<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, mayo 20, 2012

Pinchazo, regreso y punta

Racing Club 0 - Boca Juniors 2

El clásico tuvo de todo, pero se puede definir en tres palabras: pinchazo (con la simpática imagen de Insaurralde y su indefensa víctima, la pelota), regreso (el de Lucas Viatri, de nuevo en una cancha y también de reencuentro con el gol) y punta (porque los pibes lograron que Boca mire a todos desde lo más alto).
Hubo muchos puntos altos en la victoria xeneize, sobre todo en el segundo tiempo. Pero quiero destacar a quienes, según mi humilde entender, fueron los verdaderos artífices de estos tres puntos. En primer lugar, Orión: sacó dos pelotas increíbles en el primer tiempo. ¡Sus atajadas hoy redundaron en una victoria! Y luego, Julio César Falcioni. Sí señores, porque más allá de que el cambio por el juvenil Insúa se veía venir a kilómetros, el DT se la jugó por Lucas Viatri cuando no pocos dudábamos del estado de nuestro 9. Hoy Pelusa metió mano en el equipo e hizo un cambio ambicioso y ganador.
Como les contaba, el partido lo abrió Viatri con una genialidad. Y de ahí en más, Boca fue haciendo ese trabajo silencioso que tan bien le sale, para borrar poco a poco a Racing de la cancha. El local se fue desinflando, su público impacientando y los xeneizes se mostraban cada vez más seguros, ganando todas las divididas en cada sector de la cancha. Fue así que no sorprendió que llegara el segundo, esta vez producto de una contra, una buena maniobra más pase de Mouche y la acertada definición de Blandi ante un impotente Saja. Al partido sólo le quedó tiempo para una atajada más de Orión, y creo que si seguía un poco más Boca anotaba el tercero.
¡Gran victoria del Boca alternativo! A falta de cuatro fechas, lideremos por una unidad pero hay cuatro equipos separados por dos puntos (y se puede sumar al lote Arsenal si gana mañana). Cada vez estoy más convencido de que si Boca no peleaba la Copa Libertadores, este torneo lo cerrábamos como el anterior: campeones varias fechas antes. Pero con el nivel que hoy mostraron los mal llamados suplentes, tenemos con qué ilusionarnos en todos los frentes. Eso sí, para todos, ya no queda margen para el error.

Etiquetas: