<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, diciembre 07, 2014

Un cierre a cancha llena

Boca Juniors 0 - Gimnasia 2

Se terminó un año complicado, con otra derrota de local, pero a cancha llena y con un motivo para estar orgullosos: nosotros. Sí, nosotros, la hinchada de Boca, el verdadero Jugador 12, llenando el estadio, apoyando, celebrando aunque más no sea el hecho de ser bosteros, y sin putear ni tirar maíz.
Difícil analizar el partido de hoy sin aislarse del contexto. Porque por más que uno diga que la camiseta de Boca obliga y que siempre se juega por algo, el 2014 ya nos había sentenciado a culminar el año sin mayores festejos.
Gimnasia pegó en los momentos justos. Primero aprovechó un mal despeje de Marín (al centro, dejándola servida) a los 10 minutos de la etapa inicial, y luego, a segundos de comenzado el complemento, sacó ventaja de una defensa xeneizes totalmente dormida. Boca tuvo mayor posesión del balón, pero pese a contar con algunas situaciones de peligro, no redondeó para nada una buena faena.
Lo que pasaba en las tribunas no tenía relación con lo que contagiaba el equipo en la cancha. El hincha alentó, gritó por los colores, desplegó un arsenal de pirotecnia (a rezar que no se venga otra sanción)... ¡les aseguro que cualquier desprevenido juraría que Boca estaba saliendo campeón!
Y sí, que distintos somos, gallina. Por eso, gracias por el esfuerzo, que no alcanza porque esto es Boca, pero a dar vuelta la página y dejar el alma en la cancha por estos colores, como nosotros lo hacemos alentando en las tribunas.

Etiquetas: