<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, noviembre 02, 2014

La paternidad no se suspende por lluvia

San Lorenzo 2 - Boca Juniors 0

Duele reconocerlo, pero los cuervos nos ganan sólo con la camiseta. Me dio mucha bronca leer en distintos medios, previo al partido, decir que este era un clásico devaluado porque San Lorenzo tenía la mente puesta en el Mundial de Clubes y Boca ponía un equipo alternativo pensando en la revancha contra Cerro Porteño por la Sudamericana. Aún siendo verdaderas ambas sentencias, tanto para xeneizes como para cuervos este es un partido especial que nunca pasa a un segundo plano. Pero por lo visto en la cancha, nuestros jugadores no lo entendieron así.
Fue muy pobre lo de Boca, y San Lorenzo con muy poco hizo méritos para quedarse con los tres puntos. La copiosa lluvia no sirve de excusa: la cancha estuvo igual para ambos equipos (y se la bancó bastante bien).
De arranque, en poco más de un cuarto de hora, los locales tuvieron varias chances de gol que por suerte no concretaron por falta de puntería. Boca se mostró endeble y como un equipo largo, con todas las líneas muy separadas entre sí. Pero con el correr de los minutos pudo emparejar un poco más las acciones, hasta llegar al descanso 0-0.
En el complemento, un racha de 5 minutos le alcanzó al local para liquidar el pleito. Y ambos goles vinieron por el costado derecho de nuestra defensa, donde Fuenzalida y compañía fueron unos coladores. Justo en el sector más afectado de la cancha, Verón se las arregló en primera instancia para chapotear y llevarse el balón de un charco para mandarle un centro letal a Cauteruccio (que de cabeza en el área chica no perdona), y en segunda instancia para amagar y enganchar a cuanto defensor boquense hubiera, para fusilar a Orión. ¿Y los defensores? Bien, gracias.
Arruabarrena metió mano al banco y mandó a la cancha a Calleri y Acosta, pero poco pudieron hacer. El Burrito tuvo una chance a falta de 10 minutos, pero el travesaño dijo no. Una pena, porque quizás hubiera significado un envión anímico para ir en busca del empate. Lo concreto es que San Lorenzo con muy poco, pero con muy poco en serio, venció con justicia a un Boca apático con jugadores que no aprovecharon su chance para mostrarse ante el técnico.

Etiquetas: