<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, diciembre 07, 2011

Pochi salvó el invicto

Arsenal 2 - Boca Juniors 2

El campeón estrenó el título con un empate en Sarandí. Consumado el torneo, gran objetivo xeneize de este semestre que se nos va, todas las miradas están puestas en ver si Boca podrá terminar invicto el campeonato, y en la cantidad final de goles en contra (manteniendo el cero contra All Boys el plantel entrará en la historia de los torneos cortos). Sin embargo, lo que muchos no dicen es que este Boca ya es campeón invicto. Léase, ya salimos campeones sin conocer la derrota. Si evitamos una caída ante All Boys, lo que haremos será, además, terminar el torneo invictos.
Estadísticas al margen, el gran rival que temíamos para esta tarde era el propio Boca. Para ser más específicos, evitar el relajo lógico que produce haber salido campeones y no tener esa mochila sobre los hombros. Encima nos tocaba enfrentar a un duro rival que venía con más descanso (a pocos días de haber dado la vuelta). ¡Pero Boca no decepcionó!
El primer tiempo fue parejo pero el partido se abrió con un gran pase de Somoza a Erviti, quien definió con mucha calidad y le ofrendó el festejo a Falcioni con un gran abrazo público. Un lindo gesto de lealtad del volante hacia quien tanto peleó para tenerlo en este plantel campeón.
Sin embargo, Arsenal daría vuelta el resultado en los primeros minutos del complemento, merced a dos goles que tuvieron mucho de fortuna. De buenas a primeras, Boca se encontró por primera vez en el torneo con dos goles en contra, y con la rareza de estar abajo del marcador teniendo que remontar un resultado.
Pero esos golpes parecieron despertar a un conjunto xeneize que empezó a ir en busca de la igualdad y, como yapa, de recuperar el invicto largo que ostenta. Chávez tuvo una clarísima de cabeza, pero una brillante reacción de Campestrini evitó el empate. Sin embargo, en la próxima que tuvo, el volante xeneize no perdonó: 2-2. Y pudimos haberlo ganado si Cvitanich hubiera tenido más puntería en un cabezazo cercano al punto penal.
El empate dejó cosas positivas. Por un lado, extendimos el invicto a 28 partidos y quedamos a la puerta de terminar el campeonato en tal condición (insisto: ¡ya salimos campeones invictos!). Pero principalmente, quedó demostrado que este plantel no se relaja y está dispuesto a defender la casaca boquense hasta el último partido, aún ya siendo campeones. Esa hambre de gloria y de ir por más me recuerda a aquellos planteles dorados que tanto ganaron. Ojalá sea el comienzo de un exitoso ciclo que se corone con lauros internacionales.

Etiquetas: