<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, abril 15, 2012

Cortó la dulzura

Tigre 2 - Boca Juniors 1

Podría comenzar escribiendo que Boca perdió en Victoria y no pudo conservar la punta en soledad. También podría decir que quizás el equipo sintió el esfuerzo del partido en Brasil. O por qué no, que simplemente tuvimos un mal partido. Pero no. Debo empezar hablando de que Boca tuvo "mala suerte". ¿Por los goles perdidos o el tanto en contra de Schiavi? No, ni ahí. Sino por el simple hecho de que Laverni fue designado para dirigir a nuestro equipo, y como ocurre la mayoría de las veces con este pito, Boca perdió y no fueron pocas las polémicas.
Saúl Esteban Laverni, rosarino de nacimiento, tiene dos pasiones: las hamburguesas de gato y perjudicar a Boca. Seguramente estamos hablando de un plumáceo camuflado en traje de árbitro, o de uno más de los tantos anti-Boca que tan grandes nos hacen. Mi teoría es que mientras Laverni nos dirige un bostero se enfiesta a su mujer. Lo concreto, es que tuvo un pésimo arbitraje y en todas se "equivocó" en contra del xeneize.
Tigre se había puesto en ventaja tras un gran tiro libre de Cachete Morales, pero en el complemento Boca pudo llegar al empate tras un rebote que facturó Insaurralde. Sin embargo, a falta de 3 minutos, otro tiro libre del local fue cabeceado involuntariamente por Schiavi quien venció a su propio arquero y, parafraseando a la popular publicidad, cortó con la dulzura.
Un tropezón no es caída, y más aún cuando nos dirigió Laverni (la mano negra que nos puso el pie). Así que a recuperarse con el Zamora y a seguir peleando el torneo local.

Etiquetas:

1 Comentarios:

Publicar un comentario

<< Home