<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, agosto 29, 2012

Un tibio adiós

Independiente 0 - Boca Juniors 0

Fuimos más que Independiente en los dos partidos, pero sabido es que los resultados no se merecen: se logran o no. De este modo, Boca quedó eliminado de la Copa Sudamericana aún sin haber perdido ningún encuentro. Una verdadera pena teniendo en cuenta que tuvimos el pase a nuestro alcance y que fueron nuestros propios errores los que le permitieron a la gallina colorada de Avellaneda avanzar de ronda.
Si el primer partido me dejó mucha bronca, la sensación de hoy la puedo describir como tibieza. Vimos a un conjunto xeneize muy flojito, cuando todos esperábamos que los pupilos de Falcioni salieran a comerse la cancha. En el primer tiempo pareció que Boca salió a ver qué pasaba, y si bien tuvimos alguna chance y nos anularon (bien) un gol, el Rojo atacó con más enjundia.
En el arranque del complemento la cosa parecía teñirse definitivamente de azul y oro. Con Lautaro Acosta en cancha e Independiente con 10 hombres casi desde el arranque, estaba todo servido en bandeja y sólo había que acercarse con cuchillo y tenedor. Pues bien, Boca agarró los utensilios equivocados (una cuchara, quizás) y nunca encontró el camino hacia la mesa. Somoza fue puro pelotazo (quizás el peor partido que le haya visto en nuestro club), los laterales no tuvieron claridad y con uno menos los locales se agruparon y defendieron mejor que con 11.
Paradójicamente, Boca jugó mejor 11 contra 11 que cuando tuvo la ventaja numérica. Ojo, pudimos (y quizás debimos) haberlo ganado con algunos cabezazos que pasaron muy cerca, pero eso es muy poco para un equipo con aspiraciones de campeonar, y más aún teniendo el plantel que tenemos.
Se acabó un sueño, y se terminó mucho antes de lo esperado. Sin dudas, Falcioni tiene que replantear varias cosas más allá de la táctica. Yo banco el 4-3-1-2, pero Chávez no puede seguir como enganche. Por otro lado, el doble 9 debería tener corta vida si podemos jugar con uno por afuera y Lautaro Acosta se pone a tiro. Finalmente, creo que hay que meter mano en los casos de jugadores en bajo nivel (Somoza, Ledesma, Cellay, etc.). Espero que JC escuche estas señales a tiempo, porque ya no hay margen de error y debemos ganar el Torneo Inicial. De no hacerlo, las puertas de La Bombonera se abrirán de par en par porque serán varios los que se muden de barrio.

Etiquetas: