<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, octubre 02, 2011

Burrito mata Tigre

Boca Juniors 1 - Tigre 0

Sin brillar pero con la solidez defensiva que lo caracteriza, Boca se hizo de tres puntos de oro para seguir liderando el torneo por una ventaja nada despreciable. No fue la mejor tarde xeneize, pero bastó con las pinceladas de Riquelme y un poco de fortuna en el gol boquense, que nació tras un tiro libre donde nuestro 10 habilitó al Burrito Ribero quien remató al arco pero la fortuna hizo que un jugador de Tigre desviara el balón mandándolo a la red. Y de ahí en más, los dirigidos por Falcioni hicieron lo que mejor saben hacer: brindar garantías en el fondo para cerrar el partido con la valla invicta y tres puntos dorados, tan dorados como la camiseta alternativa que usó Boca (con mucho predominio amarillo).
El xeneize encontró la llave del partido a poco más de 10 minutos de iniciado el encuentro, con el ya mencionado tiro libre. Pero no tuvimos muchas situaciones de gol hasta el mismísimo segundo tiempo, donde pudimos haber estirado la ventaja para no terminar con un resultado tan exiguo. Nobleza obliga, digamos también que el conjunto de Victoria nunca puso en duda el triunfo bostero (más allá que un gol no es diferencia, por más que suene a frase hecha).
Si bien el torneo es muy largo y falta un montón, se puede rescatar de nuestro equipo que aún no generando mucho peligro es un conjunto eficaz que tiene nombres propios que arriba meten miedo. Pero claramente la mayor virtud radica en el orden defensivo y en un grupo que parece tener una convivencia más armoniosa que en pasados torneos. Gran parte de este presente victorioso se debe a la llegada de Orión y Schiavi, quienes partido a partido refuerzan este muro defensivo que alimenta los sueños boquenses de ser campeón. ¡Soñemos! Que soñar no cuesta nada.

Etiquetas: