<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

jueves, noviembre 15, 2012

Empezó la despedida

Boca Juniors 0 - Newell´s Old Boys 0

Sabido es que la esperanza es lo último que se pierde, pero también es sabido que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Las matemáticas podrán decir su verdad, pero la verdad del fútbol dice que Boca se despidió del campeonato. Empezó la despedida y la duda es saber a quiénes abarcará. ¿DT? ¿Jugadores que cumplieron un ciclo? ¿Jugadores que no cumplieron?
Boca hizo un aceptable partido y fue más que Ñuls, pero con eso no alcanza. En el primer tiempo tuvimos varias situaciones para anotar, siendo la más clara la del pibe Paredes. También pudimos haberlo perdido sobre el final, cuando Sosa la sacó cerca de la línea. Lo cierto es que los rosarinos se llevaron el punto que vinieron a buscar, y el xeneize, pese a que en la próxima enfrente al Vélez puntero, ya quedó fuera de la conversación grande.
Quizás al final del torneo el balance en puntos no sea tan malo como el nivel futbolístico, que por cierto, no podemos medir en números. El ciclo Falcioni parece agotado, pero aún queda un objetivo imperioso: la clasificación a la Copa Libertadores. Más que un premio consuelo, eso es una obligación. Así que esperemos despedir el año con una tibia sonrisa, sabiendo que no se cumplió el objetivo de campeonar, pero al menos entusiasmándonos con que el próximo año tengamos más frentes de batalla e ir por nuestra Copa que este año quedó varada en Brasil.

Etiquetas: