<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, octubre 16, 2011

Abal fue el más Pirata

Boca Juniors 0 - Belgrano 0

No fue el mejor partido de Boca en el campeonato, es cierto. Pero por lo hecho en el complemento merecimos largamente quedarnos con la victoria. Hoy el xeneize encontró en el Pirata a un duro rival; y no me refiero al conjunto cordobés señores, sino a Diego Abal, que fue cualquier cosa menos aval de confianza. Mínimo, fueron tres los penales que no nos sancionados. ¡Una vergüenza!
Pero además de la pésima actuación del árbitro, hoy tuvimos otro rival mucho más temible: las lesiones. Viatri salió poco antes del entretiempo y se teme lo peor (¿rotura de ligamentos?). Riquelme tampoco pudo terminar el partido y ahora Falcioni deberá meter mano en el equipo. Entre tantas malas, la buena noticia es que aún empatando pudimos estirar la ventaja sobre nuestros perseguidores a 6 puntos.
El primer tiempo fue discreto y la más clara fue una tijera de Lucas Viatri que se fue por encima del travesaño. Ya en el segundo tiempo, Olave fue la gran figura del partido y el responsable exclusivo de que las acciones hayan terminado 0-0. La más clara del partido la tuvo Nicolás Blandi pero su remate fue, justamente, blandito.
Fue una verdadera pena no haber logrado la victoria por la que tanto trabajamos, porque eso hubiera significado una ventaja de 8 puntos y calzarnos seriamente el traje de candidatos. Y si bien la ventaja que tenemos es importante, ahora se vienen muchos compromisos difíciles con el agregado de no poder contar con dos hombres importantes por lesiones (quien sabe hasta cuando). Pero Boca es Boca, y habrá que salir a ganar en Santa Fe para no agrandar a ningún muerto y dejar un mensaje lapidario: ¡hay equipo y camiseta! Amén.

Etiquetas: