<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, junio 23, 2013

Orión nos salvó de la "U"

Godoy Cruz 1 - Boca Juniors 1

Terminó oficialmente este nefasto semestre que, de no haber sido por las manos de Agustín Orión, nos hubiera encontrado en el fondo de la tabla (algo inédito en toda la historia xeneize). Gracias a nuestro arquero, como dirían los burreros de ley, zafamos de comernos la "U" (último puesto). Sin embargo, Boca salió ante-último y cosechó la menor cantidad de puntos en toda su historia en torneos cortos (18 puntos en 19 fechas). ¡Ni siquiera quedamos con un promedio de un punto (empate) por encuentro! Es más, Boca fue el equipo que menos goles hizo, se quedó con la peor diferencia de gol (convertidos menos recibidos) y estuvo a dos goles de ser la escuadra más goleada. Una verdadera vergüenza que tiene varios responsables.
Hoy el equipo fue una murga y merecimos largamente perder. El gol que anotó Viatri fue un premio exagerado para el xenieze que en todo el primer tiempo sólo llegó dos veces. Pero la forma en que nos empatan es inaudita. No sólo por el inocente penal del Chiqui Pérez (jugó como para que le rescindan el contrato y lo devuelvan con moño y paquete) al minuto de descuento de la primera etapa, sino porque todo se inició en un tiro libre a favor de Boca donde Riquelme leyó mal la jugada (que pedía centro, pero nuestro enganché optó por un toque lateral que derivó en una pérdida de balón y posterior ataque mendocino).
En el complemento, lo de Boca fue aún más pobre y Orión se ganó premio doble a costa de atajadas. Bianchi tuvo que apelar a cambios por jugadores con lesiones o molestias, y un conjunto boquense totalmente desteñido terminó dando pena y haciendo tiempo para rescatar el punto que evitara el histórico papelón.
Hay tantos responsables de este penoso presente, que el tema merece un artículo aparte. Lo único seguro, la limpieza que se viene. Yo lo repito: dirigentes, ¡a no dormirse que necesitamos varios refuerzos de categoría! No alcanza con dos refuerzos importantes; hacen falta, al menos, cinco jugadores de primer nivel.

Etiquetas: