<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, septiembre 23, 2012

Una actuación para engranarse

Lanús 2 - Boca Juniors 0

Boca perdió mucho más que la punta en el Sur del Gran Buenos Aires. En lo que fue probablemente el peor partido en el campeonato, los dirigidos por Falcioni fueron ampliamente superados por los jugadores granates, en especial en el segundo tiempo, donde ni aún con un hombre de más se vislumbró una reacción xeneize.
El partido era chato, sin ocasiones. Lanús era más que Boca pero no llegaba con claridad. Pero una jugada cambió el partido. Un error, o en realidad, un horror de Ustari, le sirvió el primer tanto en bandeja a los locales. Parecía una pelota cómoda pero nuestro arquero en lugar de rechazar con los puños la quiso agarrar y se le escapó; Schiavi pudo al menos rechazarla al travesaño cuando el balón estaba casi adentro del arco, pero el afortunado rebote lo tomó Regueiro y no perdonó.
Imaginen amigos que si 0-0 la cosa estaba complicada (por lo que hacía el rival, pero por sobre todo por lo que no hacía Boca), con la desventaja las cosas se ponían más difíciles. Pero el segundo tiempo fue peor de lo que el más pesimista boquense podía pensar. Porque además de fútbol, Boca careció de actitud, de rebeldía, de pelear y empujar al rival a como de lugar. Lanús estuvo todo el complemento más cerca del segundo y del tercero que Boca del empate. Para colmo, a falta de 10 minutos los locales se quedaron con uno menos, pero ni aún así los dirigidos por Falcioni pudieron inclinar la cancha a su favor. Ya cerca del cierre, Lanús clavó la estocada final y el 2-0 pasó a ser definitivo.
Hoy los xeneizes de corazón nos vamos más que preocupados. No por perder un partido y dejar la punta, ni tampoco por no jugar bien (ya que desde hace tiempo no lo hacemos), sino más bien por la falta de reacción que tuvo el equipo. Acá perdonamos la falta de fútbol, pero no la falta de ganas. Y lo de hoy fue muy pobre futbolísticamente y más pobre aún anímicamente.
Ahora habrá que ganar de local y recuperar la senda de la victoria. Jugar bien llevará bastante tiempo, pero hay que ganarle a los sanjuaninos para al menos seguir prendidos arriba. Confío en que Falcioni elija un buen shampoo para lavar varias cabezas, porque el Jugador 12 no se merece volver a ver un segundo tiempo como el de hoy.

Etiquetas: