<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, agosto 18, 2013

Le hizo precio a Rafaela

Boca Juniors 2 - Atlético Rafaela 1

Lo dije hace unos días: este era un partido bisagra que marcaría a fuego nuestro andar en el semestre. ¡Y por suerte lo ganamos! Si uno mira el resultado notará que no nos sobró prácticamente nada, pero aún sin brillar, hoy el xeneize careció de realismo porque debió haber definido el partido con mayor amplitud.
El primer tiempo fue parejo, con un Atlético que sorprendió de arranque con algunas situaciones de peligro. Pero luego Boca se tranquilizó y empezó a levantar vuelo. Sin embargo, el primer tanto boquense nació de un verdadero blooper en la defensa visitante, que derivó con un tiro libre indirecto a pocos metros de la línea y con la magnífica ejecución de Román (¿¡por dónde filtró el remate!?). Pero Boca no está seguro en el fondo y los rivales no nos perdonan, así que a falta de unos minutos para el descanso Rafaela llegó a la igualdad transitoria.
La incógnita era ver si Boca jugaría tranquilo (pero decidido) el complemento, o si la desesperación se adueñaría de la partida. Por suerte, ocurrió lo primero. En los segundos 45 minutos, Rafaela llegó poco y nada, y por el contrario, el xeneize tuvo un par de situaciones muy claras para vencer la valla rival. Primero lo tuvo el Burrito Martínez pero el palo dijo no; luego un remate de Marín desde afuera se fue haciéndole viento al poste. Y finalmente, el propio Martínez armó una jugada de lujo, en la cual Emanuel Insúa anotó el que sería a la larga el definitivo tanto de la victoria.
Hoy se ganó bien, se mejoró un poco más con respecto a los partidos anteriores, y en el complemento no sufrimos llegadas de peligro. Todas señales alentadoras, aunque claro está, no enfrentamos a un equipo al que uno suponga un animador del torneo. De todos modos, son tres puntos de oro y una buena dosis de confianza antes de ir por rivales más complicados como seguramente lo serán Estudiantes y Vélez.

Etiquetas: