<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, mayo 06, 2012

Un regalo muy caro

Atlético Rafaela 2 - Boca Juniors 2

La calentura que tengo no tiene nombre. Pasarán varios días, semanas y hasta meses, pero a menos que Boca salga campeón, esta espina me quedará atragantada en la garganta. Que no venga ningún idiota a decirme que rescatamos un punto en el final, que salvamos la punta o que como jugamos con los pibes hay que valorar el resultado. Los partidos se miden no sólo por la previa, sino mucho más por su desarrollo. Y hoy Boca tuvo todo servido en bandeja y con moño para ganar por no menos de 3 goles de ventaja.
Espero equivocarme, pero estos son los típicos puntos que cuestan un campeonato. Así como con Belgrano el empate fue un punto que sumaba, el partido de hoy lo podemos lamentar. Si ganábamos, nos alejábamos en la cima y le sacábamos ventaja a todos menos a Ñuls. Ahora, quedamos todos apretaditos y cualquier cosa puede pasar en lo que resta del Clausura.
Boca jugó un primer tiempo como para liquidar el pleito, pero la ineficiencia de Nicolás Blandi hizo que sólo nos fuéramos al descanso 0-1 arriba (tanto de Pablo Mouche). Como si fuera poco, en el arranque del complemento el propio Blandi desperdició un penal que hubiera significado el 0-2 a favor. Y de ahí en más, el xeneize ya no fue el mismo (como si hubiera sentido el impacto del yerro de nuestro juvenil delantero).
Rafaela llegó al empate transitorio de la cabeza de Fontanini, tras un tiro de esquina. Ahora, yo me pregunto: ¿Cómo puede ser que no pongamos un hombre en el palo? ¡Nos pasó lo mismo con Argentinos Juniors! ¡No puede ser, viejo!
Pero las mayores emociones llegarían sobre el final. En tiempo de descuento, penal para el local (ya habíamos zafado que a Caruzzo le cobren otro penal gigante). Gandín lo cambió por gol, no sin algo de suspenso porque Sosa llegó a acariciar el balón sin poder desviarlo. ¿Partido cerrado? Parecía, porque habían adicionado cuatro minutos de descuento (o recupero, según que canal prefieran). Pero Maglio, con buen criterio, adicionó dos más, ya que entre el penal y los festejos, los locales se comieron un par de minutos. Y ahora sí, en la última jugada del partido, Blandi anotó de chilena un golazo que a quien les escribe en nada le opacará su mal humor.
Hoy no hay festejo ni alivio. Hay resignación. Al menos perdimos dos puntos en lugar de perder los tres. ¡Que no vuelva a pasar, muchachos! Cuando uno tiene un partido servido en bandeja como hoy, hay que sentarse, acomodarse la servilleta y no dejar ni migajas.

Etiquetas: