<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

sábado, junio 09, 2012

Alerta naranja por triplicado

Banfield 1 - Boca Juniors 1

Llegamos al punto de no retorno y ahora no hay opciones: tenemos que ir por todo. Se saben cuáles son las reglas del juego: la gloria o Devoto. Hoy teníamos una chance inmejorable de acariciar el título si salíamos victoriosos del sur del Gran Buenos Aires. Enfrente estaba el último de la tabla, quien venía de varias derrotas seguidas y encima se quedó con un hombre menos a los tres minutos de comenzado el encuentro. Pero el fútbol tiene estas cosas (casi increíbles) y Boca no pudo doblegar a Banfield, teniendo que conformarse con sólo un punto y dejando el campeonato totalmente abierto a falta de dos fechas.
Podríamos encontrar excusas fáciles, como que el gol del Taladro fue en offside, el tanto malogrado por Insuarralde casi desde abajo del arco, la dudosa posición adelantada que invalidó el gol de Silva, etc. Pero no podemos tapar el sol con un dedo: hoy Boca jugó por lejos su peor partido en el campeonato.
El equipo xeneize estuvo muy tibio, casi desganado. Nunca pudo aprovechar el hombre de más y sólo arrolló al rival luego de estar en desventaja (tomó sólo dos minutos empatarle a Banfield).
Estamos en la final de la Copa Argentina, en semis de la Libertadores y punteros por la mínima en el Clausura a falta de dos partidos. Ahora es a todo o nada y otro partido como el de hoy nos cuesta un título. ¡Vamos muchachos! Sólo les pido el último esfuerzo antes de sus merecidas vacaciones.

Etiquetas: