<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

jueves, septiembre 04, 2014

¡La hora, Vigliano!

Rosario Central 1 - Boca Juniors 1

¡Bronca! Eso es lo primero que viene a la mente cuando uno piensa que se nos escapó un triunfo que ya casi casi estaba abrochado. Y más aún, cuando el gol Canalla fue convertido una vez agotados los cinco minutos de recupero que había indicado Vigliano. Más allá de que en frío uno piense que el punto suma de cara a la revancha (más aún, habiendo convertido como visitantes), no es lo mismo empatar que haber ganado en una cancha siempre complicada. Pero ya está...
El primer tiempo xeneize fue muy bueno. El flamante conjunto del Vasco mantuvo la presión mostrada ante Vélez, pero el equipo estuvo un poco más suelto con la pelota. Chávez tuvo dos situaciones de gol clarísimas, pero esta vez el bautismo de gol lo tuvo el juvenil lateral Marín, quien tras un enganche mandó un centro no cabeceado por nuestro 9 pero con suficiente rosca como para que Caranta se coma el amague y la pelota termine apostada en la red.
Pero en el segundo tiempo el equipo se retrasó un poco, en gran parte también por el ímpetu de Central que fue a buscar desesperadamente el empate. Fue una lástima no haber tenido alguna situación clara de gol de contraataque, y también una pena haber resistido todos los embates excepto por el tiro (libre) del final (que de primera impresión incluso me parece que se descolocó en alguien de la barrera).
Eran 3 puntos y terminó siendo 1 solo. Ya está, a dar vuelta la página. Como positivo, se puede ver que Boca mantuvo la reacción mostrada ante Vélez, y pienso que de mantener este nivel, en la Bombonera podemos confiar en despachar a un rival que puede complicarle la tarde/noche a cualquiera.

Etiquetas: