<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

viernes, septiembre 23, 2011

Román fue el mejor alumno

Boca Juniors 1 - Estudiantes 0

¡Lo que jugó Riquelme, por Dios! Jugó, hizo jugar y la tuvo atada todo el partido. Los jugadores pincharratas no se la pudieron sacar nunca y el 10 xeneize fue la descollante figura de un equipo que con esta victoria se consolidó en la cima de la tabla, ahora con una ventaja de 4 puntos.
En el primer tiempo se vio la mejor cara de Boca. Nuestro enganche estuvo muy bien secundado por Erviti y Clemente, que también jugaron un partidazo. De hecho, el goleador de la noche fue nuestro calvo lateral, quien tras un saque lateral y un posterior centro suyo fue a buscar un rebote al área y allí encontró el tanto que nos daría los 3 puntos. Y el 1-0 se pudo haber ampliado de no ser por el portero platense que le sacó un tremendo remate a Román cuando restaban 10 minutos para concluir la primera parte.
Ya en el complemento, si bien el xeneize tuvo un par de chances claras en los pies de Clemente y tras un corner olímpico de Riquelme que pegó en el palo, Estudiantes fue quien dominó la tenencia del balón. Pero eso sí, sin generarnos situaciones de riesgo. Y encima, cuando más lo necesitaba el equipo, apareció Riquelme para pisarla, esconder el balón y manejar a su antojo el ritmo del partido.
Sin brillar como otras veces, Boca hizo un partido más que correcto y venció con total justicia a Estudiantes. A Riquelme le lloverán merecidos elogios por esta actuación, pero yo no me quiero olvidar de Clemente, del primer tiempo de Erviti, del flaco Schiavi y lo que impone su presencia, de la sobriedad de Orión y de todo un grupo que parece estar más unido que nunca (lo podemos ver en los festejos de cada gol, en las declaraciones y hasta en la forma de saludar a los hinchas antes y después de cada partido). Así sí, Boca: este es el camino.

Etiquetas: