<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, septiembre 04, 2011

Schiavi se tomó un mate amargo

Independiente 0 - Boca Juniors 1

A falta de nuestro tradicional rival (que pulula vergonzosamente por la segunda división), no son pocos los que nos quieren inventar un nuevo superclásico. Muchos pretendieron instalar a Boca vs. Independiente como el nuevo superclásico de Primera A, pero seguramente fueron unos delirantes hinchas del Rojo. Para empezar, les llevamos varios campeonatos locales. En cuanto a títulos internacionales, el mote de "Rey de Copas" se lo arrebatamos hace varios años. También quedaron muy relegados en el historial, y de seguir así en vez de hijos serán nietos nuestros. Y finalmente, si hablamos de hinchadas (lo último que suelen invocar los que se quedan sin argumentos), la diferencia ya es realmente atroz. ¡El Rojo sólo nos puede ganar en amargura!
Hecha la introducción, y aclarado que el de hoy fue un mero clásico y nunca un superclásico, pasemos a hablar del encuentro disputado en Avellaneda. Y lo primero a remarcar es que le hicimos precio. Pudimos y debimos haberlos goleado, sobre todo por lo hecho en el segundo tiempo.
En la primera mitad Orión se mandó una tremenda macana que luego se ocupó de revertir al taparle el remate a Marco Pérez. Fuera de eso, los diablos no llegaron nunca. Todas las demás situaciones fueron a favor del conjunto xeneize que ante la ausencia de Riquelme jugó con tres de punta: Cvitanich, Mouche y Viatri (haciendo las veces de número 10).
A poco de comenzado el segundo tiempo Boca dispuso de un tiro de esquina y el flaco Schiavi aprovechó un rebote para rematar y abrir el marcador. ¡Grande Flaco, titán de 38 años! Y de ahí en más fue todo supremacía del conjunto boquense que se perdió un gol tras otro en cada ataque. Lo tuvo Mouche y se la sacaron en la línea; también Viatri y Cvitanich. Recién al final tuvo una chance el Rojo pero Orión respondió con la solvencia a la que nos está acostumbrando (salvo por el lapsus en el primer tiempo, claro está).
Este Boca ya empieza a ilusionarnos en serio. Al margen de los puntos, claramente se puede apreciar un rendimiento que va mejorando partido a partido y un grupo que se muestra más consolidado. Será clave no dejar escapar puntos jugando como local y aprovechar este envión para capturar la punta que hoy por hoy la ostenta el sorprendente Atlético Rafaela.

Etiquetas:

1 Comentarios:

Publicar un comentario

<< Home