<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

jueves, marzo 07, 2013

Quedó hecho Bolso

Boca Juniors 0 - Nacional (Uruguay) 1

Boca volvió a perder de local en la Copa y sigue de malas. Suena increíble, pero la Bombonera no parece ser aquel templo tan respetado y temido por los rivales, a juzgar por los últimos encuentros con derrota local. Aunque a decir verdad, hoy el xeneize mereció, al menos, retener un punto.
Como era de esperar, Boca salió a atacar y buscar los tres puntos que nos ubicaran en un lugar de privilegio en la tabla del grupo. Sin embargo, Nacional golpeó primero. Andrés Scotti burló la marca de los defensores xeneizes y de cabeza venció la resistencia de Orión. De inmediato nomás, Boca respondió con un ataque que por milagro no se convirtió en el 1-1. Lo tuvo Pérez de cabeza, Ribair, Clemente, pero al descanso el marcador se quedó congelado con el 0-1 para la visita.
Ya en el segundo tiempo, las acciones no cambiaron demasiado. Boca atacó como pudo, Nacional apostó a una contra, y con el correr de los minutos el conjunto xeneize se fue apagando. Tuvimos algunas chances, pero ya no tan claras como las del primer tiempo. Y ni siquiera pudimos hacer pesar el hombre de más luego de que Lembo viera la tarjeta roja.
La Copa se volvió a complicar, y por exclusiva responsabilidad xeneize. Ahora no hay margen de error, y habrá que vencer no sólo en Montevideo, sino en el próximo compromiso como local, para poder cerrar la fase de grupos en México en una situación más holgada. El presente boquense es preocupante y el margen de error prácticamente desapareció. Es hora de que algunos jugadores saquen ese plus y muestren si están o no para jugar en la primera de Boca.

Etiquetas: