<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, agosto 25, 2013

DesCarrillo en La Plata

Estudiantes 2 - Boca Juniors 0

Dos goles de Guido Carrillo fueron suficientes para que el tren de Boca descarrilara en La Plata. Si bien el xeneize tuvo un partido discreto, de ninguna manera mereció perder el encuentro. La derrota se explica de manera simple: Estudiantes aprovechó una buena volea de su juvenil atacante a poco de comenzado el complemento, y también sacó provecho del increíble penal que le regalaron sobre el final; mientras que por el lado de Boca, Blandi a un metro del arco remató al cuerpo del arquero, y en el rebote, el burro Martínez (sic) la tiró arriba del travesaño cuando tenía todo el arco a su merced.
Estudiantes dominó los primeros minutos del partido y llegó un par de veces con cierto peligro al arco defendido por Orión. Pero los últimos minutos de la primera mitad fueron de Boca, teniendo claras chances en los pies de Sánchez Miño y Juan Manuel Martínez. El empate parcial era justo. Lo que pasó en el complemento ya pudieron leerlo unos párrafos arriba, y si bien el 2-0 es un resultado por demás exagerado, hoy el xeneize pagó el precio de la falta de eficacia: en estos partidos, cuando llegás tan claro, no podés perdonar. Estudiantes no lo hizo, y con jugadas de mucho menor peligro.
La expulsión sobre el final de Burdisso será una anécdota (o quizás un alivio, al no tenerlo en la zaga defensiva el próximo partido). Lo que no es anecdótico es el penal que le regalaron al Pincha. ¿Saldrán a hablar todos los periodista alcahuetes que llenaron páginas de basura luego del arbitraje frente a Belgrano? ¿Qué dirán esos mercenarios anti-Boca ahora? Seguramente, nada.
Si bien hoy creo que Boca no mereció perder, estas derrotas duelen porque nos hacen ver que falta y mucho para poder ilusionarnos con campeonar. Tenemos esperanza en la vuelta inminente de Gago, pero para salir campeón, esta clase de partidos hay que ganarlos o al menos no perderlos.

Etiquetas: