<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, abril 06, 2014

Bianchi Cosecha Tardía

Boca Juniors 3 - Godoy Cruz 0

¡Qué ganas de tomarme un buen vino! ¡O mejor, que sean 3! Porque Boca jugó su mejor partido del campeonato y logró la triple G: ganó, gustó y goleó. Veníamos de dos derrotas al hilo donde el equipo había merecido mucho más, pero por la falta de eficacia y no cerrar los partidos nos quedamos con las manos vacías. Hoy el xeneize se sacó la mufa, y a la primera de cambio remató el encuentro para no pasar sobresaltos. Claro está, como dije en los últimos artículos, el vino quizás resulte ser un Cosecha Tardía, porque salvo un milagro el campeonato quedará en manos foráneas. Boca debe ganar los siete partidos restantes para así llegar a los 36 puntos y rezar que tengamos otro año más con un campeón con escasas unidades.
El partido hoy se abrió rápido. En el primer ataque serio, llegó el penal (claro) al Burrito Martínez que Riquelme cambió por gol. ¡Alivio! Sin embargo, los primeros 45 minutos transcurrieron con un dominio territorial de Godoy Cruz, que nos manejó el balón y por momentos nos obligó a defender muy cerca de Orión. Restaba ver a esa altura si en el complemento el equipo podría liquidar el pleito o volveríamos a cortar clavos con culo.
Nuevamente, al inicio de la segunda etapa Boca golpeó duro. El Burrito metió un buen pase para Gigliotti que se fue sólo contra Carranza y esta vez definió como los que saben (a mi juicio, ayudado por el portero visitante que salió lejos y se tiró antes de tiempo, lo que facilitó la gambeta y posterior definición del Puma). Si bien el 2-0 parecía cómodo, no respiré tranquilo hasta que el propio Gigliotti anotó el tercer tanto xeneize. Fue nuevamente de penal (Román se lo cedió al centrodelantero) y, de yapa, roja para el arquero visitante. Y ahí sí, sólo fue cuestión de esperar que pasaran los minutos.
Se ganó claramente, como hacía tiempo no ocurría. ¿Puede significar esto un renacer en el campeonato? ¡Ojalá! Pero repito: sería un milagro que Boca llegara con chances a las últimas fechas, y para ello deberíamos ganar todos los partidos. De todas formas, ahora lo que importa es ganar, sumar, tratar de entrar a la Sudamericana y ahuyentar cualquier fantasma que nos coloque cerca de las últimas posiciones.

Etiquetas: