<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, mayo 23, 2012

Un gol que vale una semi

Fluminense (Brasil) 1 - Boca Juniors 1

Otra épica noche copera. Cuando todos esperaban los penales, el pelado Silva la empujó y silenció a miles de cariocas, desatando el verdadero carnaval boquense. ¡Un empate que se festeja como un triunfo y vale un pasaje a las semis de la Copa!
Boca comenzó el partido peleándolo en todos los sectores de la cancha, y las acciones estaban bastantes parejas hasta que el Flu logró un gol de culo (literalmente). Sí, luego de un fallo arbitral y un foul en contra que no existió, Carletto remató pero el balón se desvió en la cola de Rivero y se le coló a Orión. De ahí en más, el Flu se revitalizó y puso en serios aprietos a un conjunto xeneize que defendió como pudo los embates de los locales.
Por suerte, el segundo tiempo fue más tranquilo para el xeneize. El Flu no se animó a ir alocadamente y Boca se defendió bien y apostó a una contra o jugada aislada. A medida que pasaban los minutos los dos equipos ya se aferraban más al empate y los penales, porque claro, un gol para cualquier lado podría definir la serie. Y en pleno tiempo de descuento, en la primera jugada coordinada de ataque, Riquelme le puso un buen balón a Rivero quien remató cruzado y se encontró con el palo y el arquero, pero Silva no perdonó en el rebote. ¡Locura, delirio! Chau penales y pasaje a la semifinal.
Hoy más que nunca queda en evidencia la importancia de que no te conviertan goles cuando jugás de local. Boca jugó todo el partido sabiendo que si anotaba en Brasil, el Flu tendría que hacer tres goles para eliminarlo. E incluso estando 2-0 abajo estaría a un solo tanto de clasificarse. Y así fue que el empate al final enterró a los cariocas.
Ahora a esperar por el vencedor de la U de Chile contra Libertad de Paraguay, o por Vélez si logra vencer al Santos. Todos son rivales complicados, pero si Boca se hace fuerte de local y conserva el cero en el arco propio, de visitante puede seguir haciendo historia, aún jugando mal como esta noche. ¡Quiero la Libertadores!

Etiquetas: