<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, junio 19, 2013

¡Cata marca!

Boca Juniors 1 - All Boys 3

Será la primera Copa Argentina que Boca no podrá levantar, luego de haber sido campeón en las dos ediciones pasadas, disputadas en 1969 y 2012. Más allá de la decepción de haber caído en el único torneo que nos mantenía en pie en este semestre (patética performance en el Torneo Final 2013 y mediocre actuación en la Copa Libertadores 2013), el dolor mayor es que esta Copa otorgaba al campeón un premio nada despreciable como lo es el pasaje a la Libertadores 2014 (a la que sólo podremos acceder si salimos campeones en el próximo torneo doméstico).
El título de esta nota resume todo: ¡Cata marca! Y no me refiero a la sede que hoy nos vio nuevamente caer ante el albo de Floresta. Me refiero a que traigan ya al Cata Díaz de regreso, porque el tipo marca en serio. Basta de Burdisso (de su hermano Nicolás sólo tiene el apellido), Caruzzo, Somoza y todos los que demostraron que la camiseta de Boca les queda grande. La limpieza se viene y debe ser grande. Dirigentes, abran los ojos: ahora es el momento de rearmar el plantel, ¡no podemos perder más puntos ni más tiempo!
La noche catamarqueña arrancó torcida. Nos ilusionamos ante la primera llegada de Lautaro Acosta (otro que debe empezar a empacar sus cosas y darle gracias a la vida por haberse puesto la casaca xeneize), pero a los 3 minutos Clemente hizo un infantil penal que nos costó un gol (Vildozo, desde los doce pasos). El lateral, con su flamante tatuaje CR3, es otro de los que debería tener las maletas listas (por las dudas, ¿saben?). Riquelme fue de los pocos que intentó en el primer tiempo, y estuvo cerca en un remate desde afuera.
Ya en el complemento, nuevamente nos vacunaron de entrada. Irían cerca de 6 minutos cuando en un centro frontal madrugan a Burdisso y Borghello la empujó al lado de Orión. All Boys estaba más cerca del tercero que Boca del descuento, todo gracias a la (in)defensa boquense. Pero llegó el descuento de Ledesma (fortuito, tras un rebote que desacomodó a Cambiasso) y pareció que las ilusiones nos volvían al cuerpo. Pero fueron sólo eso: ilusiones. Le tomó pocos minutos al conjunto de Floresta anotar el tercero, con un Boca que defendía cada vez peor y no mostraba claridad en el ataque.
Eliminación y preocupación. Fue un semestre deplorable que, por suerte, cerraremos el próximo domingo en Mendoza ante el Godoy Cruz de Palermo. ¡Y a rezar para no salir últimos!

Etiquetas: