<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

sábado, marzo 01, 2014

Perdieron el 86

Vélez Sarsfield 1 - Boca Juniors 0

Una fuente reservada me confirmó que los jugadores de Boca perdieron el 86, razón por la cual llegaron tarde a disputar el partido contra Vélez (recién para el complemento). Me dirán que no son momentos para hacerse el gracioso, pero más chistosa fue la defensa xeneize, que se vio desbordada por donde se la mire durante los primeros 45 minutos.
Hubo una jugada que pudo (y debió) cambiar el partido, pero Gigliotti perdonó (allí donde los 9 no deben tener piedad). En ese momento el partido estaba 0-0, pero créanme que aún yéndonos al descanso 0-1 abajo, a juzgar por lo hecho en el campo era un negocio grandísimo para Boca estar a un sólo gol de ventaja y no a más.
En el complemento el equipo mostró un poco más de ganas, pero la misma falta de ideas. ¿Se pudo haber empatado? Tal vez. Pero hoy Boca perdió bien. O mejor dicho, mal: de la forma en que no nos gusta nunca perder a los bosteros: con tibieza. Quedará para el anecdotario discutir si Bianchi debió o no poner a Román en el segundo tiempo. Lo cierto es que se volvió a perder y la punta queda cada vez más lejos.

Etiquetas: