<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, febrero 22, 2015

El que quiere Celeste...

Temperley 0 - Boca Juniors 2

¿Que le cueste? ¿Que defienda? ¿Que haga goles? ¿Que no se expulse? Completen el título como quieran, amigos. Pero lo importante es que hoy se ganó un partido complicadísimo y luego de varios años Boca arrancó un campeonato con dos victorias en igual cantidad de encuentros.
Si alguno piensa que por tratarse de un torneo largo con 30 equipos habrá muchos partidos más accesibles respecto a los torneos anteriores, se equivoca. La motivación de enfrentar a Boca es suficiente como para que todos los rivales quieran jugar el partido de sus vidas ante nosotros, y en muchos casos, como el de hoy sin ir más lejos, habrá que intentar jugar en canchas en pésimo estado que hasta hace muy poco hospedaban a equipos de la B Metropolitana,
Temperley le ofreció mucha resistencia al xeneize en el arranque del partido. Los jugadores celestes mordían en toda la cancha y proponían un juego muy áspero, con mucha fricción. Y por momentos, Boca se sumaba en esa lucha. De todas formas, tuvimos nuestras chances de gol, hasta que la apertura llegó tras un penal a Meli que el Burrito Martínez pidió patear y convirtió.
La victoria de Boca era justa, y el partido estaba a nuestro pedir, porque ahora los locales deberían salir a buscar el empate y los espacios podrían aparecer. Pero llegó una jugada clave: Orión, de muy buen desempeño hasta ese momento, se hizo expulsar infantilmente al amagar un cabezazo (que no concretó, pero que tras la simulación del delantero gasolero derivó en una roja a nuestro arquero). ¡No se pueden cometer estos errores si queremos salir campeones!
En el segundo tiempo nació un nuevo partido, con un Temperley en supremacía numérica. Y por las circunstancias, Boca debió aguantar y fue todo del local. Por momentos, los del sur merecieron el empate, pero para nuestra fortuna, Sara, reemplazante de Orión, mostró una gran seguridad y tapó dos pelotas de gol increíbles.
No se pudo dar el ansiado debut de Osvaldo, ya que los cambios fueron para preservar el resultado (con total lógica). Y cuando expiraba el partido, en una de sus tantas y solitarias corridas, Calleri metió un golazo de sombrerito, tras un delicioso pique ante la salida del arquero local. Era el 0-2, y partido cocinado.
Boca ganó un partido por demás complicado, y créanme que los dos goles de diferencia no reflejan para nada el trámite del partido. Andrés Cubas fue la figura excluyente del encuentro: impresionante partido del juvenil mediocampista. También jugaron un gran partido Meli, el Cata Díaz y Calleri (omitiendo al ya mencionado Sara).
Semana ideal: tres victorias y arranque ganador en la Copa y el torneo doméstico. No me pellizquen que quiero seguir soñando.

Etiquetas: