<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, octubre 04, 2009

Histórico(s)

Boca Juniors 3 - Vélez Sarsfield 2

Histórico: Martín Palermo convirtió un gol de cabeza casi desde mitad de cancha, siendo éste un absoluto record mundial.
Históricos: Los veteranos volvieron a aparecer y ayudaron a que Boca se acordara de ganar (más aún, como local). Battaglia, Riquelme y Palermo, héroes de una tarde en la que los velezanos se volvieron a Liniers con tres pepas adentro.
Como ya es una costumbre en el 2009, Boca arrancó mal y a los pocos minutos ya estaba en desventaja. Para variar, otro gol de cabeza ante una endeble defensa que no puede contrarrestar el juego aéreo. Otra vez a remar y a luchar contra la impotencia que se siente cuando las cosas no salen, pero vale aclararlo, Boca de a poco empezó a mejorar y no se lo veía tan mal como en tardes anteriores. Pasada la media hora de juego, Battaglia emparejó las acciones, siendo el 1-1 un resultado que le quedaba mejor al partido.
Pero en el complemento, otra vez sopa. Nuevamente (de arranque) Caruso puso la ventaja para los de la V, y hubo un par de minutos de zozobra. Pero Boca zafó y quedó en partido, estando solamente un gol abajo. La mano venía complicada, pero Riquelme, que mejoró mucho en la segunda mitad, metió un golazo de otro partido (u otro campeonato, en base a sus últimas y discretas actuaciones) y la cosa quedó 2-2. La defensa boquense siguió siendo un flan, pero esta vez el peso de las individualidades hizo que nos quedáramos con los tres puntos. ¿De qué manera? De la cabeza de San Martín (Palermo), quien tras un corto rechazo de Montoya cabeceó un balón para marcar un gol de antología (uno más y van).
El campeonato sigue muy lejos y la Copa 2010 más aún. Pero este triunfo es una bocanada de aire fresco para Basile y los jugadores que se debían una actuación sólida en función de las pálidas presentaciones que exhibieron a lo largo del torneo. Además, cada vez soporto menos a los hinchas de equipitos como el de Liniers. Por algo, ellos la tienen corta y nosotros larga (¡la letra B!).

Etiquetas: