<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, diciembre 01, 2013

No habrá milagro, torneo ni Copa

Lanús 2 - Boca Juniors 2

La lógica ya lo había sentenciado hace tiempo y hoy las matemáticas lo confirmaron: no hay lugar para milagros y Boca no podrá salir campeón. Sólo la ineficacia de nuestros rivales nos dejó con vida en el torneo hasta esta fecha, pero si uno no gana sus partidos, hermano...
Si bien la llama de la ilusión parece eterna en los corazones más fanáticos, este triste desenlace no sorprende ni al más enfermo hincha xeneize, porque el equipo hizo todo lo posible para no ganar el torneo. Hoy se regaló el primer tiempo completo ante los suplentes de Lanús, que pueden jugar todo lo bien que quieran, pero muchos de ellos son casi ignotos (como el pibe de 17 años que nos convirtió el primero). Y cuando en el complemento todo parecía encaminarse (rápido empate de un Blandi recién ingresado), Orión cometió un horror defensivo y le regaló a los locales el 2-1 (¡que ya se encontraban con un jugador menos!). Pero eso no es todo, porque enseguida Sánchez Miño puso el 2-2, dejando al equipo con varios minutos por delante para lograr el gol que nos diera el vital triunfo. ¿Quieren más? Los últimos diez minutos los jugamos con dos hombres de más tras la expulsión de Ayala, pero ni en ese contexto Boca pudo doblegar a los juveniles de Lanús.
Duele pensar con qué poco se podía haber logrado este mediocre campeonato, que a falta de una fecha tiene a cuatro aspirantes que vienen de regalar puntos fecha tras fecha. Hoy sólo servía una victoria, y aunque la tuvimos al alcance de la mano en el complemento, nuevamente se nos escabulló. Al margen del error (horror) de Orión, el xeneize pareció tener más chances cuando tenía un hombre de más que cuando tuvo dos; quizás 9 contra 11 Lanús se decidió replegar más y no atacar golpe por golpe, lo que le daba a Boca una sensación permanente de gol (¡a favor y en contra!). Pero lo concreto es que aún con dos hombres de más, no se supo doblegar a los juveniles locales y la imagen final resume lo que fue todo nuestro semestre: último minuto de descuento, Boca atacando, y en lugar de mandar un centro a la olla el equipo lateralizó e hizo tantos toques hasta que el arbitro pitó el final sin habernos permitido, al menos, poner la pelota en el área. Con ese nivel de tibieza, se acabó el campeonato para nosotros.
Ahora se viene Gimnasia y luego las inmerecidas vacaciones para nuestro plantel. Los dirigentes deberán acertar a lo grande en las dos contrataciones para el próximo torneo, que tendrá a algunos equipos en la Copa Libertadores y a nosotros exclusivamente en el ámbito doméstico, lo cual multiplica las presiones y obligaciones para alzarse con el próximo campeonato. Lo único seguro, es que a todos se les acabó el margen de error.

Etiquetas: