<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, junio 09, 2013

Burdisso 2 - Boca Juniors 0

Racing Club 2 - Boca Juniors 0

Boca fue un verdadero desastre y Guillermo Burdisso el abanderado de turno, haciendo un gol en contra y el penal que permitió el segundo tanto de la Academia. El equipo no generó situaciones de peligro más allá de un remate en el poste del Burrito Martínez, y jugó un penoso segundo tiempo donde pudo (y debió) haber sido goleado.
¿El costado positivo? Por suerte ya termina el torneo (mientras prendemos velas para no salir últimos), y además, tenemos un DT al que le sobra el caracter que le falta a muchos de sus dirigidos. Tranquiliza ver a Bianchi a puro grito pidiendo "métanle, mierda, que son cancheros". Al menos, la esencia bostera dijo presente en nuestro entrenador.
Hoy Boca fue un fantasma, y como ironía del destino, el propio Fantasma de la B ingresó al estadio momentos antes de que Saja ejecutara el penal que pondría 2-0 a Racing. ¿Lo más triste? Ese fantasma tenía más movilidad que los vestidos de azul y amarillo. Sin público xeneize en las tribunas, daba impotencia ver por televisión a un equipo cabizbajo y del otro lado al wachiturro Centurión tirando amagues (los mismos que habrá practicado huyendo de la policía).
Se termina el torneo y de la peor forma para nuestro club. Salir últimos sería una ofensa a nuestra historia, pero no tanta como no dejar el alma en cada pelota. Así que espero que los jugadores saquen ese plus por el cual alguna vez Boca se fijó en ellos, para cerrar el campeonato de la manera más decorosa posible.

Etiquetas: