<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, noviembre 09, 2014

El Puma rugió más que el Tigre

Boca Juniors 2 - Tigre 0

Sin lucir, pero con total justicia, Boca venció a Tigre en un partido que sirvió más como preludio al próximo superclásico copero que para ilusionarnos con el presente campeonato que nos sigue teniendo lejos de la cima.
En el primer tiempo no hubo mucho que resaltar. Boca tuvo una opaca actuación y su rival no fue más, sino que por el contrario parecía conforme con poder llevarse un punto de la Bombonera. Sin embargo, en el segundo tiempo el xeneize salió con más ambición y los cambios potenciaron al equipo: el potente Chávez y el debut en primera del prometedor Leonardo Suárez.
Ya con otra presencia ofensiva, el equipo tuvo más profundidad y peso en el área defendida por Javier García (ex Boca, y que esperamos siga siendo ex por mucho tiempo más). Sin embargo, los dos goles fueron marcados por el delantero que fue de la partida esta tarde: el Puma Gigliotti. El primero, de penal; o mejor dicho, tras capturar el rebote de su penal mal pateado y atajado por García. Y en el segundo tanto, la suerte también jugó a nuestro favor, ya que un remate un tanto defectuoso y desviado en el camino terminó encontrando red. Pero no puedo dejar pasar por alto que si bien la suerte y Gigliotti fueron un común denominador en ambos goles, también lo fue Andrés Chávez, quien generó el penal y el desborde que terminó con la segunda anotación de esta tarde.
El título local parece una utopía, pero esperemos seguir sumando de a tres y fortalecer la localía en nuestra cancha (¡que debe seguir siendo temible!). A base de triunfos, y más allá del torneo doméstico, es importante seguir ganando confianza de cara al choque del año: un ida y vuelta por la Sudamericana que no será inocuo para los duelistas, ya que uno quedará mal herido.

Etiquetas: