<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, septiembre 28, 2014

Una cerveza de aperitivo

Boca Juniors 1 - Quilmes 0

Después del duro e inesperado traspié ante Racing, Boca debía ganar como sea para llegar mejor parado al próximo superclásico. Y desde ese costado, hoy el objetivo se cumplió y los 3 puntos quedaron en casa. Sin embargo, mucho tendrá que mejorar el xeneize no sólo para el trascendental clásico sino también para todo lo que se viene, ya que el nivel futbolístico no fue el mejor y con muy poco Quilmes complicó en varios centros a la defensa boquense.
En el primer tiempo Boca no se mostró preciso en los últimos metros. Así y todo, tuvo un par de situaciones de gol muy claras, destacándose un centro que Marín a metros del arco remató a las nubes, y una buena acción que Calleri no pudo definir empujándola de pecho.
Por suerte, en el complemento Boca se puso en ventaja muy pronto, ya que de lo contrario el trámite se nos complicaría por demás. El 1-0 serenó un poco al equipo, pero hoy no se redondeó una buena tarde, ya que para ser honestos, Quilmes estuvo más cerca del empate que Boca de sentenciarlo en una contra.
Con este triunfo los dirigidos por el Vasco Arruabarrena se ubican por la mitad de la tabla, y aunque una victoria ante River sería excelente desde el costado anímico, igualmente la distancia actual es grande. Pero... ganarle a River, más que un partido es un campeonato aparte. Y si lo hacemos, tal vez como dice la canción: "los de arriba son gallinas, los podemos alcanzar".

Etiquetas: