<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

viernes, febrero 03, 2012

Al borde del papelón

Boca Juniors 1 (4) - Santamarina 1 (3)

El debut oficial de Boca en el 2012 fue plagado de susto y misterio. Hubo que esperar hasta la definición desde los 12 pasos para doblegar a un entusiasta equipo tandilense que milita en el Torneo Argentino A e hizo todo lo posible para escribir una página dorada en su historia. Pero la suerte y la pericia hoy estuvieron del lado del campeón, y podremos seguir recorriendo caminos en esta flamante Copa Argentina.
Boca regaló un tiempo. No digo que hayamos subestimado al rival, pero un poco dio la sensación de que los jugadores pensaron que irían a un entrenamiento con público y enfrente tuvimos a un equipo que no tenía nada para perder y todo para ganar. Al minuto de juego, Santamarina desperdició una chance clara, y antes de los 5, Michel se perdió otro gol increíble (vale aclararlo, mérito de nuestro arquero). Pero en el descuento, el centrodelantero tuvo su revancha y doblegó a Orión con un preciso cabezazo. Al descanso, 0-1 abajo.
En el complemento sí apareció el equipo campeón que todos conocemos. Los boquenses inclinaron la cancha y fueron con todo a buscar la igualdad. Los de Tandil aguantaron hasta que pudieron, y el empate llegó antes de los 20 tras un tiro libre de Riquelme que Roncaglia peinó a la red.
Los minutos finales fueron para el infarto. No porque Santamarina llegara o amenazara nuestra portería, sino porque Boca iba e iba pero no podía concretar y los hinchas queríamos evitar los penales. Lo tuvo Schiavi, Erviti, Blandi, pero la mala puntería o el arquero rival nos ahogaron los festejos. Y llegaron los penales, nomás.
Decir que los penales es cosa de suerte me parece una pavada. Ahí entran en juego varios factores como puntería, presión, personalidad, intuición, etc. Román tuvo de todo y adelantó a Boca en la definición. El Pochi Chávez tuvo puntería y convirtió el segundo. Somoza malogró el tercero pero Ledesma convirtió el cuarto. Ya a esa altura Orión había detenido un remate. El quinto penal fue para Schiavi quien eligió patearlo arriba y tuvo puntería. Pero el héroe no sería Orión sino el palo que decidió que el último penal de Santamarina rebotara en él y se desviara.
Se pasó de ronda pero no hubo delirio sino más bien alivio. Quedar eliminado en primera ronda hubiera sigo un papelón y mucho más con un desempeño como el de la etapa inicial. Pero esta vez el equipo pudo reaccionar a tiempo y avanzar por penales. Seguramente de esto sacaremos algo positivo: la próxima fase hay que salir a jugarla a cara de perro y no regalar ni un minuto.

Etiquetas: