<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, febrero 03, 2010

La lluvia trajo alivio 2

Boca Juniors 3 - Lanús 1

Hace prácticamente un año publiqué una nota llamada La lluvia trajo alivio. Casualidades al margen, hoy debo publicar la segunda parte tras un partido que también se jugó en la Bombonera y curiosamente también terminó 3-1 en favor del xeneize.
Parece ser que Boca hace caso omiso al "nos tapó el agua" y la lluvia despierta esa mística boquense en los pechos de los ocasionales gladiadores vestidos de azul y oro. Porque hoy Boca metió de lo lindo. Pero ojo: también jugó, ¡y cómo!
Vale reconocerlo, el primer tiempo fue parejo. Si bien Boca se puso en ventaja mediante un lindo gol de Medel, Lanús se encargó de emparejar las acciones y tuvo sus minutos de dominio. Pero claro, la gran protagonista de la noche fue la copiosa lluvia que se adueño de la escena y le puso un toque de dramatismo a un partido más que interesante. Riquelme tuvo la chance de aumentar las acciones pero su tiro libre se fue besando el poste. Y sobre el cierre de la etapa inicial, el Negro Ibarra se confió, perdió una pelota en un lateral y tras el centro granate llegó el empate. Otra vez sopa: un nuevo gol de cabeza que sufrió la maltrecha defensa boquense.
Pero en la segunda mitad se vio lo mejor de Boca en mucho tiempo. Ya no llovía, diluviaba. Pero la cancha era una hoguera. De arranque, una excelente combinación Gaitán-Riquelme-Gaitán-Palermo derivó en el segundo tanto xeneize. ¡Terrible golazo! Parecía mentira poder hacer dos pases seguidos en las condiciones del campo de juego, pero los delanteros boquenses lo lograron. Enseguida, nos perdimos un gol increíble: tiro libre cerrado de Riquelme, el arquero la saca en la línea, Paletta cabeceó pero el palo dijo no, la pelota quedó en la línea, la sacaron, otro remate xeneize y nuevamente la sacan en la línea. Pero por suerte, unos minutos después Riquelme ejecutó un corner con maestría y se la puso justo en la cabeza a Erbes que metió el tercero (y de yapa, su primer tanto en primera). Pudieron ser más goles, pero la cancha y el arquero granate salvaron a Lanús de una goleada estrepitosa.
Párrafo aparte para el segundo tiempo de Román. Me paro y aplaudo: clap clap clap. Sólo le faltó el gol. Jugó, hizo jugar, la llevó al pie (el único de los 22 que pudo hacerlo en ese estado del terreno), la mató como los dioses, tiró autopases y siempre pareció saber a dónde iría la imprevisible pelota. ¡Nunca en mi vida vi a alguien jugar así bajo un diluvio!
Final: 3-1. El agua trajo alivio. ¡Agua bendita! Ya contra Argentinos Juniors habíamos hecho un partido más que decente, pero lo de hoy fue mejor aún. La defensa aún con sus flaquezas se nota mejor partido a partido. El mediocampo sin lugar a dudas está más sólido (buen nivel de Medel como 5 y Méndez es un refuerzo que promete mucho). Y la delantera... bueno, tenemos a Riquelme y Palermo. Si Boca mantiene este nivel y saca buenos resultados en los próximos partidos, no tengo dudas que peleará el campeonato.

Etiquetas:

1 Comentarios:

  • Muy bueno el comentario, y te cuento que esa magia que tiene Román (bajarla como lo hizo en ese terreno) lo hace aún más grande porque los que "jugamos" a la pelota sobre adoquines teníamos que adividar para donde "saldría la pelota cuando picaba contra el suelo,y Román habrá jugado en tierra o asfalto pero no adoquines,
    es un adelantado que hace lo que no vivió.

    Por Blogger Pincel | 12:48 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home