<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, marzo 14, 2012

Asomó la cabeza en el Viaducto

Arsenal 1 - Boca Juniors 2

Boca se puso el overol y dio vuelta un partido muy chivo a puro pico y pala. Había que ganar como sea para evitar que el sueño copero se empiece a esfumar, y además para no darle de comer a los oportunistas, luego de dos derrotas consecutivas y la pérdida del invicto.
Se ganó. Punto y aparte. ¿Jugando bien? Para nada. Ahora, ¿se quedan con los "lindos" partidos ante el Flu y los amargos de Avellaneda, o con este "feo" partido que nos vio salir airosos? Desde ya que es una comparación tonta, pero no siempre se puede ganar, gustar y golear, y hoy el equipo obtuvo lo único que valía: la victoria que nos permite seguir soñando en la Copa.
Arsenal fue un rival muy duro, y para colmo el gol en contra de Clemente en el inicio avivó fantasmas recientes. Pero en el peor momento xeneize, Mouche encontró un rebote y puso las acciones 1-1. Ya en el complemento, Ledesma volvió a anotar un gol similar al de Independiente, pero esta vez con el pie. Y allí Boca pudo dormir un partido, no sin antes pasar un gran sobresalto (¡lo que se perdió Leguizamón no tiene nombre!).
¿Para rescatar? Sólo los tres puntos. Boca hoy no jugó bien, pero seguir en la Copa es el máximo anhelo del pueblo xeneize. Y ojo, porque si pasamos la fase de grupo, ahí arranca otra historia.

Etiquetas: