<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

martes, agosto 13, 2013

Daños (con)laterales

Boca Juniors 2 - Newell´s Old Boys 3

Da mucha bronca la derrota de esta noche, amigos xeneizes. Porque luego de la victoria ante Belgrano en Córdoba (inmerecida, por cierto), hoy era la chance ideal para aprovechar la condición de local, superar a Ñuls y quedar en la cima con dos victorias, que más allá de lo numérico en lo anímico sería fundamental. Se puede perder con Ñuls, no por nada el conjunto rosarino es el actual campeón del fútbol doméstico. Pero habiendo redondeado un aceptable encuentro y estando dos veces en ventaja, resulta inconcebible que por desatenciones defensivas nos quedemos con las manos vacías.
Como reza el título de este artículo, más que daños colaterales lo que hoy sufrimos los boquenses fueron daños con laterales. Los leprosos, e incluso los propios. Porque los dos primeros goles visitantes vinieron por el lado de Marín, quien fue desbordado toda la noche (ojo, no lo estoy quemando y me parece un buen jugador y mejor proyecto; pero hoy sufrió cada vez que lo atacaron). Los primeros 15 minutos de Boca fueron más que rescatables. El xeneize le quitó el balón a Ñuls, lo manejó con buen criterio (bajo el comandante Riquelme) y tardó poco en anotar un golazo (Blandi definió una hermosa jugada colectiva). Pero los rosarinos se despertaron, y tras un pelotazo, Milton Casco le ganó la espalda a Marín y definió ante la salida de Orión. Sin embargo, en la primera etapa Boca se retiraría en ventaja, ya que nuestro goleador de turno, el Cata Díaz, volvió a anotar un gol (golazo en realidad) tras capturar un rebote en un corner y rematar desde afuera del área grande.
Y aquí llega la historia que duele escribir. Porque arrancando el complemento 2-1 en ventaja, fueron menos de diez minutos los que le tomó al conjunto leproso remontar el score y ponerse 2-3 arriba. En ambos casos, nuestro verdugo fue el guaraní Aquino. Boca intentó recuperarse y se fue con todo en busca del empate, pero los rosarinos no comieron vidrio y la única vez que estuvieron en ventaja les fue suficiente para aguantar y llevarse los 3 puntos. Unos 3 puntos que duelen y mucho por el lado boquense, porque se había hecho un partido como para ganarle al campeón reinante.
Esta derrota, sin dudas, es un gran golpe a la ilusión. El domingo no hay opciones y debemos vencer a Atlético Rafaela (jugando de nuevo como local). Solamente una victoria podrá darles confianza a nuestros muchachos para pensar que es posible pelear el título. Un empate o derrota, sin dudas, será el preludio de otro semestre complicado.

Etiquetas: