<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, agosto 12, 2012

Se acabaron las vacaciones

Boca Juniors 2 - Tigre 0

El despertador sonó a los 15 minutos del segundo tiempo, y allí parece ser que los jugadores boquenses retornaron de unas largas vacaciones (que algunos comenzaron en la recta final del Clausura y la Libertadores). Claro que el fútbol sigue haciendo reposo quién sabe dónde; pero al menos se ganó y el equipo logró algo de aire para este torneo que recién arranca (sumado al envión de haber ganado la Copa Argentina).
El primer tiempo fue desastroso y no sorprendió el grito de guerra que acompañó a técnico y jugadores al vestuario: "¡Riqueeeelmeeee!". En la segunda mitad, el equipo reaccionó un poco con el ingreso del pibe Sánchez Miño, quien tuvo participación en el primer gol anotado por el Pochi Chávez. Por suerte, fueron un puñado de minutos los que pasaron antes de que Viatri marcara un lindo tanto de afuera del área. Con el 2-0 a favor, ahí sí Boca pudo manejar el complemento sin pasar mayores sobresaltos.
La victoria de hoy es para valorarla, pero no sólo por el rival (que viene de salir subcampeón en el torneo anterior) sino también porque el match se pareció a esos encuentros predestinados a terminar 0-0.
Ya con un poco más de oxígeno, Falcioni y compañía deberán aprovechar para ganar tres o cuatro partidos seguidos de arranque, de modo de prenderse en la lucha y poder regular cuando haga falta rotar por la Sudamericana. Sabido es que debemos mejorar y mucho. Pero veamos el lado bueno: hoy se ganó, y pronto tendremos a disposición algunos refuerzos que, esperemos, paguen con creces su inversión.

Etiquetas: