<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, octubre 20, 2013

Tomba-la vos, dámela a mi

Godoy Cruz 2 - Boca Juniors 2

Un partido que dio para todo: goles, penales no cobrados, uno sancionado en el epílogo, una expulsión, un empate agónico y un escandaloso final con una gresca generalizada en donde pasó de todo. Pero la única y triste conclusión es que Boca volvió a dejar dos puntos de oro en el camino en su afán de acercarse a la punta. Ya consumada la derrota de Ñuls y de Arsenal, y a sabiendas de que San Lorenzo había sumado de a tres, el xeneize tuvo una chance de oro para quedar a sólo tres de la punta, pero nuevamente el equipo no estuvo a la altura necesaria para poder cosechar una victoria en la tierra del buen vino.
Godoy Cruz arrancó mejor, pero Boca golpeó primero. Gigliotti, de gran momento, se las ingenió para anotar el 0-1 en una jugada que arrancó con un centro desde el costado del Cata Díaz (junto con Caruzzo, improvisados marcadores de punta en una noche donde Boca defendió con cuatro centrales). Sin embargo, en una distracción defensiva los mendocinos empataron el partido sólo unos minutos después.
El complemento mostró de entrada a un conjunto boquense dormido; tal fue así que en pocos minutos los locales se pusieron 2-1 arriba en una jugada que tuvo un poco de fortuna (ayudada por la pasiva actitud de los defensores xeneizes). Y allí, con la obligación de darlo vuelta para seguir en la pelea, el conjunto auriazul se fue con todo en busca del empate.
Fue increíble el penal que no le cobraron al Burrito Martínez. ¡Pero increíble de verdad, viejo! Y también extraña, sobre el final, la falta sancionada pero fuera del área (fue más dudosa la falta que el lugar donde estaba Cángele). Si cobró foul, era penal. Ya el conjunto tombino estaba terminando el partido con uno menos por la roja a Curbelo, hasta que en el final, y aunque usted no lo crea, esta vez el árbitro sí vio la clara infracción a Martínez para sancionar la pena máxima. Y allí Riquelme no perdonó y puso el ... ¿Qué? ¿Así que fue el Chiqui Pérez quien ejecutó el penal? Bueno, el central boquense ejecutó con jerarquía el penal y el score se cerró 2-2.
Para el final, el escándalo que ya le adelantamos, con corridas, empujones, golpes y jugadores fuera de sí. Y un empate que seguro a nadie le sirve, sobre todo a Boca y sus ilusiones de pelear el torneo, o al menos de hacerlo más cerca de la cima. No está dicha la última palabra, es verdad. Pero hoy se dejó pasar otra oportunidad, de esas que duelen.

Etiquetas: