<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, abril 03, 2013

Maleficio, soplame la vela

Boca Juniors 1 - Barcelona (Ecuador) 0

¡Y qué mejor día para que se termine el maleficio de local que el del propio cumpleaños boquense! Boca ganó, de local, se acomodó en el grupo, pero ahora deberá rezar por un triunfo de Nacional (Uruguay) sobre Toluca (México), porque de llegar con chances el conjunto mexicano a la última fecha, deberemos viajar a tierra azteca a no perder (cualquier derrota nos impedirá pasar de ronda).
Fue sin dudas una jornada agitada y marcada por las lesiones. Lo de Boca ya es una enfermería. Ledesma no jugó ni un cuarto de hora, Franco Sosa se retiró desgarrado y Burdisso terminó a duras penas el partido en cancha porque ya Bianchi no tenía más cambios.
El primer tiempo xeneize fue de lo mejorcito del semestre. Ya a los 8 minutos se abrió el marcador tras un corner corto y un centro que Burdisso (gana más en área ajena que en la propia) le bajó a Blandi para que nuestro goleador en racha siguiera mojando. Y el propio Blandi pudo haber anotado el segundo pero el travesaño rechazó su cabezazo. Pol Fernández tuvo otra clara pero remató al cuerpo del arquero. ¿Barcelona? Poco y nada; tuvo ataques esporádicos y sólo preocupaba con la velocidad de Arroyo.
Ahora, el segundo tiempo fue diametralmente opuesto al primero. Boca nunca pudo tener la pelota y el conjunto ecuatoriano nos puso en serios apuros, al punto que terminamos pidiendo la hora. Orión volvió a lucir muy seguro, demostrando que es arquero para Boca.
Sobre el final se paralizaron todos los corazones boquenses, pero el árbitro del partido recordó que estaba asistiendo a una fiesta de cumpleaños, y como no había llevado regalo omitió el penal de Caruzzo sobre Damián Díaz (¿o habrá visto el arbitraje de Laverni contra el Rojo y quiso poner un manto de justicia?).
Triunfo vital, mis amigos. Pero me duele compartir una sensación, que les juro con el alma, espero sea errónea. Un equipo con aspiraciones de ganar la Copa, estos partidos los debe superar con holgura. Este Boca luce endeble y por lo demostrado hasta aquí por otros equipos, la sensación es que, de pasar la fase de grupos, cualquier equipo nos puede eliminar de un plumazo. A favor de Boca, la historia y el hecho sabido que en octavos empieza la verdadera Copa. De allí mi esperanza a que uno contra uno, Boca haga pesar toda la mística que hasta el momento dijo ausente.

Etiquetas: