¡A seguir por este camino, muchachos!

Etiquetas:

domingo, agosto 16, 2015

Te-vez puntero

Arsenal 1 - Boca Juniors 2

¡Gran triunfo xeneize de la mano de un genial Carlos Tévez! Con esta victoria Boca alcanzó nuevamente en la cima del torneo a San Lorenzo, quien en primer turno ya había vencido a Crucero del Norte.
El primer tiempo boquense fue muy bueno. Además del gol de Pablo Pérez, Boca tuvo dos situaciones clarísimas de gol donde se vio perjudicado por malas decisiones arbitrales. Primero, por un clarísimo penal a Peruzzi no sancionado. Y luego, en el epílogo del primer tiempo, por un inexistente fuera de juego sancionado a Palacios que terminaría en gol de Calleri.
Ya en el complemento el partido se hizo más disputado, pero de los pies de la gran figura del encuentro se ampliaría el marcador. Tévez no dio por perdido un pelotazo largo que se iba en dirección al córner, trabó, le ganó a su defensor y encaró hacia el área para poner un centro atrás que sólo tuvo que ser empujado por Calleri. ¡Golazo! ¡Y 95% mérito del Apache!
El descuento de Arsenal llegó en la última jugada del tiempo suplementario, así que no hubo que sufrir demasiado. Sin embargo, y con el resultado puesto, tengo que decir que hoy no me gustó la actuación de Sara en la portería boquense. Al arquero, yo puntualmente lo vi dubitativo en los centros, endeble, y sin transmitir seguridad. Y también creo que la defensa de Boca se debilitó con la salida de Rolín (que estaba en la cornisa, a punto de ser expulsado) y el ingreso de Tobio (a quien veo falto de fútbol). Sin lugar a dudas, el Cata se potencia con Rolín, y sufre con Tobio, aunque esperemos sea cuestión de que el ex Vélez agarre forma y se conozca con su compañero en la zaga central.
Para cerrar, y lo resalto con el triunfo ya sentenciado, en el complemento nuevamente nos cobraron un fuera de juego inexistente en un gol mal anulado a Palacios. ¡Hoy medio Arsenal lloró por la no expulsión a Rolín! ¿Pero nadie dice nada que nos anularon mal dos goles y no nos cobraron un penal más grande que Avellaneda? Espero que tengamos mejor "suerte" con los arbitrajes, porque hace rato que se vienen equivocando siempre en contra de Boca.

Etiquetas:

domingo, julio 19, 2015

¡Brindamos por vos, Carlitos!

Boca Juniors 2 - Quilmes 1

¡Volvió Carlos Tévez a Boca! Y no hay otra forma de arrancar esta nota mencionando, a mi juicio, uno de los actos más grandes de amor por la camiseta, sino el más grande que recuerde en mi corta vida. Porque estamos acostumbrados a ídolos que vuelven al club de sus amores resignando dinero para cerrar sus carreras ahí, pero ya a los 35 años, en el ocaso de la gloria. Pero Tévez resignó millones de dólares y ofertas de gigantes de Europa para volver a los 31, en plenitud, en la cresta de la ola, y luego de ganar todo en el viejo continente. ¡Magnánimo acto de amor por los colores, Carlitos!
En lo que respecta al partido, Boca lo ganó con total justicia, aunque debió haberlo liquidado mucho antes del pitazo final. Tévez mostró pinceladas de su talento y que está a otra velocidad que los futbolistas locales, y aunque el palo y el arquero le negaron sendos goles, fue influyente en el resultado final. Un resultado que se abrió, nuevamente, de los pies del rendidor juvenil Palacios, que nuevamente fue asistido por Pablo Pérez para poner el 1-0 temporal en la Bombonera.
Ya en el segundo tiempo se vio lo mejor del conjunto xeneize. Sobraron situaciones, pero a pesar del tremendo golazo de Calleri de rabona, el tempranero descuento de Quilmes dejó abierto un partido que parecía recontra cerrado. El palo le había dicho que no a Tévez, el travesaño impidió un gol del Cata Díaz de chilena, Calleri definió apenas desviado luego de eludir a tres rivales... pero el gol de la tranquilidad no llegó. Así que hubo que esperar al pitazo final para festejar de un triunfo importante que nos deposita en la cima de la tabla.
Para rescatar, muchas cosas positivas. Tévez le dará un tremendo salto de calidad al equipo, se crearon muchas situaciones de gol, hay mucho recambio, y el pibe Bentancur la rompe cada vez que entra. A corregir, las pelotas paradas en contra y la efectividad.

Etiquetas:

domingo, julio 12, 2015

Dijo presente ante Sarmiento

Sarmiento 0 - Boca Juniors 1

Cerrando el domingo, y ante los resultados puestos de los partidos anteriores, Boca sabía que dependía de una victoria para adueñarse en exclusividad de la punta del torneo. Y el equipo dijo presente (justo ante Sarmiento).
Con el triunfo sellado, podemos decirlo a viva voz sin que suene a excusa: la cancha era un potrero. Es una vergüenza jugar en un campo de juego así en la primera división del fútbol argentino. Porque si bien alguien dirá que perjudica a los dos equipos, está claro que nivela para abajo y quien saca más provecho es, a priori, el equipo menos fuerte.
La victoria de Boca no admite discusión. Sin hacer un partido brillante, el xeneize fue claramente superior en el primer tiempo, donde se puso en ventaja con gol de Palacios y pudo haber anotado algún gol más; y ya en el complemento el trámite fue mucho más luchado, donde los equipos no llegaron con peligro ni generaron demasiado fútbol.
Del lado del conjunto boquense, podemos rescatar el buen partido de Pablo Pérez, y también del Pichi Erbes. Y en líneas generales, creo que se defendió bien (aunque Sarmiento mucho no exigió a nuestra defensa). Del lado del local, sólo quedarán protestas por fallos que de ninguna forma los perjudicaron (todos los offside fueron bien sancionados y claramente no hubo penal en ninguna de las situaciones donde los jugadores del Kiwi de Junín reclamaron infracción).
¡Qué mejor preludio para el regreso de Tévez que ganar de visitante y subir a la cima del torneo! Es imposible no entusiasmarse con el semestre que se nos viene, pero habrá que ir despacio. Todos le jugarán a muerte a Boca y habrá que pensar de a un partido por vez.

Etiquetas:

domingo, junio 07, 2015

¡Bienvenido Junio!

Boca Juniors 4 - Newell´s Old Boys 0

Se fue Mayo, un mes negro donde Boca perdió el invicto, la punta del torneo y fue eliminado en un escritorio de la Libertadores. ¿¡Y qué mejor manera de recibir a Junio que goleando a Ñuls!?
El contundente 4-0 no sólo nos acerca a la punta, posicionándonos a sólo una unidad del líder San Lorenzo, sino que además nos permite llegar al receso por la Copa América con una sonrisa y el ánimo un poco más alto, luego del convulsionado mes que pasamos.
El partido se abrió rápidamente con el gol de tiro libre del Cata Díaz, tras un ligero roce en otro jugador xeneize que estaba en la barrera. Ñuls llegó una sola vez con peligro a través de un remate de Scocco que reventó el poste, pero el trámite fue bien controlado por locales en el primer tiempo.
En el segundo tiempo, Boca aplastó a los rosarinos. Nuevamente al inicio de la etapa, los boquenses pegaron de entrada (buena jugada de Calleri, lindo gol de Palacios). El propio Calleri anotó el tercero de cabeza (¿será su último partido con nuestra casaca?) y la frutilla del postre la puso Chávez de penal, en una jugada que él mismo había originado cortando un balón y dándole una asistencia de gol a Calleri, quien fue derribado en el área.
Hoy Boca cambió muchos nombres pero volvió a mostrar el funcionamiento aceitado que nos llevó a pelear todos los torneos en este semestre. Se recuperó la presión bien arriba, aparecieron las opciones de pase, fuimos contundentes en ataque, y al buen andar del Cata en el fondo se sumó la reaparición en buena forma del Pichi Erbes. Claro está, enfrente tuvimos a un Newell´s muy pero muy flojo, casi desconocido, que nos facilitó bastante las cosas.
Es hora del receso. Será un mes donde además de descansar, Boca deberá repasar y consolidar ideas, y probablemente rearmar filas en caso que se venda algún jugador. Se sabe que algunos no seguirán, y aunque el plantel es amplio, considero necesario reforzar al equipo para pelear en todos los frentes que nos quedan. Aún es una incógnita el futuro de Calleri y Osvaldo, pero la única certeza es que Boca necesitará un 9 de área (goleador) si alguno de ellos no continúa.

Etiquetas:

domingo, mayo 31, 2015

¿Qué te está pasando, Vasco?

Vélez Sarsfield 2 - Boca Juniors 0

No es mi intención ser ingrato y desconocer que el trabajo del Vasco desde que asumió como DT de Boca es positivo. Pero ya van varios partidos donde, a mi juicio, nuestro entrenador viene cometiendo errores; hasta llegar a hoy, donde lo ubico como principal responsable de la inexplicable derrota en Liniers. Y digo inexplicable porque, créanme, este es el Vélez más flojo de los últimos años. Un club plagado de deudas y con juveniles casi ignotos que tienen más futuro que presente.
¿Cómo se explica la posición de Colazo? ¿Por qué salió reemplazado Osvaldo con el partido 0-0? ¿Monzón nuevamente de arranque? ¿Qué pasó con los tres de punta? ¿Cuál es el equipo titular? Ay, Vasco... Boca arrancó el semestre como para comerse a todos crudos, y hoy es un equipo tibio que pide a gritos la llegada del receso.
Hoy vimos una versión muy apagada del xeneize. Se jugó un primer tiempo chato, muy tibio, en el cual no se vieron prácticamente situaciones de peligro (salvo un cabezazo de Monzón que salió desviado). Y si bien es verdad que en el segundo tiempo el portero velezano sacó tres pelotas de gol, en el desarrollo Boca no logró arrinconar ni prevalecer ante un limitado conjunto local. Al minuto Osvaldo se lo perdió de abajo del arco (gran tapada de Aguerre). Minutos después, el propio Osvaldo asistió de cachetada a Chávez, pero nuevamente Aguerre sacó un gol hecho. Y no hubo una tercera chance para el mediático delantero porque Arruabarrena lo reemplazó por Calleri.
Paréntesis. Estoy de acuerdo con el ingreso de Calleri, pero claramente no era un partido para sacar a Osvaldo: creo que era el momento de arriesgar un poco más.
El partido seguía monótono, hasta que un error defensivo rompió el marcador. De un lateral (sí, de un lateral) un juvenil velezano arrió a Peruzzi, lanzó un centro de espaldas, y Cubero se llevó puesto a un inocente Monzón que ni saltó a molestarlo, ante la tardía y floja reacción de Orión. ¡Lamentable! De ahí en más, Boca fue un manojo de nervios, Pavone se perdió el segundo, expulsaron a Gago (¡flojísimo partido, una vez más!) y llegó el segundo de Vélez sobre el final (Pavone empujándola tras una buena combinación en ataque).
Flojo lo de Orión en el primer gol, muy mal partido de Gago, otra actuación de Monzón para ratificar que hoy no puede ser ni suplente, inofensiva la delantera xeneize, y un gran culpable: Rodolfo Arruabarrena.
El parate por la Copa América llega en el momento justo, aunque antes habrá que enfrentar a Ñuls. No creo que todo esté perdido, ni mucho menos discuto la continuidad del Vasco. Confío en el DT y en estos jugadores, pero todos deberán cambiar a tiempo y saber hacer una buena lectura de los errores cometidos en el semestre. Que fueron pocos, es verdad. Pero están siendo trascendentes.

Etiquetas:

miércoles, mayo 27, 2015

Despegó sobre el final

Boca Juniors 2 - Huracán Las Heras 0

Con mucho susto, Boca zafó de tener que definir por penales la serie ante el Huracán mendocino en su debut en la versión 2015 de la Copa Argentina. Sabido es que estos partidos que se presumen muy accesibles, muchas veces no terminan siéndolo, ya que los clubes más humildes tienen una motivación extra y la gran vidriera de poder enfrentar a planteles poderosos como el nuestro. Además, claro está, quedar eliminados con un equipo de la cuarta categoría del fútbol argentino hubiera sido bochornoso.
El encuentro fue totalmente favorable al xeneize, que monopolizó el balón y generó muchas situaciones de peligro (aunque no demasiado claras). Fue la clase de partidos donde de anotar un gol tempranero, enseguida vendrían tres más. Pero el gol no llegaba. Boca jugó tranquilo, como sabiendo que por decantación el gol llegaría tarde o temprano, pero con el paso de los minutos los nervios fueron en exponencial aumento. Hasta que a falta de cinco minutos, Osvaldo convirtió el gol del alivio, y en sólo un par de minutos, Chávez anotó el segundo (confirmando lo que escribí en el párrafo anterior).
Es difícil juzgar el partido de esta tarde en San Juan. Por merecimientos, está claro que Boca hizo todo para ganar. Huracán Las Heras no llegó ni una sola vez al arco de Orión, pero... ¿acaso se le podía exigir otra cosa? Claro que no; acá la obligación era sólo de Boca.
Este triunfo traerá un poco de alivio luego de unos días tan convulsionados por la descalificación (escritorio mediante) en la Libertadores, y la derrota como local ante Aldosivi. Hoy más que nunca, esta Copa Argentina tendrá especial relevancia ya que es el atajo más corto a la Copa Libertadores 2016. Y sufrimos, pero ya dimos el primer pasó. ¡Boca despegó!

Etiquetas:

domingo, mayo 24, 2015

Se lo llevó el Tiburón

Boca Juniors 0 - Aldosivi 3

Luego del duro golpe por la eliminación copera (en un escritorio), y en una Bombonera vacía, sin público xeneize, al invicto doméstico se lo llevó el Tiburón.
Se sabía que el golpe anímico sería grande, pero Boca no jugó un mal primer tiempo. Pese a estar en desventaja antes de los 10 minutos, el xeneize creó no menos de media docena de ocasiones clarísimas de gol, incluso malogrando un penal (débil remate de Osvaldo que salió desviado). Si el primer tiempo Boca se iba en ventaja 3-1, muchos dirían que el resultado se quedaba corto.
Pero el segundo tiempo boquense fue para el olvido. Nuevamente Aldosivi golpeó primero, y a los 11 minutos ya estaba en ventaja 0-2. Y para colmo, minutos más tarde Pablo Pérez se fue expulsado, con lo que el partido se nos hizo muy cuesta arriba. Boca fue a buscarlo con voluntad, pero ya sin poder crear muchas ocasiones de peligro, salvo algún remate que pasó cerca o el cabezazo de Osvaldo en el epílogo del encuentro. Sin embargo, la visita llegó al tercero tras un horror defensivo de Monzón (de esos errores que cuestan un puesto y varios tirones de oreja).
El futuro de Boca es una incógnita, y uno no sabe si quedarse con el primer tiempo o con el segundo. Es hora de rearmarse, definir un equipo titular y dejar lo que pasó en la Libertadores de lado, porque si no reaccionamos a tiempo pondremos en serio riesgo no el campeonato en sí, sino la lucha del mismo.

Etiquetas:

domingo, mayo 10, 2015

Salvó el invicto, pero no despegó

Independiente 1 - Boca Juniors 1

Boca fue a Avellaneda con un equipo alternativo pensando en el superclásico copero del próximo jueves, y a sabiendas de lo difícil que suponía ser el partido, me quedó un sabor amargo en el resultado final. Por un lado, reconocer que no fue el mejor rendimiento xeneize y que por momentos sufrimos mucho en defensa; pero por otro lado, en situaciones de gol estuvimos bastante equilibrados con los locales, pero las dos últimas, ya en tiempo de descuento, fueron clarísimas en nuestro favor.
Boca arrancó dominando los primeros minutos, pero en una contra Independiente nos vacunó. Y de ahí en más, el Rojo se agrandó y generó un par de situaciones de peligro donde Sara tuvo intervenciones importantes. Pero a falta de 10 minutos para el cierre de la primera mitad, Burdisso de cabeza puso el 1-1.
Ya en el complemento, el encuentro siguió equilibrado, con más dominio y llegada de los locales, pero con un Boca al que nunca se lo puede dar por muerto. Tal es así que la expulsión a Mancuello nos permitió cerrar el partido generando dos situaciones netas de gol, donde Meli y Burdisso (nuevamente) por muy poco no pudieron sellar los tres puntos. Y como si fuera poco, aún con un hombre de menos, la última chance fue para Independiente, donde Sara respondió nuevamente bien.
Fue empate. Salvamos el invicto en un partido que se suponía complejo, con suplentes, y en donde por momentos fuimos superados. Pero también pudimos ganarlo sobre el final, lo cuál hubiera significado un despeje y poder aprovechar los empates de San Lorenzo y River.

Etiquetas:

jueves, mayo 07, 2015

Delfino y otro robo calificado

River Plate 1 - Boca Juniors 0

Como buen hincha de Boca, no me considero llorón. Pero tampoco me gusta que me tomen por idiota. ¿Cómo calificar un partido donde aún el propio Lamolina (con su siga siga) hubiera no menos que expulsado a 4 jugadores de River por patadas descalificadoras? ¿Cómo no hablar de lo que hubiera pasado si...?
Minuto 12 del primer tiempo: tremenda entrada de Vangioni a Gago que era para roja directa. Al menos para todos, menos para Delfino. Luego, Funes Mori con su patada voladora al pecho de Pablo Pérez, y el árbitro, al lado, le muestra amarilla. O sea, ¿¡vio la infracción y fue sólo amonestación!? Más tarde llegaría el turno de Sánchez y su trompada desde atrás a Gago. ¡Sí, una piña! Delfino estaba de espaldas, pero el asistente, bien gracias. Y sobre el final, ya con el partido 1-0, decide expulsar correctamente a Teo Gutiérrez por su criminal patada, pero cuando el marcador ya estaba sentenciado.
Analizar un partido así es complicado de movida. Porque no puedo decir de lo que hubiera pasado si, y debo decir de lo que pasó sin. Pero está claro que no fue la mejor noche xeneize.
Dentro de lo que fue un partido parejo, los plumáceos fueron superiores, sobre todo en el primer tiempo. La clave fue su doble 5 (paladar negro, jaja), la presión, y lo que dije antes: moler a patadas al rival con la complicidad arbitral. Pero el dominio de River no se tradujo en chances claras de gol.
En el arranque del complemento nomás, Boca perdió una gran parte de la serie al Calleri desperdiciar su mano a mano. En ese lapso se vio lo mejor del conjunto boquense, que se mostró superior por un cuarto de hora, hasta que el partido volvió a tornarse parejo. Estaba para cualquiera, pero Gago dio un mal pase atrás y llegó el polémico penal de Marín a Gonzalo Martínez. ¿Fue penal? ¿No fue primero falta de Martínez a Marín? Mmm... Cuestión que poco le importó a Carlos Sánchez, y así la serie quedó 1-0 para los cubiertos de plumas.
Hablar con el diario del lunes es fácil, pero con el resultado puesto creo que el Vasco debió poner a algunos hombres con más experiencia (Peruzzi por Marín, Carrizo o Chávez por Pavón, Osvaldo por Calleri). Lo concreto es que se viene una revancha complicada por el hecho de no haber marcado como visitante y tener menos resultados a favor. Habrá que salir a ganar, pero sin descuidar el arco propio. Pero Boca está vivo... ¡y el próximo jueves nos los tenemos que comer crudos!

Etiquetas:

domingo, abril 05, 2015

En Globo, hasta lo más alto

Huracán 0 - Boca Juniors 2

Boca ganó, mantuvo el invicto, la valla en cero y de yapa llegó a la cima del torneo tras la derrota de San Lorenzo. No fue un partido brillante del xeneize, y por momentos el equipo bajó el nivel en el segundo tiempo, pero la victoria fue por demás justa y el equipo golpeó en los momentos justos. ¿Qué más se puede pedir? ¡Seguir por este camino!
En la primera etapa Boca tuvo argumentos como para justificar la victoria parcial que llegó de los pies de Meli tras un buen pase de Osvaldo. Si bien no vimos un derroche de fútbol u ocasiones de peligro, Boca tuvo mayor y mejor posesión del balón, atacó con más decisión y se mostró firme en el fondo, más allá de algunas dudas entre el Cata y Sara. Y en el complemento, los dirigidos por el Vasco aflojaron en su intensidad al promediar la segunda etapa, lo cual le dio esperanzas a los quemeros que a esa altura sólo caían por un tanto de diferencia. Sólo un gol de Boca nos tranquilizaría y ahuyentaría los fantasmas del partido ante Colón, donde se nos escaparon dos puntos de manera increíble. Y aunque hubo que esperar hasta el final, el segundo tanto de Meli valió para confirmar una victoria que debimos haber sellado mucho antes.
Sin brillar, hoy ganamos con justicia y por momentos se vio un buen manejo de balón, mucha presión y una defensa sólida en los uno contra uno. Buen partido de Meli, Erbes y de Peruzzi, que cada vez se afianza más en su lateral. A seguir trabajando en los baches, normales por cierto, donde el equipo suele caer. Mantener los momentos de buen fútbol los 90 minutos es imposible, pero corrigiendo pequeñas cosas y siguiendo por este camino el equipo se seguirá consolidando en su lucha doméstica e internacional. ¡Felices Pascuas! ¡La casa está en orden!

Etiquetas:

viernes, abril 03, 2015

¡Felices 110!

110 años de pasión... ¡Feliz cumple, Boca!

Etiquetas:

domingo, marzo 29, 2015

El León comió pasto

Boca Juniors 3 - Estudiantes 0

Tras la contundente victoria de esta tarde, no sólo nos acercamos a la cima del torneo, sino que además despejamos algunos fantasmas que estaban apareciendo por una merma en los últimos partidos. En los papeles, el de hoy fue el rival más complicado que enfrentó Boca en lo que va del año... aunque muchos me dirán que con el Pincha tenemos la paternidad más grande del fútbol argentino.
Claro que el partido no fue un trámite, sobre todo en los minutos iniciales. Porque más allá de que Estudiantes avisó con un cabezazo en el palo, el planteo visitante fue claro: ensuciar el partido y quitarle ritmo a Boca. Y sólo les sirvió hasta que el Pichi Erbes, figura excluyente del encuentro, abrió el partido con un golazo desde fuera del área. Encima, a los pocos minutos y aún con las gargantas calientes, pudimos gritar el segundo tanto boquense, en este caso anotado por Osvaldo en su arco predilecto.
El partido ya estaba chivo por los cruces entre Desábato y Damonte contra Osvaldo, quien le ofreció pasto al defensor platense tras recibir, seguramente, alguna provocación. ¿Queda claro quién ganó el duelo, verdad? Pero no sólo eso, sino que ya 2-0 arriba, en el arranque del complemento el Pincha se quedaría con dos jugadores menos, tras correctas expulsiones por una doble amonestación (agarrón desde atrás) y un codazo artero. Estudiantes, el decano del anti-fútbol, ya no tendría argumentos para molestar a un conjunto xeneize que, cambios mediantes para cuidar jugadores, se floreaba en la cancha a placer. El tercero llegó de los pies del pibe Franco Cristaldo, y aunque pudieron ser más, Boca aflojó el pie del acelerador y cuidó un resultado y su propio resto físico.
Con actuaciones como la de hoy será difícil no ilusionarse, pero hay que ir despacio porque el camino hacia el torneo local y a la Libertadores es muy largo (incluso, con interrupciones por la Copa América). Pero desde ya, estamos en el camino indicado.

Etiquetas:

domingo, marzo 22, 2015

Partido Bueno

San Martín (San Juan) 1 - Boca Juniors 1

Está claro que el título referencia a la grave lesión de Carlos Bueno tras el choque con Agustín Orión, porque el xeneize jugó sin lugar a dudas el partido más flojo de todo el 2015. Antes de comenzar con el análisis, le deseo una pronta recuperación a Bueno, quien supo defender nuestros colores tras un breve paso algunos años atrás. Y la polémica ya está instalada: ¿hubo mala leche de Orión o fue una simple jugada accidentada? Yo me inclino claramente por la segunda opción, pero no es de extrañar que durante toda la semana los medios de comunicación plumáceos aviven el tema.
De arranque nomas, San Martín salió con todo y nos metió contra un arco. Fueron unos minutos donde el partido se jugaba en campo xeneize. Pero en la primera que avisó, Boca casi convierte (Pachi Carrizo se perdió un gol increíble). Y en la segunda, no hubo perdón: clarísima mano que derivó en un penal muy bien ejecutado por Osvaldo.
Tras el 0-1 a favor, se vio lo mejor del xeneize. Pero fue sólo una ráfaga de minutos, que incluyó un cabezazo en el palo del Cata Díaz y poco más. El resto, todo del conjunto local que merecía a esa altura un poco más de suerte.
Yo pensé que en el complemento el Vasco tendría la chance de cambiar las cosas (como contra Zamora), pero el segundo tiempo boquense fue aún peor que el primero. San Martín llegó al empate, y suerte que tras la expulsión de Orión (infracción + fractura a Bueno), al toque el local también se quedó con 10 hombres. Así y todo, 10 contra 10, el verdinegro estuvo mucho más cerca de la victoria que un Boca desconocido.
No es para encender una alarma anaranjada, pero si un llamado de atención: hoy se jugó muy mal. Los resultados siguen siendo más que positivos, pero habrá que aceitar mucho aún a este conjunto, que sabido está, potencial le sobra.

Etiquetas:

miércoles, marzo 18, 2015

Dos cambios bien chéveres

Zamora (Venezuela) 1 - Boca Juniors 5

¿Cómo explicar y convencer a la gente de que un equipo que ganó por 5 a 1 en un partido de Copa en condición de visitante tuvo un desempeño por demás flojo? Difícil, por cierto. Pero la realidad es que Boca hoy jugó dos partidos. O mejor dicho, uno solo. Porque en el primer tiempo el equipo pareció no salir a la cancha. Los jugadores xeneizes salieron con mucha liviandad, a ver qué pasaba y fueron espectadores de lujo. Zamora, con poco y nada, se fue a los vestuarios en ventaja (con un gol con la mano, es verdad, pero también con un cabezazo en el travesaño). Sin embargo, ya en el segundo tiempo y con Colazo (por Monzón) y Castellani (por Cristaldo) en cancha, se vio a otro Boca, con movilidad, hambre y energía. Y así fue que casi sin despeinarse, nuestros jugadores anotaron cinco goles que pudieron ser muchos, pero muchos más de haber estado Calleri más afilado.
No me invade una sensación de alegría desbordante por esta goleada. ¿Saben por qué? Porque si analizo lo endeble del rival, me doy cuenta de que regalamos un tiempo entero y que en Copa Libertadores, ya en la serie de mano a mano, un partido flojo te deja afuera del torneo.
Nunca lo sabremos, pero creo que la clave estuvo en la charla del Vasco en el entretiempo, y en los aciertos de los cambios al poner a Colazo y Castellani por Monzón (flojísimo partido) y Cristaldo (no gravitó nunca). Tan grande habrá sido el lavado de cabeza, que en menos de dos minutos Boca ya peloteaba al Zamora y tardó muy poco en torcer las acciones. Martínez por duplicado, Chávez y Colazo también por duplicado (¡dos golazos!) fueron los goleadores de turno. Y Calleri, pese a fallar numerosas ocasiones de gol, hizo un buen partido en la delantera (asistiendo, corriendo y siempre obligando).
Remontada, goleada y clasificación. Pese a lo endeble del rival (y que terminó jugando con un hombre de menos), es rescatable el segundo tiempo pero por sobre todas las cosas, habrá que recordar el primer período, porque en una fase más avanzada, con esos 45 minutos hipotecamos la serie.

Etiquetas:

sábado, marzo 14, 2015

Boca tuvo Defensa y Justicia

Boca Juniors 2 - Defensa y Justicia 1

Tan importante como trabajada resultó la victoria de esta tarde ante un duro escollo como lo fue el Halcón de Varela. Está bien que Boca tenga un muy buen plantel, pero... ¿no se pensarán que todos los partidos de local van terminar en goleada, verdad?
Hoy no fue el mejor partido del xeneize, en parte por el planteo del equipo visitante y en parte porque, a mi entender, en el segundo tiempo se notó la factura de la acumulación de partidos en algunos jugadores que estaban agotados.
Defensa y Justicia salió a jugarnos de igual a igual, y a presionar bien arriba. Eso hizo que Boca no tenga libertades para salir jugando, pero sin embargo el equipo mostró un buen criterio para manejar el balón cuando lo tuvo. El primer tiempo fue parejo en varios pasajes, pero los dirigidos por el Vasco fueron muy efectivos para sacarle jugo a las pocas llegadas. El Cata Díaz abrió el marcador de cabeza tras un magistral centro de Lodeiro. ¡Boca abrió un partido chivo usufructuando la pelota parada! Y luego, también de cabeza, Daniel Osvaldo fusiló al arquero tras un centro del pibe Palacios.
Boca salió a jugar el segundo tiempo dispuesto a liquidar el pleito. Y si anotaba el gol que mereció, capaz el partido se encaminaba hacia una goleada. Pero el arquero visitante le tapó un tremendo remate a Lodeiro y luego Gago no estuvo fino al cabecear un centro. Sin embargo, esta vez, el complemento terminó obligando a nuestros muchachos a ponerse el overol y defender un resultado de una manera que nadie hubiera imaginado. Cerca de los 15 minutos Sánchez Sotelo descontó para la visita, y de ahí en más el equipo tuvo que defenderse como pudo, mermado físicamente, ya sin Gago ni Peruzzi en cancha (lesionados), y con un Palacios en una sola pierna, quien no salió tan solo porque ya se nos habían agotados los cambios.
Los últimos minutos fueron para el infarto. A Defensa le anularon un gol (bien anulado) por offside, y luego tuvo un par de situaciones que pudieron haber significado un injusto empate. El xeneize, agotado y con un Palacios al borde del desgarro, tuvo chances de contras pero falto energía y justeza para sentenciar el partido. Y así se llegó al final, con un Boca defendiendo pero manteniendo con justicia los tres puntos en casa.
Para cerrar, mencionar que Peruzzi mostró cosas interesantes en su debut (hasta que salió lesionado), y que según mi criterio, ahora el Vasco deberá apelar más que nunca a la rotación, porque hoy el equipo evidenció el desgaste de la acumulación de partidos.

Etiquetas:

miércoles, marzo 11, 2015

Sacale una foto

Boca Juniors 5 - Zamora (Venezuela) 0

"Mirá, mirá, mirá, sacale una foto..." y los muchachos se lo tomaron literal. ¿Era para tanto? En pleno auge de las selfies, Osvaldo y compañía no tuvieron mejor idea que festejar la cuarta conquista xeneize con una foto grupal con el público de fondo (algo similar al festejo de Totti en la Roma, sólo que en este caso comunitario). La polémica se abrirá, porque a algunos les parecerá inofensivo y otros no compartirán este tipo de festejos. ¿Se imaginan algo similar ante un equipo argentino, en lugar de venezolano? ¡No termina el partido! En mi opinión, no hubo falta de respeto en el festejo, y es bueno reflejar la unión grupal, pero creo que estuvo de más por el solo hecho de que el mundo del fútbol hablará más de cómo se festejó un gol en lugar de cómo jugó el equipo, con el riesgo de que nos tilden de agrandados. En mi humilde opinión, hay que bajar un cambio y evitar todo lo que la prensa quiere instalar acerca del favoritismo de Boca, del equipo de lujo y la mar en coche. Tenemos que ser inteligentes dentro y fuera de la cancha, para sobrellevar la lógica presión de un equipo que se reforzó para ser campeón.
En cuanto al partido, poco para comentar. Boca fue una aplanadora desde el comienzo, teniendo a Meli como la figura de la cancha. El propio Meli abrió el marcador, luego llegó el debut en las redes de Lodeiro y antes de que finalice la primera etapa el Pachi Carrizo anotó un gran gol para el 3-0 parcial. Ya en el complemento, Osvaldo anotó el famoso 4-0 (con foto grupal) y el quinto tanto de penal. Pero yo no me quedaría ni con la foto ni con los dos tantos de Osvaldo, sino con todos los goles que se perdió. Y no por este partido, sino pensando en otros donde los rivales sean más exigentes y nos obliguen a mejorar la eficacia (rubro en el cual el xeneize hoy no aprobó, si contamos la cantidad de goles despilfarrados).
El próximo paso será ante este mismo rival, pero en condición de visitante. Una victoria en tierras venezolanas nos dejará prácticamente en octavos de final, así que a por ellos.

Etiquetas:

domingo, marzo 08, 2015

Zombis en Santa Fe

Colón 1 - Boca Juniors 1

Dicen que los zombis no son ni más ni menos que muertos resucitados, y eso es lo que logró la falta de puntería xeneize esta noche en Santa Fe: que un equipo que estaba prácticamente liquidado reviva por el sólo hecho de perdonarle la vida una y otra vez.
El primer tiempo de Boca fue de lo mejor del campeonato. Es más, a pesar de un bajón en ciertos pasajes del complemento, me animo a decir que hoy Boca jugó el mejor partido (oficial) del año, y sin embargo terminó siendo el primero donde dejamos puntos en el camino. ¿Cómo se explica? Simple, nos perdimos decenas de goles hechos, y en un ataque aislado nos embocaron el 1-1.
Sin dudas, estos puntos perdidos duelen, más que nada por lo que fue el desarrollo del encuentro. Porque antes del partido, y a pesar de que tenemos la obligación de salir a ganar (y hacerlo) en todas las canchas, la de Colón implica siempre una aventura de alto riesgo. Pero hoy tuvimos el partido servido en bandeja. Sólo pudimos convertir un gol a través del Burrito Martínez, nos anularon otro por supuesta falta de Lodeiro (mmm...), pero despilfarramos decenas de oportunidades. Calleri, Lodeiro, Palacios y en los últimos minutos Osvaldo por triplicado se perdieron chances que bien pudieron valernos los 3 puntos. Y Colón, que sólo se animó durante un puñado de minutos donde Boca mermó un poquito, se llevó un premio hiper exagerado pero indiscutible (los goles hay que hacerlos, no merecerlos).
El torneo es muy largo y algún día tocaría no ganar, desde ya. Pero da bronca que sea hoy, tras el partido que hicieron nuestros muchachos. Porque si hubieran jugado mal, vaya y pase, pero... ¡Ya está! A aprender la lección y mejorar la puntería, porque después de todo, este sigue siendo el camino.

Etiquetas:

domingo, marzo 01, 2015

Tres al hilo

Boca Juniors 1 - Atlético Rafaela 0

Tercera victoria en tres partidos, en lo que representa un arranque perfecto del xeneize en el torneo doméstico. Aunque a decir verdad, por cómo venía el rival y sobre todo por cómo se dio el partido (Rafaela en desventaja y con un hombre menos en cancha), el 1-0 fue muy exiguo y podemos criticarle al equipo no haber rematado el encuentro en el complemento (no digo golear, pero sí al menos cerrar el partido).
El primer tiempo xeneize no fue bueno. Atlético Rafaela llegó con claridad un par de veces y fue Sara el gran responsable de que nuestra valla quedara en cero. Sin embargo, Boca tiene muchas variantes y cuando ataca lastima. Tal fue el caso del gol de Calleri, que llegó por una magistral asistencia de Lodeiro a Carrizo para que éste lanzara un centro perfecto para el nueve de turno.
Ya en el complemento, y sobre todo luego de la expulsión de un hombre visitante, todo fue a pedir boquense. Boca tuvo varias situaciones, pero siempre nos faltó la puntada final. Y aunque no se puede decir que pasamos muchos sofocones, un gol de ventaja no es ventaja y tuvimos que contar los minutos para poder liberar un festejo muy ansiado. No se pudo golear, pero se ganó, se dejó el arco propio en cero, mantuvimos la punta y seguimos con puntaje ideal.

Etiquetas:

domingo, febrero 22, 2015

El que quiere Celeste...

Temperley 0 - Boca Juniors 2

¿Que le cueste? ¿Que defienda? ¿Que haga goles? ¿Que no se expulse? Completen el título como quieran, amigos. Pero lo importante es que hoy se ganó un partido complicadísimo y luego de varios años Boca arrancó un campeonato con dos victorias en igual cantidad de encuentros.
Si alguno piensa que por tratarse de un torneo largo con 30 equipos habrá muchos partidos más accesibles respecto a los torneos anteriores, se equivoca. La motivación de enfrentar a Boca es suficiente como para que todos los rivales quieran jugar el partido de sus vidas ante nosotros, y en muchos casos, como el de hoy sin ir más lejos, habrá que intentar jugar en canchas en pésimo estado que hasta hace muy poco hospedaban a equipos de la B Metropolitana,
Temperley le ofreció mucha resistencia al xeneize en el arranque del partido. Los jugadores celestes mordían en toda la cancha y proponían un juego muy áspero, con mucha fricción. Y por momentos, Boca se sumaba en esa lucha. De todas formas, tuvimos nuestras chances de gol, hasta que la apertura llegó tras un penal a Meli que el Burrito Martínez pidió patear y convirtió.
La victoria de Boca era justa, y el partido estaba a nuestro pedir, porque ahora los locales deberían salir a buscar el empate y los espacios podrían aparecer. Pero llegó una jugada clave: Orión, de muy buen desempeño hasta ese momento, se hizo expulsar infantilmente al amagar un cabezazo (que no concretó, pero que tras la simulación del delantero gasolero derivó en una roja a nuestro arquero). ¡No se pueden cometer estos errores si queremos salir campeones!
En el segundo tiempo nació un nuevo partido, con un Temperley en supremacía numérica. Y por las circunstancias, Boca debió aguantar y fue todo del local. Por momentos, los del sur merecieron el empate, pero para nuestra fortuna, Sara, reemplazante de Orión, mostró una gran seguridad y tapó dos pelotas de gol increíbles.
No se pudo dar el ansiado debut de Osvaldo, ya que los cambios fueron para preservar el resultado (con total lógica). Y cuando expiraba el partido, en una de sus tantas y solitarias corridas, Calleri metió un golazo de sombrerito, tras un delicioso pique ante la salida del arquero local. Era el 0-2, y partido cocinado.
Boca ganó un partido por demás complicado, y créanme que los dos goles de diferencia no reflejan para nada el trámite del partido. Andrés Cubas fue la figura excluyente del encuentro: impresionante partido del juvenil mediocampista. También jugaron un gran partido Meli, el Cata Díaz y Calleri (omitiendo al ya mencionado Sara).
Semana ideal: tres victorias y arranque ganador en la Copa y el torneo doméstico. No me pellizquen que quiero seguir soñando.

Etiquetas:

domingo, febrero 15, 2015

El goleador menos pensado

Boca Juniors 3 - Olimpo 1

Boca empezó con el pie derecho un año donde tendrá, más que nunca, la obligación de ganar un título para agigantar su historia. Se sabe que Boca siempre es candidato y debe ser protagonista, pero en pleno año electoral, el xeneize se reforzó con grandes jugadores y la presión por ser campeón será gigante, no sólo interna sino externamente (la prensa, la contra, el mundo del fútbol, etc.). Esperemos que el Vasco y sus dirigidos la sepan sobrellevar, y puedan aprovechar un plantel tan grande y con tantas variantes en el estreno de los campeonatos largos (o gigantes, con 30 equipos), lo cual le dará margen a todos los que disputen la Copa Libertadores a focalizarse en ella, con el plus de que en el segundo semestre se podrá retomar el foco en el campeonato doméstico.
El triunfo de esta tarde fue justo y lógico, pero no sencillo. El ingreso de Sebastián Palacios fue clave para destrabar el 1-1 parcial y encaminar a Boca hacia un triunfo que ya se estaba poniendo en discusión.
Luego de un primer tiempo con pleno predominio xeneize, y tras el 1-0 de Gago desde los 12 pasos, Olimpo intentó atacar (algo que no había hecho desde el pitazo inicial) pero Orión pasaba una tarde tranquila, salvo por los centros o pelotas al área. Los de naranja (sí, me refiero a los jugadores bahienses con una vestimenta para nada típica) ganaban en todos los centros y lo que ya era en una alerta amarilla se convirtió en roja tras el empate de Jonathan Blanco a pocos minutos del cierre de la primera mitad. ¡Increíble! Lo que venía siendo un más que correcto partido se complicaba en un abrir y cerrar de ojos.
En el segundo tiempo Boca volvió a salir como en el arranque, con la obligación de atacar y hacer un gol que volviera a abrir el partido. Los minutos pasaban y el conjunto boquense no podía vulnerar a un equipo visitante defendiéndose a como diera lugar (con armas dignas, claro está). Hasta que llegó una jugada que cambió el partido: una tremenda atajada de Orión en la única llegada de Olimpo, que fue nuevamente tras un tiro de esquina. Lo que hubiera sido el 1-2, se mantuvo en empate y con eso respiró todo el pueblo xeneize. Y pronto, del 1-2 se pasó al 2-1, tras una mala salida de Nereo Champagne y una tremenda definición del pibe Palacios. Y para tranquilidad de nuestros corazones, el propio Palacios sentenció el 3-1 tras un buen desborde y centro del Pachi Carrizo.
Boca tuvo el debut soñado, con el goleador menos pensado. Porque en un plantel tan amplio donde sobran delanteros (Osvaldo, Chávez, Calleri, Gigliotti, Martínez, etc.), los goles llegaron por un juvenil que quedó en el plantel tras la lesión de otro (Pavón).
Si bien hay cosas por mejorar (sobre todo los centros, tiros de esquina o pelotazos que llegan a nuestra área), el equipo redondeó un buen partido y venció con autoridad a un Olimpo que, a esta altura, aún no sabemos qué medida puede ser. Pero se vendrá pronto una maratón de partidos y el debut copero, con lo cual podremos ir viendo en las próximas semanas para qué está el equipo. Nombres hay. Excusas, no puede haber.

Etiquetas:

miércoles, enero 28, 2015

Libertadores, allá vamos

Boca Juniors 1 - Vélez Sarsfield 0

Curiosa la situación de este partido desempate para determinar quién fue el mejor de la temporada pasada y así abrochar su pasaje a la Libertadores 2015. Porque tanto Boca como Vélez finalizaron con la misma cantidad de puntos, pero un reglamento poco claro, o quizás el buen asesoramiento de los dirigentes xeneizes, hicieron que este partido dirima el cupo en cuestión. Pero más curioso fue el tema que si Boca perdía, tendría la chance de jugar un repechaje, pero de vencer (como ocurrió), los de Liniers lo mirarían por la tele y sería Estudiantes quien se gane el derecho de tal partido.
El Vasco hizo una buena lectura en el arranque del año: al margen de los amistosos contra River, este encuentro, en el medio de ambos clásicos, era el más importante y para el cual había que llegar aceitados.
El conjunto boquense redondeó un buen partido; tal es así que el resultado, a mi entender, se quedó bastante corto. Nicolás Colazo marcó un verdadero golazo desde afuera del área cuando restaban 10 minutos para el cierre de la etapa inicial. Luego Meli se perdió de cabeza el segundo, y el Fortín tuvo la única clara en todo el partido: un remate en el palo del Asad junior.
En el complemento Boca no mostró fisuras en el fondo y los de Liniers no llegaron nunca con peligro. Sólo hubo situaciones de gol en favor del conjunto auriazul, pero la falta de puntería hizo que tuviéramos que esperar nerviosos el final (un sólo gol de diferencia no es diferencia). Para colmo, Andrés Chávez se hizo expulsar infantilmente, pero por fortuna la misma suerte corrió un juvenil velezano minutos después (la roja a Somoza ya fue en el epílogo).
¡Gran triunfo para abrochar el pasaje copero! Teníamos la entrada, nos faltaba el check-in. Ya despachamos los equipajes y a Vélez... ahora es cuestión de subirse a bordo de la ilusión.

Etiquetas:

domingo, diciembre 07, 2014

Un cierre a cancha llena

Boca Juniors 0 - Gimnasia 2

Se terminó un año complicado, con otra derrota de local, pero a cancha llena y con un motivo para estar orgullosos: nosotros. Sí, nosotros, la hinchada de Boca, el verdadero Jugador 12, llenando el estadio, apoyando, celebrando aunque más no sea el hecho de ser bosteros, y sin putear ni tirar maíz.
Difícil analizar el partido de hoy sin aislarse del contexto. Porque por más que uno diga que la camiseta de Boca obliga y que siempre se juega por algo, el 2014 ya nos había sentenciado a culminar el año sin mayores festejos.
Gimnasia pegó en los momentos justos. Primero aprovechó un mal despeje de Marín (al centro, dejándola servida) a los 10 minutos de la etapa inicial, y luego, a segundos de comenzado el complemento, sacó ventaja de una defensa xeneizes totalmente dormida. Boca tuvo mayor posesión del balón, pero pese a contar con algunas situaciones de peligro, no redondeó para nada una buena faena.
Lo que pasaba en las tribunas no tenía relación con lo que contagiaba el equipo en la cancha. El hincha alentó, gritó por los colores, desplegó un arsenal de pirotecnia (a rezar que no se venga otra sanción)... ¡les aseguro que cualquier desprevenido juraría que Boca estaba saliendo campeón!
Y sí, que distintos somos, gallina. Por eso, gracias por el esfuerzo, que no alcanza porque esto es Boca, pero a dar vuelta la página y dejar el alma en la cancha por estos colores, como nosotros lo hacemos alentando en las tribunas.

Etiquetas:

domingo, noviembre 30, 2014

Boca reaccionó y Lanús se quedó sin campeonato

Lanús 2 - Boca Juniors 2

Se sabía: el de hoy era un partido muy difícil de jugar por el golpe anímico que significó la eliminación de la Sudamericana a manos plumáceas. Además, Boca entró a la cancha conociendo las victorias de Racing y River, con lo cual la utopía del campeonato ya no era factible. Pero Lanús sí sabía que quedaría expectante con una victoria, igualando la línea de River y quedando ambos a dos puntos de la Academia a falta de una fecha.
Si alguno pensó que Boca le regalaría los puntos al Granate para que River tenga otro escollo más en caso que Racing sucumba de local en la fecha final, se equivocó. Aunque recién en los últimos 15 minutos del partido se pudo refutar la hipótesis anterior, porque el primer tiempo xeneize fue un desastre. Al minuto de juego, pelotazo largo y un Lautaro Acosta sin oposición encaró a Orión y definió a un costado para poner el 1-0 desde el vestuario. En cada ataque, Lanús insinuaba estar más cerca de marcar el tercero que el segundo, hasta que en el cierre de la primera mitad, nuevamente Lautaro Acosta la empujó para aventajar al local por dos goles.
Abro paréntesis. Lautaro Acosta... la recalcada vagina de tu progenitora (por no decir la concha de tu madre)... ¡en Boca no hiciste un puto gol en 29 partidos! Cierro paréntesis.
En el complemento, el xeneize mostró una mejor imagen. No creo que simplemente haya sido mérito de las palabras del Vasco en el vestuario: peor no se podía jugar, así que con muy poco alcanzaría. Pero el clic se dio cuando entraron Luciano Acosta y Franco Cristaldo, quienes le aportaron frescura y dinamismo al equipo. Revertir o empatar las acciones parecía una utopía, pero en una jugada aislada, Insúa logró anotar el descuento y lo que parecía una victoria holgada se empezó a poner en tela de juicio. Para colmo del local, Silvio Romero erró un gol hecho y los hinchas granates que ya estaban pensando en el partido con Ñuls temblaban de miedo. Y como dice el refrán: el temor atrae lo temido. A falta de dos minutos, un desborde de Luciano Acosta y la aparición de Jonathan Calleri dejaron a Lanús sin campeonato.
Boca dejó una pésima imagen en el primer tiempo, pero al menos mostró orgullo para revertir las acciones en el complemento, de la mano de algunos pibes. Fue bueno lo de Cubas, Luciano Acosta, algunos momentos de Carrizo, Calleri y las intervenciones de Orión. Flojísimo lo de Gigliotti, el Chiqui Pérez y Castellani.
Todavía falta para el 2015 pero si queremos pelear la Copa Libertadores y el nuevo campeonato largo, necesitamos jugadores de jerarquía. ¡Basta de mediopelos! ¡Basta de apuestas! Para eso tenemos las inferiores que tenemos. Los nombres que lleguen tienen que tener un peso específico propio que haga que ponerse la de Boca no les quede gigante.

Etiquetas:

Simplemente, B

Sí, serán días duros. Nunca es lindo perder y los plumáceos lo festejarán como si le hubieran ganado el Mundial de Clubes al Real Madrid (una utopía; ya sabemos que RiBer sólo le ganó finales intercontinentales a rivales con poca historia).
Pero la respuesta a cualquier cargada es simple y alcanza con una letra: B.



Durante el partido, un drone sobrevoló el Mudomental y le recordó a los plumáceos a través de una bandera por qué somos tan distintos. Esa mancha no se borra nunca más. Y para que tampoco se la olviden, te propongo que en estos días, ante la primera cargada, les recuerdes a nuestros hijos:

Etiquetas:

jueves, noviembre 27, 2014

Un dolor Monumental

River Plate 1 - Boca Juniors 0

Boca quedó eliminado de la Sudamericana y es muy difícil explicar las sensaciones. Por un lado, dolor. Pero no por la derrota y eliminación a mano de nuestros eternos hijos; sino más bien porque mi parecer es que el partido lo perdemos nosotros y no lo ganan los plumáceos. Y por otro lado, impotencia. Impotencia de ver que regalamos un penal, que fallamos 5 situaciones netas de gol en el primer tiempo, pero que el segundo tiempo no lo salimos a jugar (o al menos, a pelear).
Alguno podrá decirme "¿viste?, el 0-0 en la ida no fue negocio". Claro, siempre es mejor ganar. Pero claramente no quedamos afuera por el empate sin goles en la Bombonera. Quedamos afuera por no haber podido convertir goles en el Mudomental, habiendo tenido varias chances, y encima, sin haber jugado bien. Es decir, jugando mal, con lesionados y con todos los contratiempos que se imaginen, nos perdimos goles hechos, y las gallinas llegaron una vez y se encontraron con un gol de casualidad (Vangioni pateó al arco, le salió centro y le quedó justa a Pisculichi, quien hizo un gol similar al que nos convirtió jugando para Argentinos Juniors).
El partido lo podemos dividir en dos. Aquí va un ensayo de resumen...
Primer Tiempo: Penal para Boca a los 14 segundos (sí, leyeron bien: 14 segundos). Toma el balón Gigliotti (titular a último momento por la lesión de Chávez). Luego de discusiones y láser mediante, toma carrera, apunta y le regala una masita a Barovero. ¡¿Cómo vas a patear un penal así, Puma querido?! ¡Rompele el arco, hermano! Pero así y todo, el xeneize tuvo 4 chances clarísimas de gol: un remate de Carrizo donde el propio Puma no aprovecha el rebote de Barovero, un gol MAL anulado al propio Gigliotti, un cabezazo apenas desviado de Calleri y otro cabezazo del Puma que se fue besando el palo. River llegó dos veces, y una fue gol.
Segundo Tiempo: Réplica del partido de ida, pero con el local teniendo varias situaciones de contra y un Boca tibio que sólo tiró pelotazos y quedó totalmente partido en la cancha. ¡Ni una situación de gol generó Boca en el complemento! Justo cuando más se esperaba que aparezca el equipo.
Se terminó el año, amigos. Y de la peor manera. Sólo resta ganar los dos partidos pendientes del torneo para terminar lo más arriba posible y velar porque no pasen muchos años para volver a ver un equipo boquense competitivo, con nombres y hombres a la altura de lo que es nuestro club. No tengo palabras de reproche para los jugadores: entiendo que con sus limitaciones dieron todo lo que tenían. Pero no alcanzó y no alcanza: esto es Boca. Basta con repasar de memoria el once titular de los años 1998/1999 y compararlo con este plantel, para medir la real jerarquía puesto por puesto, y quizás, no ilusionarnos tanto.

Etiquetas:

domingo, noviembre 23, 2014

Rey de la B

Boca Juniors 3 - Independiente 1

Volvieron a visitarnos, luego de un largo, largo viaje. Un viaje Nacional (B), que de orgullo no tiene nada. ¿Saben de quién les hablo? ¡Adivinaron! Del Rey... de la B.



¡Y encima tuvieron el tupé de hablar en la semana sobre que vendrían a La Boca a ganar, que estaban peleando el campeonato y que harían un partido ofensivo! Hoy Boca lo ganó tan sólo con la camiseta, porque el Rojo, más que nunca, se asustó.
De arranque nomás, el Ruso Rodríguez se tardó una eternidad en rechazar una pelota y el veloz Calleri llegó a trabarle el remate y empujarla en la línea para anotar un gol tan madrugador como insólito. ¡El xeneize se puso 1-0 casi desde el vestuario! Y aunque no tuvo decenas de situaciones de gol, Boca fue mucho más peligroso en el primer tiempo que un rival prácticamente ausente.
En el complemento, Boca tuvo un bache de algunos minutos que le permitieron al Rojo empatar las acciones (es verdad, a través de un gol de otro partido) y por poco no pasar al frente cuando Mancuello, mano a mano con Trípodi, la tiró afuera. Pero la (correcta) explusión a Bellocq despertó al conjunto boquense, quien de ahí en más tomó nuevamente las riendas del encuentro.
En esta tarde de 9, el propio Calleri anotó el segundo gol xeneize tras otro error defensivo en el fondo visitante y tras la enorme generosidad del Pachi Carrizo que le dijo "tomá y hacelo". Y más tarde fue el turno de Gigliotti de cabeza, nuevamente tras una buena jugada y gran centro del ex Central.
De cara al gran partido del año, Boca cumplió con su gente, ganó un clásico y bajó de un hondazo las ilusiones del Rojo de campeonar. El único Rey de Copas vive en La Boca. ¡No se aceptan imitaciones!

Etiquetas:

jueves, noviembre 20, 2014

La Máquina de hacer faltas

Boca Juniors 0 - River Plate 0

¿Qué pasó con La Máquina de la Muñeca Gallardo? (no es un error de género: los hombres no arañan). Tras el 1-1 por el torneo local no se cansaron de hablar pavadas, asegurando que en una cancha seca y sin lluvia estaban 4 goles arriba de Boca (¿?). Pues bien, hoy no llovió, no hizo calor, la cancha estaba seca, pero RiBer no pateó ni una vez al arco, terminó con 7 jugadores amonestados y haciendo tiempo.
Fue un partido espantoso para cualquier espectador neutral. Boca tuvo más ambición, pero no arriesgó más de la cuenta sabiendo que en estas series es vital conservar el cero en arco propio cuando se juega de local. Los plumáceos se olvidaron del "fútbol champagne" y el paladar negro, y pegaron sin empacho con la complicidad de un árbitro al que le tembló el pulso y no se animó a expulsar a Vangioni a los pocos minutos de comenzado el encuentro, tras la terrible infracción que terminó dejando fuera de cancha al Burrito Martínez. Si uno hace un recuento de las situaciones medianamente claras de gol, fueron tres y todas para el xeneize.
El debate está armado y toda la semana se hablará de lo mismo. ¿A quién le queda mejor el 0-0? Por un lado, al ser Boca el local, alguno dirá que la obligación era nuestra y que no se pudo terminar ganando, con lo cual no es negocio el empate (a pesar de haber garantizado el cero). Por otro lado, RiBer ya dejó pasar la chance de anotar en condición de visitante y en el Mudomental sólo tiene un resultado que le sirve: un triunfo.
Hablar con el diario del viernes (21/11) es fácil. Yo creo que fue inteligente la premisa del Vasco de no regalarse y tratar de asegurar primero el cero en arco propio. Desde ya, Boca no jugó bien y le faltó mucho poder ofensivo. Pero la serie está abierta, y probablemente Chávez y Calleri encuentren los espacios que hoy no tuvieron cuando disputen la revancha el próximo jueves.
¡Vamos Boca, carajo!

Etiquetas:

domingo, noviembre 16, 2014

El muletto mereció mejor suerte

Arsenal 1 - Boca Juniors 1

Una verdadera lástima no habernos podido traer los 3 puntos de Sarandí. Porque a pesar de jugar con un equipo alternativo y que pelear el torneo local parece una utopía desde hace varias fechas, un triunfo nos hubiera dejado a tan sólo 4 puntos a falta de 9 en juego. Pero por sobre todas las cosas, es una lástima porque el muletto de Boca hizo méritos como para llevarse la victoria.
Como dato auspicioso, podemos resaltar que Boca presentó a algunos juveniles como Adrián Cubas (de muy buen partido), Franco Cristaldo y Leonardo Suárez. Y como cuasi escusa, reforzar la idea de que se preservó a muchos jugadores que serán titulares el jueves por el partido copero ante River, lo que hizo que nombres como Grana, Burdisso y Ledesma tuvieran sus minutos en cancha.
En el primer tiempo Boca tuvo las ocasiones más claras, pero faltó la puntada final. La más peligrosa de todas fue el remate de Gigliotti en el travesaño. El complemento empezó con el pie izquierdo tras el tempranero gol de Brahian Alemán. Pero en un par de minutos se cumplió la ley del ex y Mariano Echeverría le facturó a su pasado club.
Fueron varios los minutos que tuvo el xeneize para buscar la victoria que prolongara nuestra vida en el campeonato, pero hoy faltó peso en el área de enfrente y la falta de justeza nos dejó afuera de la discusión grande. Claro que no todo está perdido: un equipo fresco enfrentará a River el próximo jueves en lo que será un partido de 180 minutos. Y esa eliminatoria en sí, ya vale casi tanto como un campeonato.

Etiquetas:

domingo, noviembre 09, 2014

El Puma rugió más que el Tigre

Boca Juniors 2 - Tigre 0

Sin lucir, pero con total justicia, Boca venció a Tigre en un partido que sirvió más como preludio al próximo superclásico copero que para ilusionarnos con el presente campeonato que nos sigue teniendo lejos de la cima.
En el primer tiempo no hubo mucho que resaltar. Boca tuvo una opaca actuación y su rival no fue más, sino que por el contrario parecía conforme con poder llevarse un punto de la Bombonera. Sin embargo, en el segundo tiempo el xeneize salió con más ambición y los cambios potenciaron al equipo: el potente Chávez y el debut en primera del prometedor Leonardo Suárez.
Ya con otra presencia ofensiva, el equipo tuvo más profundidad y peso en el área defendida por Javier García (ex Boca, y que esperamos siga siendo ex por mucho tiempo más). Sin embargo, los dos goles fueron marcados por el delantero que fue de la partida esta tarde: el Puma Gigliotti. El primero, de penal; o mejor dicho, tras capturar el rebote de su penal mal pateado y atajado por García. Y en el segundo tanto, la suerte también jugó a nuestro favor, ya que un remate un tanto defectuoso y desviado en el camino terminó encontrando red. Pero no puedo dejar pasar por alto que si bien la suerte y Gigliotti fueron un común denominador en ambos goles, también lo fue Andrés Chávez, quien generó el penal y el desborde que terminó con la segunda anotación de esta tarde.
El título local parece una utopía, pero esperemos seguir sumando de a tres y fortalecer la localía en nuestra cancha (¡que debe seguir siendo temible!). A base de triunfos, y más allá del torneo doméstico, es importante seguir ganando confianza de cara al choque del año: un ida y vuelta por la Sudamericana que no será inocuo para los duelistas, ya que uno quedará mal herido.

Etiquetas:

jueves, noviembre 06, 2014

Cerro Bostero

Cerro Porteño (Paraguay) 1 - Boca Juniors 4

¡Contundente triunfo xeneize en tierra guaraní! Probablemente ni el hincha más optimista podía presagiar una goleada así ante un duro rival como Cerro Porteño, más aún en condición de visitantes.
El partido arrancó con todo: ataque por ataque, situación de gol por situación de gol. Ya se veía que el 0-0 estaba destinado a durar poco, y afortunadamente fue Calleri el responsable de abrir el marcador tras un gran pase de Chávez (cero egoísta).
Boca jugó los primeros 25 minutos en gran nivel, tocando, controlando al rival y generando situaciones para liquidar definitivamente la serie. Pero pasado los minutos iniciales, pareciera ser que el calor de Asunción afectó más de la cuenta las reservas de nuestros futbolistas, porque de pronto se empezaron a sentir ahogados, sin piernas y cansados más de la cuenta. Cerro llegó al empate y realmente tuvimos que contar los minutos para finalmente agradecer irnos al descanso igualados en uno.
La mano pintaba más que complicada para el segundo tiempo, ya que los jugadores boquenses se fueron al entretiempo dando muestras de agotamiento. Sin embargo, Boca hizo un planteo muy inteligente y arrancó los segundos 45 minutos sin sobresaltos, agazapado para lastimar a Cerro Porteño de contra. Fue cuestión de tener paciencia, hasta que en el primer contraataque claro, Gago le cedió un gran pase a Chávez quien definió y cuasi liquidó la serie. Y tan sólo unos minutos más tarde, el recién ingresado Gigliotti usufructuó otra contra para eludir al arquero local y poner el 1-3 en favor del xeneize. Ya cerca del final, a falta de 5 minutos, Chávez puso cifras definitivas.
Boca pudo haber hecho algún gol más (remate de Meli en el palo), e incluso alguno menos, porque el partido estuvo a punto de suspenderse luego de que hinchas locales le arrojaran todo tipo de piedras y objetos contundentes a Orión. Lo concreto es que se ganó muy bien la serie y ahora habrá que esperar al ganador de River vs. Estudiantes para conocer al rival en semifinales.

Etiquetas:

domingo, noviembre 02, 2014

La paternidad no se suspende por lluvia

San Lorenzo 2 - Boca Juniors 0

Duele reconocerlo, pero los cuervos nos ganan sólo con la camiseta. Me dio mucha bronca leer en distintos medios, previo al partido, decir que este era un clásico devaluado porque San Lorenzo tenía la mente puesta en el Mundial de Clubes y Boca ponía un equipo alternativo pensando en la revancha contra Cerro Porteño por la Sudamericana. Aún siendo verdaderas ambas sentencias, tanto para xeneizes como para cuervos este es un partido especial que nunca pasa a un segundo plano. Pero por lo visto en la cancha, nuestros jugadores no lo entendieron así.
Fue muy pobre lo de Boca, y San Lorenzo con muy poco hizo méritos para quedarse con los tres puntos. La copiosa lluvia no sirve de excusa: la cancha estuvo igual para ambos equipos (y se la bancó bastante bien).
De arranque, en poco más de un cuarto de hora, los locales tuvieron varias chances de gol que por suerte no concretaron por falta de puntería. Boca se mostró endeble y como un equipo largo, con todas las líneas muy separadas entre sí. Pero con el correr de los minutos pudo emparejar un poco más las acciones, hasta llegar al descanso 0-0.
En el complemento, un racha de 5 minutos le alcanzó al local para liquidar el pleito. Y ambos goles vinieron por el costado derecho de nuestra defensa, donde Fuenzalida y compañía fueron unos coladores. Justo en el sector más afectado de la cancha, Verón se las arregló en primera instancia para chapotear y llevarse el balón de un charco para mandarle un centro letal a Cauteruccio (que de cabeza en el área chica no perdona), y en segunda instancia para amagar y enganchar a cuanto defensor boquense hubiera, para fusilar a Orión. ¿Y los defensores? Bien, gracias.
Arruabarrena metió mano al banco y mandó a la cancha a Calleri y Acosta, pero poco pudieron hacer. El Burrito tuvo una chance a falta de 10 minutos, pero el travesaño dijo no. Una pena, porque quizás hubiera significado un envión anímico para ir en busca del empate. Lo concreto es que San Lorenzo con muy poco, pero con muy poco en serio, venció con justicia a un Boca apático con jugadores que no aprovecharon su chance para mostrarse ante el técnico.

Etiquetas:

jueves, octubre 23, 2014

¡Es para vos, Errazábal!

Deportivo Capiatá (Paraguay) 0 (3) - Boca Juniors 1 (4)

No hubo catástrofe ni tampoco nadie se tirará al Río de la Plata, mi estimado Julio Irrazábal. ¿O debería decir Errazábal? Porque tanto hablaste, y al final terminaste siendo uno de los que erró su penal en la emocionante definición que tuvo a Orión como héroe absoluto.
Boca lo hizo de nuevo. Claro está, el rival no tiene el fuste como para hablar de una epopeya a las que nos tiene acostumbrados nuestra escuadra. Pero en un partido de Copa, y habiendo perdido de local (con el plus del gol de visitante), no deja de ser loable que los muchachos fueron a tierras guaraníes a traerse el triunfo que necesitábamos para pasar de ronda. Un triunfo que fue por la mínima y que hubo que apuntalarlo en la definición por penales.
De arranque, Boca salió a demostrar que lo del partido de ida fue literalmente un accidente, y en 5 minutos tuvo dos chances claras de gol: un remate en el palo de Meli y una media vuelta de Chávez que se fue muy cerquita del palo. ¿Capiatá? Nada de nada. A esperar y tratar de embocar una contra.
El segundo tiempo arrancó 0-0, y aunque Boca jugaba confiado en que el gol llegaría tarde o temprano, los minutos pasaban y los paraguayos resistían. Hasta que cerca de los 20 minutos llegó una jugada clave: la expulsión de Velázquez. Con un hombre de más, Boca tenía todo servido como para torcer la historia y hacer los goles que nos den el pase de ronda. Y finalmente hubo que esperar hasta los 28 del complemento para que Calleri convirtiera el gol más importante desde su llegada al club. Con un cuarto de hora por jugar, todo parecía estar encaminado para otro gol boquense, pero pese a que tuvimos chances, la serie tuvo que ir a los penales.
En la definición desde los doce pasos, Orión se puso el traje de héroe. Nuestro arquero pudo enmendar los yerros del Chiqui Pérez y Nicolás Colazo, atajó dos penales, e incluso se dio el gusto de patear y convertir, lo cual sumado a las anotaciones de Gigliotti Gago y Chávez nos dio el pasaporte para los cuartos de final.
Fiel a su historia copera, Boca se trajo de Paraguay el triunfo y el pase de ronda. Ahora vendrá otro rival guaraní, pero de mayor fuste: Cerro Porteño. Esperemos aprender la lección del humilde Capiatá y tener una buena actuación en el partido de ida a disputarse en la Bombonera. Porque en el fútbol de hoy, la mística no siempre alcanza para revertir errores grandes.

Etiquetas:

domingo, octubre 19, 2014

Los cambios nos dieron una vida más

Godoy Cruz 2 - Boca Juniors 3

¡Emocionante triunfo de Boca en un partido que para los espectadores imparciales debió ser espectacular! Ambos equipos, por distintas razones, terminaron jugando un partido de ataque por ataque, golpe por golpe, donde al margen de los 5 goles hubo decenas de situaciones de peligro por banda.
Boca arrancó mejor y se puso rápidamente en ventaja con el gol de Gago desde afuera del área (con la ayuda de un ligero desvío). Los xeneizes pudieron manejar las acciones hasta llegar a la media hora de juego. El último cuarto de hora del primer tiempo fue todo para el conjunto local, que llegó varias veces hasta finalmente concretar el gol que estaba al caer (para mal nuestro). Ya a esa altura Orión había tapado buenos remates y en una ocasión el travesaño nos dio un guiño.
Para colmo, en el arranque del segundo tiempo Ayoví puso en ventaja a los mendocinos. Con la derrota parcial, Boca se estaba despidiendo del campeonato, así que el equipo fue con todo a buscar el triunfo que extienda nuestras ilusiones de campeonar. Y justamente fueron los cambios quienes hoy se encargaron de darnos otra vida más en este torneo que cada día parece vestirse de plumas. El Burrito Martínez facturó un muy buen gol (enhorabuena) tras la asistencia de taco de Calleri, y luego el propio juvenil delantero xeneize se encargó de usufructuar un magnifico pase de Gago, venciendo la resistencia del arquero mendocino luego de que éste le tapara el remate inicial.
Ahora se viene uno de los partidos más importantes del semestre, no por la jerarquía del rival sino porque no tenemos ni un mínimo margen de error. Hay que ganar en Paraguay y traerse la clasificación a cuartos.

Etiquetas:

miércoles, octubre 15, 2014

¡Media catástrofe!

Boca Juniors 0 - Deportivo Capiatá (Paraguay) 1

Se sabe que en el fútbol todo puede pasar, pero la de hoy es una de las derrotas más duras de Boca en mucho tiempo. Y no tanto por el resultado o el rendimiento (ya que al margen de no haber jugado nada bien, el xeneize tuvo varias situaciones como para ganarlo holgadamente), sino por tratarse de un rival casi desconocido, de sólo 6 años de vida y que recién en el 2013 accedió a la primera división del fútbol paraguayo.
Echeverría dijo algo que, al margen de ser cierto, era mejor no sacar a la luz: si en la serie pasa Boca se verá como algo normal, pero de pasar los paraguayos se tomará como una catástrofe. Y los guaraníes, más vivos que nuestro defensor, tergiversaron sus dichos para sentirse menospreciados y tener una cuota extra de motivación.
Miren si será increíble este partido que el humilde Capiatá lo ganó casi sin tener situaciones de peligro. El gol en contra de Magallán fue un baldazo de agua fría para todo el público boquense que ya miraba preocupado el 0-0 parcial con el que se estaban cerrando los primeros 45 minutos. Y esta vez no hubo milagro poblando de delanteros la cancha, porque lo que faltó fue claridad y volumen de juego.
Se hablará mucho en la semana: muchas críticas, cargadas, habrá de todo un poco. Pero desde ya, la serie está abierta. Yo no hablaría tanto de catástrofe, sino al menos de media catástrofe (porque perder con este equipo ya es un hito en sí mismo). Pero tenemos la posibilidad y la obligación de traernos el pase la próxima semana, y hacer que este partido sea simplemente una anécdota (me viene a la mente la serie con el Paysandú brasilero en el 2003). Amén.

Etiquetas:

domingo, octubre 12, 2014

Salga pato o gallareta

Boca Juniors 2 - Rosario Central 1

A todo o nada, a lo Boca, a ganar o morir, salga pato o gallareta. El xeneize perdía con Central y el Vasco plantó 5 delanteros para dar vuelta el partido. Y en una ráfaga de minutos, casi de atropellada, el milagro se consumó.
Boca no jugó bien, claro está. Y el gol de Valencia a segundos de concluir el primer tiempo fue un duro golpe. Pero no sólo la acumulación de delanteros fue vital para revertir el resultado, sino la correcta expulsión de Acevedo a falta de media hora de juego (más descuento). Ese hito fue fundamental para que los boquenses pudieran finalmente doblegar a sus pares canallas, que hasta ahí estaban bien cerrados en el fondo y agazapados para liquidarlo de contra.
El segundo tiempo arrancó con un cambio desde el vestuario: Luciano Acosta por el Pachi Carrizo (de flojo rendimiento, y quizás como castigo por ser justamente quien perdió una pelota en ataque que derivó en el gol de los rosarinos). Luego llegó el turno de Calleri por Castellani y finalmente el Burrito Martínez por Erbes.
Con 5 delanteros en cancha, es casi una paradoja que los dos tantos xeneizes los hayan convertido defensores. Primero fue Echeverría, quien se redimió de su error en el tanto visitante y se dio el gusto de debutar en la red con la azul y oro (su prontuario lo señala como un defensor con mucho gol). Y un par de minutos después, fue Leandro Marín nuevamente el verdugo de Central (ya los había vacunado en la Sudamericana).
Hoy Boca se quedó con 3 puntos de oro para estirar al menos algunas semanas la esperanza de subirse al tren de los que pelean el campeonato. Pero jugando así, perderemos más de lo que ganaremos. Al menos, a falta de fútbol, bien vale y se aplaude que con coraje se vaya al frente. Pero no siempre tendremos la chance de quedarnos con un hombre de más o de poder revertir resultados de atropellada.

Etiquetas:

domingo, octubre 05, 2014

¡Vigliano les dio una mano!

River Plate 1 - Boca Juniors 1

Si 10 contra 11 ya es difícil, 10 contra 12 es casi imposible. La "máquina" del Muñeco Gallardo necesitó de una gran mano de este delincuente disfrazado de referí llamado Mauro Vigliano para poder apenas arañar un punto en su propia casa, luego del insólito penal más expulsión a Gago. Boca jugó con un hombre de menos durante más de un tiempo, y así y todo el árbitro se las ingenió para seguir inclinando la cancha hasta que los plumáceos pudieran lograr el empate.
Mucho se hablará sobre si el partido debió o no jugarse debido a la intensa lluvia y al estado del campo de juego. Y sin ser vidente, les apuesto amigos todas las excusas y llantos que se vendrán de parte de las cobardes gallinas: que el campo favoreció a Boca, que la lluvia perjudicó a River, que por el clima no pudieron desplegar su fútbol total (¿en serio se creen Holanda del 74?), etc.
Boca arrancó bien parado y se mostró mejor que su rival. Se sabía que, por las condiciones del campo, no se podía jugar por bajo, había que evitar complicaciones y que la pelota parada sería la clave. Y así fue que llegó el gol de Magallán, quien logró zafarse de un defensor local que lo agarraba de la camiseta para vencer la resistencia de Barovero. Como era de esperar, River salió con todo y los boquenses esperaban agazapados poder dar otra estocada. El palo en una oportunidad (cabezazo de Mercado) y Orión en otras tantas mantenían el arco en cero. Pero llegó una de las tantas polémicas del partido: Vigliano vio penal por mano de Gago (¿?) y terminó expulsando al capitán xeneize. ¡Increíble! ¡Pocas veces visto un robo tan grande! Cual justicia divina, Mora remató a las nubes y Boca cerró el primer tiempo 0-1 arriba. Pero claro, había que jugar todo el segundo tiempo con 10 por un ¿error? arbitral.
Para el complemento, River reforzó su juego aéreo, pero más allá de la presión en los minutos iniciales del segundo tiempo, Boca no pasó mayores sofocones. Si bien no llegaban con peligro al arco de Barovero, los dirigidos por el Vasco cumplían a la perfección la estrategia que el partido pedía. Siguieron las polémicas: terrible falta de Mercado a Insúa, sólo castigada con una amarilla (era roja y prisión preventiva). Hasta que en la única que falló Orión, las gallinas llegaron al empate.
En los diez minutos finales, hubo tiempo para que Vigliano deje a River con uno menos, y ya 10 contra 10 Boca se las rebuscó para generar algunas situaciones de peligro. Lo tuvo también River en el cierre, hasta que el pitazo final bajó la persiana de este vibrante superclásico donde nuevamente el referí resultó determinante para que los millonarios de la B se queden con puntos que no les corresponden.
Desde ya, nada para reprocharles a los jugadores xeneizes. Un descarado robo nos condicionó y así y todo por muy poco no nos pudimos traer los 3 puntos del Mudomental. Pero hay que seguir por esta senda y dejar todo en lo que se viene, que no es ni más ni menos que medio campeonato local y la Copa Sudamericana.

Etiquetas:

domingo, septiembre 28, 2014

Una cerveza de aperitivo

Boca Juniors 1 - Quilmes 0

Después del duro e inesperado traspié ante Racing, Boca debía ganar como sea para llegar mejor parado al próximo superclásico. Y desde ese costado, hoy el objetivo se cumplió y los 3 puntos quedaron en casa. Sin embargo, mucho tendrá que mejorar el xeneize no sólo para el trascendental clásico sino también para todo lo que se viene, ya que el nivel futbolístico no fue el mejor y con muy poco Quilmes complicó en varios centros a la defensa boquense.
En el primer tiempo Boca no se mostró preciso en los últimos metros. Así y todo, tuvo un par de situaciones de gol muy claras, destacándose un centro que Marín a metros del arco remató a las nubes, y una buena acción que Calleri no pudo definir empujándola de pecho.
Por suerte, en el complemento Boca se puso en ventaja muy pronto, ya que de lo contrario el trámite se nos complicaría por demás. El 1-0 serenó un poco al equipo, pero hoy no se redondeó una buena tarde, ya que para ser honestos, Quilmes estuvo más cerca del empate que Boca de sentenciarlo en una contra.
Con este triunfo los dirigidos por el Vasco Arruabarrena se ubican por la mitad de la tabla, y aunque una victoria ante River sería excelente desde el costado anímico, igualmente la distancia actual es grande. Pero... ganarle a River, más que un partido es un campeonato aparte. Y si lo hacemos, tal vez como dice la canción: "los de arriba son gallinas, los podemos alcanzar".

Etiquetas:

jueves, septiembre 25, 2014

¡Por Bou-ludos!

Boca Juniors 1 - Racing Club 2

¡No se puede creer! Desde que se suspendió el partido y se resolvió retomar los 34 minutos restantes en dos tiempos de 17 minutos, todo el mundo sabía que Racing saldría a atacar con toda la carne en el asador porque era muy poco el tiempo disponible. Pero hoy Boca salió completamente dormido. Ya a los 3 minutos el árbitro le anuló (bien) un gol a Milito, pero dos minutos más tarde, Gustavo Bou marcó el primero de los dos goles que terminaría anotando en esta triste tarde de jueves.
Boca no supo jugar el partido, definitivamente. No lo supo aguantar, no lo supo defender, no lo supo atacar. Para el espectador neutral, el mini-partido de hoy debe haber sido más que agradable a la vista. Con el tempranero empate de la Academia, el partido fue de ida y vuelta, con varias chances de gol. El xeneize tuvo un par de ocasiones, pero antes de que concluya la primera mitad Bou anotó de cabeza su segunda anotación.
Para el complemento, el Vasco reforzó el ataque, pero Boca fue con más empuje y ganas que fútbol. El equipo abusó del pelotazo frontal y, en este atípico partido de duración limitada, los nervios por los escasos minutos hicieron que el equipo no pudiera tener la claridad para llegar de manera más punzante. Lo pudo haber liquidado Racing, pero Orión tapó el grito de gol. Y no hubo tiempo para más.
Durará semanas, o por qué no, meses esta bronca. Porque hoy era una chance de oro, quizás la última en este torneo, para sumar de a tres y acercarnos un poquito al menos al primer pelotón. El campeonato ya parece una utopía, pero claro, además de ganar por nuestra camiseta tenemos en dos semanas el superclásico ante los plumáceos. ¡Qué estos errores no se repitan, viejo! Boca no pude jugar a ver qué pasa, y si tuvimos una pequeña recuperación con la llegada de Arruabarrena se debió, justamente, a estar enchufados, meter y meter.
Ahora hay que ganarle como sea a Quilmes para romper esta mufa de local. Y después, cuchillo en los dientes, y a Núñez a romperles el... invicto (lo otro ya lo tienen roto de hace tiempo).

Etiquetas:

domingo, septiembre 21, 2014

Primavera sin picnic

Banfield 1 - Boca Juniors 1

Estábamos listos para festejar el Día de la Primavera, pero a último momento nos quedamos sin picnic. Un minuto, tan sólo un minuto faltaba para que nos quedemos con un triunfo tan vital como inmerecido (¡pero a quién le importa!), pero el Taladro llegó al empate.
Hoy Boca no jugó bien, y seguramente fue el peor partido bajo el mando del Vasco. Quizás el cansancio o la ausencia de Meli, nuestro abanderado en el mediocampo, haya resentido al equipo. Pero también hay que darle mérito a Banfield que presionó y ahogó nuestro juego, a la vez que propuso un fútbol ofensivo.
De no ser por Orión, hoy perdíamos por varios goles. El conjunto local fue muy superior en el primer tiempo y nos doblegó en situaciones de gol. De hecho, en una sola jugada tuvo una seguidilla de tres situaciones de gol, todas con buena respuesta del arquero xeneize.
En el complemento también fueron los locales quienes se mostraron más peligrosos, pero a pocos minutos de entrar, Andrés Chávez confirmó la clásica ley del ex y enmudeció el Florencio Sola con un potente remate que entró y salió del arco. Era el 0-1 para el xeneize, y nadie podía creer lo que pasaba.
El final de este cuento ya lo conocen (1-1), pero no el desenlace. Y eso es algo que me da mucha bronca, porque a falta de pocos minutos, el equipo no pudo poner el partido en el congelador. Es más, de un saque de arco de Orión, se sucedieron varios errores que le permitieron a Banfield empatar. Primero, Castellani no la domina bien junto a la raya y se deja anticipar (había que aguantarla, querido). Luego, el Pichi Erbes no quiere cortar con falta porque ya estaba amonestado (la jugada pedía foul, roja, pero un tiro libre en mitad de cancha). Y por último, aunque menos culpable tal vez, Echeverría esperó demasiado al delantero, cuando debió salir al cruce antes (aún a riesgo de ser eludido).
Ya está, de nada sirve el lamento. Porque para ser realistas, Boca estuvo para perderlo y el punto en sí quizás ya sea un premio. Aunque claro, como el empate fue al minuto 44, la bronca durará varias semanas más.

Etiquetas:

domingo, septiembre 14, 2014

Agua, barro y suspenso

Boca Juniors 1 - Racing Club 0 (Suspendido)

La incesante lluvia que cayó sobre la Bombonera obligó a suspender un partido que Boca se encontraba ganando pasados los 10 minutos del complemento. No me explico por qué el partido arrancó en esa situación, ni mucho menos por qué el árbitro no lo detuvo en el descanso y permitió comenzar el complemento. Lo concreto es que al ir ganando, y pensando en la seguidilla de partidos que se nos vienen, uno se queda con bronca por no poder terminar un encuentro que, por las condiciones climáticas y de la cancha, dificultaba de sobremanera poder marcar un gol (cosa que a esa instancia nos convenía).
Lo que duró el partido podría catalogarse de emocionante por todos los ingredientes: jugadores al piso, embarrados, barriendo, pasando de largo, empapados. Racing tuvo una chance clarísima con un cabezazo en el palo, pero Boca en la primera neta no perdonó: buena maniobra de Meli, Carrizo y Calleri, que anotó tras un puntinazo.
El segundo tiempo empezó y Racing se mostró mucho más enchufado, hasta que en una contra Boca casi lo liquida, pero una supuesta falta a Saja (que yo no vi) anuló una jugada con destino de red. Pero el árbitro se cansó y dijo basta: todos a tomar una ducha caliente, y esta historia continuará. No sabemos cuándo, pero sí sabemos que lo haremos con una ventaja que habrá que ser inteligentes y saber usufructuar.

Etiquetas:

domingo, septiembre 07, 2014

Con paciencia y saliva...

Olimpo 0 - Boca Juniors 1

Boca logró su segundo triunfo consecutivo en el campeonato desde que el Vasco Arruabarrena asumió la dirección técnica. Se respira otro aire en el xeneize, que pese a no haber hecho un gran partido, sacó provecho de la temprana expulsión del colombiano Borja (a los 13 minutos) para doblegar al siempre complicado conjunto bahiense.
La principal virtud que hoy tuvo Boca fue la paciencia. Al tener un hombre de más casi desde el arranque, el equipo trató de no desesperarse y entendió que tenía muchísimo tiempo para poder encontrar un gol que doblegara al rival. Así fue que el equipo jugó tranquilo, como sabiendo que en algún momento llegaría el gol. Eso sí, recién en el último cuarto de hora el Puma Gigliotti pudo convertir el tanto que valió 3 puntos, con lo cual no es que nos sobró mucho. Por el contrario, el conjunto no estuvo fino a la hora de generar situaciones de peligro, pudiendo rescatar la del gol (milimétrico centro de Gago) y otro buen ataque que Calleri mano a mano definió desviado.
Olimpo no llegó con peligro y Orión pasó una noche más que tranquila. Restará saber qué tanto parámetro puede ser un partido de 11 contra 10 casi desde el arranque, pero a decir verdad, poco me importa. Se ganó, con lo justo pero bien. Y claro está, todavía queda espacio para seguir mejorando (y mucho). Ahora se vendrán dos partidos cruciales, como lo será el clásico contra Racing y la revancha contra Central por la Sudamericana, torneo que además trae el bonus de un pasaje a la Libertadores en caso de ser los campeones o los argentinos que más lejos lleguemos.

Etiquetas:

jueves, septiembre 04, 2014

¡La hora, Vigliano!

Rosario Central 1 - Boca Juniors 1

¡Bronca! Eso es lo primero que viene a la mente cuando uno piensa que se nos escapó un triunfo que ya casi casi estaba abrochado. Y más aún, cuando el gol Canalla fue convertido una vez agotados los cinco minutos de recupero que había indicado Vigliano. Más allá de que en frío uno piense que el punto suma de cara a la revancha (más aún, habiendo convertido como visitantes), no es lo mismo empatar que haber ganado en una cancha siempre complicada. Pero ya está...
El primer tiempo xeneize fue muy bueno. El flamante conjunto del Vasco mantuvo la presión mostrada ante Vélez, pero el equipo estuvo un poco más suelto con la pelota. Chávez tuvo dos situaciones de gol clarísimas, pero esta vez el bautismo de gol lo tuvo el juvenil lateral Marín, quien tras un enganche mandó un centro no cabeceado por nuestro 9 pero con suficiente rosca como para que Caranta se coma el amague y la pelota termine apostada en la red.
Pero en el segundo tiempo el equipo se retrasó un poco, en gran parte también por el ímpetu de Central que fue a buscar desesperadamente el empate. Fue una lástima no haber tenido alguna situación clara de gol de contraataque, y también una pena haber resistido todos los embates excepto por el tiro (libre) del final (que de primera impresión incluso me parece que se descolocó en alguien de la barrera).
Eran 3 puntos y terminó siendo 1 solo. Ya está, a dar vuelta la página. Como positivo, se puede ver que Boca mantuvo la reacción mostrada ante Vélez, y pienso que de mantener este nivel, en la Bombonera podemos confiar en despachar a un rival que puede complicarle la tarde/noche a cualquiera.

Etiquetas:

domingo, agosto 31, 2014

¡Gracias Virrey! ¡Bienvenido Vasco!

Boca Juniors 3 - Vélez Sarsfield 1

¿Cuánto puede influir el cambio de un técnico para que un equipo en menos de 4 días pase de una vergonzosa actuación (como la que tuvo Boca ante Estudiantes) a jugar el partido de su vida (como se vio hoy ante Vélez)? ¿Bianchi no les llegaba claro a los jugadores? ¿El Vasco es un iluminado? ¿O realmente los jugadores xeneizes le hicieron una cama al Virrey? La pura verdad la sabrán los protagonistas, pero lo seguro es que Bianchi no se fue del club como se merecía, y esa es una cruz que cargarán por siempre Angelici y toda la Comisión Directiva. Pero el hincha de Boca no olvida, por eso en estas breves pero sentidas palabras sólo quiero decirte GRACIAS. Gracias Bianchi por los torneos, por los clásicos, por hacer más grande a un gigante como Boca, por tu mística y por llegar al corazón de los boquenses. ¡Siempre te recordaremos!
Y luego del tributo a Carlos, la bienvenida al Vasco Arruabarrena. La cancha lo ovacionó, y yo personalmente creo que sin ser el mejor de los DTs en danza para reemplazar a Bianchi, el Vasco le puede aportar mucho al equipo en lo que a carácter y actitud se refiere. Rodolfo fue un gran 3, quizás no con mucha técnica pero sí con un corazón gigante que ayudó a engrandecer más nuestra historia en épocas de bonanzas.
Pero hoy hubo un partido de fútbol, donde a priori muchos pensaban cómo este desastroso Boca podría reaccionar ante el equipo de Liniers, que llegaba invicto con victorias en sus cuatro presentaciones. Y el Vasco, en su primer partido oficial como DT xeneize, demostró que no come vidrio. Porque metió mano al equipo, puso a Colazo de 3 (buena decisión hasta que regrese Insúa), a Meli en un mediocampo bien poblado y a Calleri sólo arriba, con una premisa simple: correr, meter, trabar y contagiar a la hinchada, sabiendo que el primer paso para salir de las crisis es sumando. Hoy se vio a un Boca que en años no se veía: no sobró fútbol, pero pusieron toda la actitud junta que no apareció en los últimos semestres. Simplemente con eso, metiendo y corriendo, Boca se llevó por encima a Vélez, pero de manera increíble nos fuimos al descanso 0-1. Y nuevamente fue un Correa el encargado de amargarnos.
Yo rogaba que el segundo tiempo Boca siguiera jugando con la misma intensidad y no se bajoneara por el gol recibido, cosa que viene ocurriéndonos con frecuencia. Y parece que mis ruegos fueron escuchados. Porque Boca salió a jugar con la misma intensidad, pero mucho más fútbol, lo cual nos permitió en una ráfaga de minutos dar vuelta el encuentro (primero, mediante la cabeza del Cata Díaz, y luego, tras un rebote que Meli, figura de la cancha, se encargó de usufructuar). El xeneize redondeaba un buen partido, pero la roja a Castellani garantizaba un final con sufrimiento. A esa altura, ya estaban Chávez y Gigliotti en la cancha (buenos cambios del Vasco), quienes precisamente liquidaron el encuentro en una contra letal donde el Puma se la pasó al ex Banfield para que le rompiera el arco a Sebastián Sosa (ingrato ex arquero de nuestro club).
La sensación después de esta victoria es, por un lado, de lógico alivio y esperanza para lo que viene, pero también por otro lado un poco agridulce, porque Bianchi no se fue de la manera en que se merecía y la palabra "cama" (o "camarilla") quedará flotando en el ambiente de los mal pensados.
Pero Boca está por encima de todos los nombres y hombres, y hoy Boca ganó. ¡A celebrar y empezar en paz una semana donde también tenemos por delante el debut en la Copa Sudamericana 2015!

Etiquetas:

miércoles, agosto 27, 2014

Sin alma, sin reacción... ¡sinvergüenzas!

Estudiantes 3 - Boca Juniors 1

¡Vergüenza! Eso es lo que deberían tener nuestros jugadores si al menos sienten un poco, un poquito nomás esta gloriosa camiseta. Dio pena verlos deambular por la cancha. No corrieron, no metieron, no ganaron una puta pelota dividida. ¿Le están haciendo una cama a Carlos Bianchi?
En menos de 5 minutos Estudiantes se puso en ventaja, casi sin despeinarse. ¿La defensa de Boca? Testigo privilegiado de cómo Correa paseó de aquí para allá al Cata Díaz y definió con un tiro suave pero bien colocado. Cada minuto que pasaba demostraba que la de hoy sería una tarde muy dolorosa: Estudiantes podría hacer los goles que se proponga. Al descanso, nos fuimos solamente 3-0 abajo (y digo "solamente", porque nos hicieron precio... ¡la puta madre que los parió, esto es Boca!).
El segundo tanto del Pincha vino de un saque de arco que Echeverría (de breve debut, ya que salió lesionado) pifió de cabeza, pero que el Cata Díaz no supo despejar, quedando en ridículo ante el uruguayo Vera que luego le tiró un globito a Orión (otro que quedó en ridículo) para empujarla a la red sin obstáculos. ¡Increíble que en el año 2014 te puedan hacer un gol así!
Ahora, el tercer tanto también es de no creer. De un saque lateral (sí, de otro saque lateral) un delantero platense anticipa de cabeza ante tres defensores xeneizes, dejando libre a Vera para que defina de tijera. ¡Vean qué poco metidos en el partido estaban nuestros jugadores que ni siquiera observaron y reclamaron un offside de casi 2 metros!
En el segundo tiempo, y con el partido absolutamente definido, los jugadores boquenses no mostraron ni un atisbo de recuperación. Cero amor propio. Cero amor por la camiseta. Cero actitud. Créanme: Pellegrino, íntimo amigo de Bianchi, le perdonó la vida al conjunto del Virrey porque si Estudiantes apretaba un poquito nomás, la de hoy era una goleada por más de media docena de goles. ¡Y no exagero! El descuento de Calleri en el último minuto ni siquiera maquilló esta vergonzosa actuación.
Definitivamente esta derrota traerá secuelas. Y el panorama no es alentador: el próximo domingo recibimos al Vélez puntero e invicto. Habrá que estar atento a lo que pase en la Bombonera, y no sólo en el campo de juego: el veredicto del hincha no se hará esperar.

Etiquetas:

domingo, agosto 24, 2014

Hicieron historia

Boca Juniors 0 - Atlético Rafaela 3

Nunca el equipo rafaelino había podido rescatar siquiera un punto de la otrora mítica Bombonera. Pero este Boca todo lo hace posible y hoy la Crema no se llevó uno sino tres puntos de nuestra casa tras el contundente 0-3. Señores, si no se llamara Carlos Bianchi quien está sentando en nuestro banco, créanme que este es un resultado de renuncia o despido inmediato.
Hoy tenemos más preguntas que certezas. ¿Es Bianchi el culpable, considerando que ya tiene un tiempo más que prudencial al frente del equipo (en su tercer mandato) y que tuvo todos los refuerzos que pidió? ¿Los culpables son los jugadores? (seguro, a muchos la camiseta les queda gigante) ¿Los jugadores no entienden o no quieren entender al técnico? Lo cierto es que, en mi humilde opinión, no importa cómo sigan desencadenándose los sucesos, pero a Carlitos nadie le quitará lo ganado ni podrán quitarlo de nuestros corazones xeneizes (lo cual no quiere decir, claro está, que no esté cometiendo errores). Y sí son los jugadores quienes deben demostrar que están a la altura del mundo Boca.
El de hoy es un partido difícil de analizar desde los números, porque muchas veces las estadísticas no dicen nada. De hecho, ya les comenté que nunca Rafaela se había llevado un punto de nuestra casa. No sirve pensar que Boca tuvo mayor posesión, porque a las claras está que fue un equipo inofensivo. Tampoco conforma excusarse con que el visitante llegó tres veces y marcó tres goles, versus las "numerosas" chances de gol que malogramos. Lo cierto es que, como dice la frase más vieja del fútbol, los goles se hacen, no se merecen. Y Atlético encontró el primero con mucha fortuna, en un tiro libre que se desvió y descolocó a Orión. Boca había sigo más hasta ese momento, pero se fue al vestuario 0-1.
La mala fortuna influye, claro está. Pero con 45 minutos por jugar, en la Bombonera, ante nuestra gente, el panorama debiera seguir siendo esperanzador. O al menos, en otras épocas de Boca. Porque nuestros jugadores tuvieron un segundo tiempo espantoso, defendieron pésimamente mal, y en dos contraataques Rafaela sentenció el partido, casi sin despeinarse.
Con la tristeza emanando en la punta de mis dedos, me esfuerzo por no escribir algo de lo que luego me pueda arrepentir. Pero está claro amigos que Grana y Zárate no tienen nivel para ser los laterales de Boca, que el Cata Díaz no merece ser de la partida, que Bravo jamás hubiera sido titular en otros gloriosos equipos, que si bien Gigliotti cumplió con goles, es un 9 del montón (no un consagrado), que el Burrito Martínez jamás justificó con nuestra camiseta todo lo que se pagó por él, que algunos refuerzos (¡y espero equivocarme!) no parecen estar a la altura de lo que es Boca (Fuenzalida, Chávez, Calleri) y varios etcéteras más.
Ahora se viene una seguidilla de partidos cruciales diría yo tanto para dirigentes, como cuerpo técnico y jugadores. ¡Se juegan su futuro en nuestra institución! Hoy quedó claro que el hincha perdió la paciencia (y eso que ninguna hinchada en el fútbol argentino banca como la nuestra). El crédito se agotó. Esto es Boca, y los hinchas queremos vernos representados como nos merecemos.

Etiquetas: