<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, abril 27, 2014

Que no se acabe este Romance

Boca Juniors 4 - Arsenal 2

La semana pasada planteé el tema de la renovación (o no) de Román, dejando en claro mi postura. Sabido es que dicha prórroga jamás puede depender de uno o incluso de los tres encuentros que ahora restan. Pero si algún resultadista tenía dudas, hoy Riquelme jugó como para que camino al vestuario le alcancen un bolígrafo y el contrato, original y copia. ¡Hacía tiempo que no se veía un partido del 10 como el de esta tarde! (y repito, ya venía siendo de lo mejorcito en Boca, a pesar del pobre torneo).
A decir verdad, hoy Boca jugó el mejor partido oficial del año, y le tocó sufrirlo a personas muy queridas en la familia bostera: Palermo, Abbondanzieri y Schiavi, flamante cuerpo técnico de Arsenal (que siempre nos resultó un hueso duro de roer).
Facilitó las cosas el gol tempranero, casi de vestuario, tras la sutil definición del Pichi Erbes. Sin embargo, Arsenal lo empató sin hacer mucho (una jugada sucia donde, a mi entender, bien se pudo cobrar mano del hombre visitante en el preludio al tanto de Echeverría). Pero Boca asimiló el golpe de manera positiva: volviendo a tomar protagonismo y, a fuerza de fútbol, generando varias situaciones de gol. Erramos varios goles, pero casi en el pitazo final del primer tiempo, llegó un claro penal que Riquelme cambió por gol.
En el complemento el equipo jugó aún mejor que en la primera parte, y tras un lujo de Insúa fue Colazo quien anotó el tercer tanto (¡alivio!). Ya sin el 10 en cancha, fue a su reemplazante, Luciano Acosta, a quien le cometieron otro clarísimo penal, que en esta instancia Gigliotti, no sin mucho suspenso, canjeó por gol. Y sólo quedó tiempo para un descuido defensivo que le permitió a los del viaducto decorar el resultado.
Ojalá en los tres partidos restantes el equipo repita lo que produjo esta tarde. Incluso firmo con un 80% de lo hecho, porque aún así tendremos serias chances de ganar. Lástima que nos acordamos tarde, pero de todas formas el pasaje a la Sudamericana es algo que considero imperioso, ya que nos dará la chance de pelear dos competencias en el próximo semestre. Y quién nos dice, con Román en este nivel y como capitán.

Etiquetas: