<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, noviembre 17, 2013

Nuevamente, la ilusión al Viaducto

Arsenal 3 - Boca Juniors 2

El Torneo Inicial le había dado una nueva chance a Boca, que en caso de ganar llegaría, al menos transitoriamente, a la cima junto a San Lorenzo (recordemos que mañana juega Ñuls). Sin embargo, el equipo volvió a fallar en un encuentro decisivo y ante un rival directo.
Fue una verdadera decepción la actuación xeneize de esta tarde/noche en Sarandí. Nuevamente, se perdió (y feo) justamente en una final; en esos encuentros que hay que ganar o ganar si uno quiere ser campeón. Y por favor, no me vengan con la sanata de que perdimos por un gol y tuvimos dos pelotas en los palos. Porque el resultado no reflejó la supremacía que por momentos tuvo Arsenal, pero por sobre todo la resignación e impotencia que durante varios minutos mostró este Boca blandito y tibio.
Quizás haya que resignarse y entender que este Boca llegó a lo más lejos que se podía, considerando todos los contratiempos, lesiones y otros pormenores. Eso no está en nuestro diccionario: somos Deportivo Ganar Siempre. Pero si analizamos el torneo con la cabeza fría, sabremos que fueron pocos los partidos que se jugaron bien, y que no siempre se puede hacer la heroica como ante Tigre,
Arsenal fue muy superior el primer tiempo, y el 2-0 parcial con el que se fue al descanso pudo incluso sonar escaso. Vale aclarar, que el primer tanto nació de un tiro libre inexistente, y que otro horror del árbitro fue no expulsar a Damián Pérez ante la criminal entrada al Cata Díaz (que era roja y tres años de cárcel). Pero lo del xeneize fue tan pobre que ni vale la pena escudarse en el pito.
Riaño había tenido en sus pies el descuento cuando se extinguían los primeros 45, pero el travesaño dijo no. Sin embargo, apenas comenzado el complemento, Matías Caruzzo de cabeza puso las cosas 1-2. Ahí parecía que Boca se metería en partido y remontaría las cosas como ante Tigre. Pero digo bien, parecía... porque en menos de 5 minutos los locales volvieron a aumentar la ventaja. ¡No se explica que el equipo defienda tan mal, viejo! Pero lo peor, lo imperdonable, fueron los vergonzosos 20 minutos que prosiguieron al tercer gol de Arsenal. Boca pareció abatido, sin ánimo de ir a pelear el encuentro (con varios minutos por delante) y perdió todas las pelotas divididas. Bianchi acertó con los cambios y, en una jugada aislada, Riaño marcó su debut goleador con la auriazul. Con 15 minutos por jugar, Boca pareció despertarse y acordarse de que aún se podía. Y lo más triste de todo, que pudo tranquilamente haberlo empatado (lo que me irrita más, pensando en todos los minutos despilfarrados). Lo tuvo Paredes en un remate, y también Gigliotti, pero nuevamente un palo nos negaría llevarnos, al menos, algún punto que créanme, no merecimos.
No se puede decir que se haya acabado el campeonato, pero hoy más que nunca, la lógica pesa más que la matemática. Seamos optimistas, ilusos si me lo permiten, y soñemos con que los rivales dejen puntos en el camino. Ahora, ¿realmente piensan que así Boca puede ganar los 9 puntos en juego?

Etiquetas: