<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, febrero 14, 2016

Desenamorados

Boca Juniors 0 - Atlético (Tucumán) 1

Tras el tremendo golpe sufrido ante San Lorenzo, este partido se convirtió en una bisagra para la continuidad (o no) del Vasco y su cuerpo técnico. Con la derrota consumada, se huele a final de ciclo. Habrá que estar atento a lo que ocurra en las próximas horas, pero...
En el Día de San Valentín, Boca desenamoró. Fue realmente muy pobre lo que mostró el equipo, sobre todo en los minutos finales del complemento, cuando uno esperaba cierta dosis de rebelión, empuje y amor propio para torcer el rumbo de un partido que cada vez se complicaba más.
Si uno hace un repaso de todas las situaciones de gol, podrá pensar que Boca mereció mejor suerte. No amigos, Boca jugó mal y por momentos se vio superado por un equipo visitante que hizo un planteo inteligente. Tuvimos algunas chances de gol claras, sobre todo en algún pasaje del primer tiempo donde el xeneize dominó las acciones, o la jugada de Tévez-Gago donde nos perdemos un gol increíble. Pero los tucumanos ya habían tenido un mano a mano antes del gol, y también pudieron ampliar la ventaja en el complemento.
A Boca le faltó fútbol, le fallaron las individualidades y le faltó carácter para jugar la parte final del complemento. Incluso con un hombre más a falta de 10 minutos, nunca tuve la sensación que el empate estuviera al caer. Uno esperaba al menos un conjunto desordenado pero metiendo sobre su arco al visitante... pero nada de eso pasó.
Yo no me olvido de los títulos y guardo mi respeto por estos jugadores y por el Vasco. Y el hincha también, ya que hoy el aliento fue incesante. Pero hay varias razones para explicar este mal presente de Boca, que puedo resumir en el bajísimo nivel de varios referentes, las malas formaciones que arma el DT (improvisando con hombres que no son del puesto), y cambios poco efectivos.
Dentro de tanta malaria, mejor que esta crisis pase ahora, antes de haber arrancado la Copa y con todo el torneo doméstico por disputarse, que más adelante. Habrá que revertir la situación cuanto antes... y el tiempo dirá con qué cuerpo técnico, en caso que no siga el Vasco.

Etiquetas: