<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, agosto 27, 2014

Sin alma, sin reacción... ¡sinvergüenzas!

Estudiantes 3 - Boca Juniors 1

¡Vergüenza! Eso es lo que deberían tener nuestros jugadores si al menos sienten un poco, un poquito nomás esta gloriosa camiseta. Dio pena verlos deambular por la cancha. No corrieron, no metieron, no ganaron una puta pelota dividida. ¿Le están haciendo una cama a Carlos Bianchi?
En menos de 5 minutos Estudiantes se puso en ventaja, casi sin despeinarse. ¿La defensa de Boca? Testigo privilegiado de cómo Correa paseó de aquí para allá al Cata Díaz y definió con un tiro suave pero bien colocado. Cada minuto que pasaba demostraba que la de hoy sería una tarde muy dolorosa: Estudiantes podría hacer los goles que se proponga. Al descanso, nos fuimos solamente 3-0 abajo (y digo "solamente", porque nos hicieron precio... ¡la puta madre que los parió, esto es Boca!).
El segundo tanto del Pincha vino de un saque de arco que Echeverría (de breve debut, ya que salió lesionado) pifió de cabeza, pero que el Cata Díaz no supo despejar, quedando en ridículo ante el uruguayo Vera que luego le tiró un globito a Orión (otro que quedó en ridículo) para empujarla a la red sin obstáculos. ¡Increíble que en el año 2014 te puedan hacer un gol así!
Ahora, el tercer tanto también es de no creer. De un saque lateral (sí, de otro saque lateral) un delantero platense anticipa de cabeza ante tres defensores xeneizes, dejando libre a Vera para que defina de tijera. ¡Vean qué poco metidos en el partido estaban nuestros jugadores que ni siquiera observaron y reclamaron un offside de casi 2 metros!
En el segundo tiempo, y con el partido absolutamente definido, los jugadores boquenses no mostraron ni un atisbo de recuperación. Cero amor propio. Cero amor por la camiseta. Cero actitud. Créanme: Pellegrino, íntimo amigo de Bianchi, le perdonó la vida al conjunto del Virrey porque si Estudiantes apretaba un poquito nomás, la de hoy era una goleada por más de media docena de goles. ¡Y no exagero! El descuento de Calleri en el último minuto ni siquiera maquilló esta vergonzosa actuación.
Definitivamente esta derrota traerá secuelas. Y el panorama no es alentador: el próximo domingo recibimos al Vélez puntero e invicto. Habrá que estar atento a lo que pase en la Bombonera, y no sólo en el campo de juego: el veredicto del hincha no se hará esperar.

Etiquetas: