<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, abril 11, 2012

¡Lo fluminó!

Fluminense (Brasil) 0 - Boca Juniors 2

Boca viajó a Brasil y se trajo de regreso el pasaje a la segunda fase de la Copa. En un partido cuasi perfecto, los dirigidos por Falcioni superaron con clara amplitud al poderoso Fluminense en su propia casa, y además de asegurarse el pase para la próxima etapa pudieron vengar la derrota sufrida ante el mismo rival en nuestra Bombonera.
El xeneize lució sólido en todas las líneas. Orión, a mi juicio la figura del partido, respondió todas las veces que lo llamaron, e incluso atajó un penal sobre el final que nos evitó pasar sobresaltos en el cierre. La defensa se mostró segura, siendo Insaurralde uno de los pilares. El medio corrió y presionó por todo el campo y los delanteros también se sacrificaron para que nuestro amado club pudiera alzarse con una merecida victoria.
Nuevamente fue Cvitanich el encargado de anotar un gol importante, en este caso para romper con la igualdad cuando Boca ya era más que la escuadra brasilera. Y en la segunda mitad, fue el juvenil Sánchez Miño quien anotó el segundo y volvió a confirmar que más que una promesa es una realidad que pide pista.
Pudo haber descontado el Flu tras un dudoso penal que le cobraron a Schiavi (de esos que sólo le dan a los grandes de local en partidos de Copa), pero Orión adivinó la punta y desvió el remate de Rafael Moura.
Boca cumplió y pasó de ronda, como exige nuestra historia. Ahora resta por confirmar la posición en el grupo y la global. Será difícil ganar el grupo porque no depende sólo de nosotros, pero más allá del orden, lo importante es lo que se viene, mano a mano, con quien el destino nos cruce. ¡A por ellos!

Etiquetas: