<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

martes, octubre 25, 2011

Blandi pescó dos sábalos

Colón 0 - Boca Juniors 2

Colón terminó enterrado en el mismísimo Cementerio de los Elefantes, y Blandi, con sus dos conquistas, fue el héroe del conjunto xeneize que esta noche de martes aplastó física, mental y futbolísticamente al equipo local. Siempre resulta difícil este reducto santafecino y ni el más entusiasta hincha de Boca hubiera imaginado tamaña paliza, para nada reflejada en el escaso 0-2.
Al minuto y medio de juego, el propio Blandi se perdió un mano a mano increíble, y debo admitir que lo insulté hasta en guaraní. Pero luego tuve que retractarme y llenar mi garganta con el grito de gol, cuando el juvenil boquense convirtió de cabeza su primer tanto con nuestros colores (ya había anotado para Argentinos cuando estuvo de préstamo). No se había cumplido el cuarto de hora y el predominio xeneize era abrumador. De hecho, el 0-1 con el cual los conjuntos se fueron al descanso fue muy generoso para el Sabalero.
En el arranque del complemento, Pochi Chávez (¡de enorme partido!) avisó a los 5 minutos con un remate en el palo. Y antes de los 20, Mouche armó una tremenda jugada llevándose a varios hombres a la rastra y mandando un preciso centro para que Nicolás Blandi, nuevamente de cabeza, pusiera cifras definitivas.
En todo el partido, Colón llegó poco y nada al arco xeneize, y cuando lo hizo con claridad fue por un error de Orión, que el propio guardameta se encargó de enmendar. Fue muy sólida la actuación xeneize y muchos fueron los picos de rendimiento. Chávez jugó en partidazo; Blandi hizo lo que debe hacer un 9: convertir; Erviti hizo un trabajo de hormiga cubriendo las espaldas de Clemente cuando se mandaba al ataque; y Schiavi sigue asustando rivales aún a sus 38 años.
Es casi imposible no entusiasmarse con este torneo, el invicto y el funcionamiento del equipo. Pero el peor rival que podría tener Boca es el mismo Boca si los jugadores se confunden o relajan. Por suerte, eso no se ve y el mensaje de Falcioni parece ser bastante claro. Quedan varias finales y hay que jugarlas a muerte, como hasta ahora.

Etiquetas: