<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, septiembre 01, 2013

Pinta bien este regreso

Boca Juniors 2 - Vélez Sarsfield 1

Volvió Gago y, casualidad o no, volvió un Boca que hacía años no veíamos. ¡Bienvenidos a ambos! Ya la primera pelota que tocó Pintita fue el centro que Ribair Rodríguez cabeceó al gol para poner en ventaja al xeneize al minuto de juego.
Boca salió a comerse crudo al rival, y al margen de haber encontrado la ventaja en el primer ataque, siguió con una presión infernal que hizo que los velezanos no pudieran mantener la posesión del balón. Era muy promisorio lo que mostraba el conjunto xeneize, pero cuando menos uno lo imaginaba, llegó el empate. Todo un baldazo de agua fría porque hasta ese momento Vélez no había hecho nada y Boca lo estaba arrollando en el desarrollo del juego. Pero luego de unos minutos equilibrados, el xeneize volvió a tomar la iniciativa y atacar al conjunto de Liniers. El premio llegó antes del complemento, cuando una buena jugada de Sánchez Miño (de lo mejor de la cancha) fue coronada por Nicolás Blandi para recuperar la ventaja en el marcador.
El segundo tiempo fue todo de Boca, contando incluso con más y mejores situaciones de gol. Lo tuvo Sánchez Miño, luego el Burrito Martínez y también pudo ser de Gigliotti (que reemplazó en el inicio del complemento a Blandi que salió con una molestia), pero ninguno estuvo preciso en la definición. Incluso quedamos en supremacía numérica tras la expulsión de Cerro, pero la ventaja seguía siendo la mínima. Tan sólo por eso, Vélez se animó sobre el final y hasta pudo empatarlo en la única clara que dispuso. No por viejo, el refrán deja de ser actual: hay que liquidar los partidos o después se pueden lamentar. Por suerte eso hoy no ocurrió y Boca, aunque sea por la mínima, se quedó con un justo triunfo que debió ser mucho más holgado si el equipo hubiera tenido cierta cuota de realismo.
Para destacar, el regreso de Gago (aguantó los 90), Ribair cumplió como central, el nivel de Sánchez Miño y un Burrito Martínez que sigue creciendo en su juego. En el debe, el estado físico de Gigliotti, al que se lo vio muy lento y pesado cada vez que le llegó el balón por bajo (¿está al 100% en lo físico?).
Hoy La Boca fue una fiesta completa como hacía tiempo no se veía. El próximo desafío, ganar dos partidos seguidos. ¡Con ese norte iremos al sur a enfrentar a Olimpo!

Etiquetas: