<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, marzo 25, 2012

Dejó pasar otro tren

Boca Juniors 2 - Lanús 2

Revolviendo en el archivo, me encuentro con que hace poco menos de 7 años, allá por los orígenes de este querido blog, luego de un partido contra Lanús mi título fue: "Dejó pasar el tren". En aquella ocasión, a Boca se le escapó un partido increíble que Lanús empató cerca del final, motivo que nos impidió subirnos a la punta del torneo.
Cualquier similitud con el partido de hoy, no es pura coincidencia. En este caso, es pura responsabilidad de los jugadores y del cuerpo técnico de turno. Si sirve de consuelo, espero que no sólo la coincidencia sea la pérdida de dos puntos importantes, sino también el resultado final de la película, ya que Boca salió campeón en el mencionado Torneo Apertura 2005.
El primer tiempo xeneize fue aceptable. El equipo no jugó mal y tuvo algunas situaciones a su favor. Tampoco es que fue claro dominador o que se llevó al Granate por delante, pero de los pies de Riquelme el equipo tuvo buenos momentos y chispazos de fútbol. Sin embargo, fue en una ráfaga que el partido se puso de repente 2-0. Primero, gracias a la fortuna, porque Mouche tiró un centro con tanta mala puntería (pero preciosa fortuna) que el balón se clavó en el ángulo. Y luego fue Román, figura del partido, quien tomaría un rebote y aumentaría la ventaja. Pero justo cuando el primer tiempo se extinguía, apareció el descendido Pavone (alias: ¡vos sos de la B!) para descontar y dejar el resultado abierto.
Ya en el complemento, Boca no fue ni la sombra de lo hecho en la primera parte. Lanús empató a los 10, al poco tiempo le anularon el tercero (correctamente, por una clara posición adelantada) y encima se quedó con uno más por la expulsión de Clemente Rodríguez, a quien se le salió la cadena al protestar (¡con razón!) un mal cobro de Pezzotta.
El empate duele, sobre todo, porque no cerramos un partido que nos supo tener 2-0 arriba. Pero incluso creo que pudimos haber pagado un precio más caro, ya que Lanús fue timorato y no se animó a atacar cuando tenía todo como para ir por más.
Si de ser optimistas se trata, hay que decir que Boca igual está a un sólo punto de la cima y precisamente enfrentamos al líder Estudiantes en la próxima fecha. También la actuación de Riquelme es algo que nos llena de optimismo, pero claro, Román solo no puede, muchachos.
En el debe, no podemos dejar de remarcar el bajón de varios futbolistas que fueron piezas claves para el pasado título boquense. Rivero, Schiavi, Orión y Erviti están en un muy bajo nivel. Y no nombro a Mouche porque jamás tuvo destellos. Pero desde acá los banco; confío en que volverán a mostrar ese nivel que los llevó a vestir nuestra casaca y que los obliga a dar el 120% para seguir vistiéndola.

Etiquetas: