<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, noviembre 29, 2009

Otra derrota que duele

San Lorenzo 3 - Boca Juniors 0

Perder con San Lorenzo lamentablemente no es algo que sorprenda. Lo que para nosotros es una cuenta pendiente para los cuervos es su máximo motivo de orgullo ante la ausencia de grandes logros (¡hasta Argentinos Juniors ganó la Copa Libertadores!). Pero esta vez, más caliente que la derrota me deja la forma en que perdimos. ¡Hasta nos ganaron sin la ayuda de Aníbal Hay!
No digo que los jugadores de Boca no hayan puesto todo; digo que no se notó. Faltó rebeldía, coraje para querer cambiar las cosas, presionarlos y llenarlos a centros aunque quede manifiesta la impotencia, tirar alguna patada de calentura. ¡Faltó sangre! No la de Medel, quien además de ser de los pocos que estuvo a la altura de lo que es Boca, dejó literalmente la sangre en la cancha tras el artero codazo de Botinelli que era para penal y expulsión. Pero no voy a poner como excusa el arbitraje, porque hoy con muy poco los azulgranas fueron mucho más que los xeneizes.
Aguirre nos vacunó por duplicado y a la media hora ya estábamos abajo por 2-0 con mucho por jugar. La clave era descontar en la segunda mitad, a sabiendas que un tercer gol cuervo sentenciaría el partido. Y así ocurrió: luego del tercer tanto, a otra cosa mariposa.
Hubo una jugada que pudo cambiar el partido: a los cuatro minutos Medel remató cruzado, el vende humo de Migliore dio rebote y Palermo se perdió un gol increíble. Quizás eso fue un presagio de lo que sería la tarde del domingo.
Todos estamos pensando en terminar cuando antes este año futbolístico, pero les imploro una cosa a los jugadores: quedan tres partidos y el próximo es contra Independiente. ¡No da lo mismo ganar que perder! ¡Odio a los amargos! Así que más que nunca... ¡a ganar o ganar!

Etiquetas: