<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, septiembre 18, 2011

Erviti está de la cabeza

Lanús 1 - Boca Juniors 2

¡Se desató la locura xeneize! Otro gol de Walter Erviti (¡y de cabeza!) que valió 3 puntos, pero con un bonus para nada despreciable: sirvió para bajar al granate y conservar la punta pero ahora en soledad. Desde ya que ganar siempre es importante, pero cuando lo hacés en un duelo de punteros, en la cancha del rival y lo borrás del mapa, se disfruta mucho más.
Boca salió ganando casi desde el vestuario, merced al tempranero gol de Lucas Viatri. Recordemos que en la misma jugada perdimos a Cvitanich por lesión y Pablo Mouche tuvo que saltar al verde campo de juego. Sin embargo, y pese al cambio de nombres, Boca fue un monologo durante el primer tiempo. Atacó, generó situaciones y borró del campo a los jugadores granates que no llegaron nunca a asomarse por la valla custodiada por Orión.
Pero el complemento arrancó con una fatalidad deportiva: en menos de 1 minuto Lanús empató el partido tras una desafortunada maniobra donde Insaurralde la metió en contra de su propia meta. Quedaba todo el segundo tiempo por delante, pero el conjunto boquense se acomodó rápido y nuevamente fue a buscar lo que le pertenecía. Y lo consiguió rápido: a los 16 minutos y tras un centro de Somoza, Erviti se puso el traje de goleador y adelantó al xeneize en las acciones. El resultado final puedo haber sido mayor al 1-2 de no ser por la escasa puntería de Mouche, Viatri y Rivero. ¿Lanús? ¡No llegó nunca!
La punta ahora se disfruta en soledad, pero más se goza al ver que Boca está armando un colchón interesante de puntos y que el andamiaje parece estar aceitado. Hoy el equipo lo borró al granate; casi diría sin exagerar que lo pasó por arriba. ¡Sigan así, muchachos!

Etiquetas: