<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, noviembre 10, 2013

El celular de Díaz

Boca Juniors 2 - Tigre 1

No se trata del famoso celular de Dios que le adjudican al Virrey, sino de una réplica que bien podríamos bautizar como el celular de Díaz. Claro, en homenaje al Cata, que atendió el llamado tras el centro de Román para consumar una victoria tan agónica como fundamental.
El de hoy fue un partido tan raro y loco como el mismísimo andar xeneize en el torneo. Boca hizo méritos como para ganarlo, pero sin embargo jugó un partido de discreto a pobre. Tigre abrió el marcador casi sin llegar al arco; increíble, pero el peligro que no generan los rivales lo fabrican los mismos jugadores boquenses, o en este caso, el Chiqui Pérez. Es fácil hablar con el diario del lunes (o del domingo a la noche), pero creo que fue un error de Bianchi no haberle dado el puesto de central a Ribair Rodríguez, que venía de buenas actuaciones en ese sector.
Como les decía, Tigre salió a la cancha con un esquema más que conservador, pero casi sin llegar encontró la ventaja merced a un gol en contra de Claudio Pérez. Con mucho tiempo por jugar, Boca trató de no desesperarse y continuó atacando y manejando el partido a voluntad. Sin embargo, las pocas situaciones claras de peligro fueron bien resueltas por el ex arquero xeneize Javier García. El 0-1 parcial no reflejó lo que pasó en los primeros 45 minutos, pero Boca tampoco fue un aluvión, claro está.
En el complemento bastó un lapso de diez minutos para que Tigre se quede con uno menos. Las dos amarillas a Pérez García parecían ser decisivas para los minutos que se vendrían. Pero para nuestro mal, Boca tuvo más posesión pero menos claridad que en el primer tiempo, a pesar de que Bianchi fue acumulando delanteros hasta terminar jugando con cinco atacantes (Martínez, Gigliotti, Cángele, Blandi y Riaño) más dos enganches (Riquelme y Paredes). A esa altura la cosa era clara: matar o morir. Y no era para menos, porque mismo un empate nos dejaba prácticamente sin chances de campeonar.
¿El final? ¡Épico! Casi a los 40 del complemento, Riquelme sorprendió en un tiro libre abriéndosela a Paredes para que el juvenil saque un sablazo desde muy lejos y venza finalmente la resistencia del portero visitante. Y con tamaño envión anímico, quedó abierta una luz de esperanza. Esperanza que se tornó realidad cuando ya en el descuento, nuevamente Riquelme sorprendió en otro tiro libre y luego de amagar un pase y desmarcarse, ejecutó un preciso centro para que nuestro héroe, el Cata Díaz, prenda el celular y disque al gol.
¡Triunfazo xeneize para dejar viva la llama de la ilusión! Ahora muchachos, hay que hacer bastante más en los próximos encuentros si queremos llegar con chances al cierre contra Gimnasia en la Bombonera. En lo anímico, 10 puntos. En lo futbolístico, aún seguimos muy endeudados.

Etiquetas:

1 Comentarios:

  • DONDE ESTA EL COMENTARIO DEL PARTIDO CONTRA LOS PLUMACEOS?

    Por Anonymous Pincel | 11:32 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home