<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, abril 13, 2014

No nos dieron una mano

Colón 0 - Boca Juniors 0

Muchas veces el corazón le gana a la razón y nos da esperanzas en lugares inhóspitos de ilusiones. Desde hace semanas vengo escribiendo que, objetivamente, sería más que un milagro poder ganar este campeonato. La distancia de puntos, la cantidad de equipos que tenemos por delante, pero por sobre todo, el pobre nivel de nuestros jugadores, hace que ni un boquense de ley pueda soñar en campeonar.
Sin embargo, tras la victoria ante Godoy Cruz, el corazón intentó vencer nuevamente a la razón y convencerme de que aún nos quedaba una carta bajo la manga. Claro, para eso habría que ganar todos los partidos restantes, empezando por Colón.
¿Alguien les comentó esto a los jugadores xeneizes? Parece que no, o que el mensaje llegó tarde (en el entretiempo). Porque el primer tiempo xeneize en Santa Fe fue pobrísimo, indigno de un equipo que tenga ambiciones de salir campeón. Colón jugó a lo que quiso: regalar el balón, defender, correr, y si de chiripa embocaba una contra, ¡bingo! No está mal: están peleando el descenso. Pero Boca... ¡Boca tiene otras aspiraciones, viejo!
En el segundo tiempo, y con el ingreso de Luciano Acosta, el equipo pareció entender el mensaje: "Es la última oportunidad". El pibe nos dio más dinámica, y en 15 minutos Boca creó situaciones como para romper el cero y justificar un gol que nunca llegó. El equipo se fue apagando y Colón no cambió de postura (muy cómodos con el punto).
Esta noche, los jugadores xeneizes no nos dieron una mano. ¡Pero tampoco nos la dio el árbitro! En el epílogo del partido, y tras un tiro libre a favor (la última jugada del cotejo), un defensor sabalero en la barrera atajó el remate de Colazo. ¿Penal? ¡Penalazo! Para todos, menos para el juez y su asistente, que fiel a la escuela de Lamolina dijeron "Siga, siga".
¿Boca no ganó por el árbitro? Bueno, al menos algo influyó, ya que debimos tener la chance de un penal a favor a segundos del cierre. Sin embargo, el equipo jugó un muy flojo primer tiempo, y no podemos (ni debemos) escudarnos en los ¿errores? ajenos, si no miramos primero los propios.
Como siempre, habrá que ganar por la camiseta, por la historia, por nuestra gente, por entrar a la Sudamericana y para engrosar el promedio. Pos Mundial, esperemos ver a un equipo más acorde a nuestra historia.

Etiquetas: