<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, junio 17, 2012

La triple ilusión se fue al Viaducto

Boca Juniors 0 - Arsenal 3

¡Qué duro escribir estas líneas! Siempre supimos que ningún equipo pudo lograr el combo de campeonato Clausura + Libertadores en el mismo semestre. Y considerando que arribamos a la final de la Copa Argentina, el sueño de la triple corona parecía supremo. Pero seamos realistas: todo el fantoche de la triple corona siempre tuvo más manija desde la prensa que desde la razón de un futbolero que peine canas. ¿Firmaban un campeonato antes de empezar el semestre? Probablemente sí, porque salir campeón es muy difícil (los hinchas de Boca más púberes realmente están mal acostumbrados).
Sin embargo, es difícil escribir estas líneas porque, amén de lo expuesto antes, prácticamente nos bajamos de un campeonato que supimos acariciar. No perdimos hoy el torneo (si finalmente no salimos campeones): lo perdimos contra Banfield (fundamentalmente), Atlético Rafaela (le perdonamos la vida y terminamos rascando un punto al final), Lanús (del 2-0 al 2-2) e Independiente (¡ni me lo recuerden!). Esos son los puntos que no se le pueden escapar a un campeón; no los de esta tarde porque realmente fuimos superados por Arsenal y no hay reproches de por medio.
Quizás el equipo acusó el cansancio, tal vez el gol tempranero de Arsenal fue un shock o en una de esas Falcioni debió elegir a otros nombres. Lo concreto es que Arsenal jugó el partido que debía y Boca hoy fue una sombra. No faltó el amor propio, pero realmente no hubo fútbol ni resto físico como para siquiera intentar una reacción en un partido que mostró a los del Viaducto más cerca del cuarto que a los xeneizes del tanto del honor.
Las matemáticas nos dan una chance que mi razón futbolera se niega aceptar pero a la cual mi corazón bostero se abraza: habrá que rezar para que Tigre y Arsenal no ganen en la última jornada, como para aspirar a un desempate o al título, claro está, si hacemos los deberes y vencemos a All Boys. Parece más que difícil.
Hoy perdimos mucho más que un partido, pero veamos mejor lo que no perdimos. No perdimos la chance de llegar a la final de la Copa Libertadores. No perdimos el derecho de jugar la final de la Copa Argentina. Ni perdimos las esperanzas de que una serie de resultados nos devuelva la vida en este Clausura. Así que muchachos, a no bajar los brazos y a ir por todo que esto es Boca.

Etiquetas:

1 Comentarios:

  • Oba oba oba!!!! me parece que se quedan sin nada!!!! jajajaja!!!! seeeeeee!!!!

    Besitos Jesús (el que resucitó)

    Por Anonymous Anónimo | 10:47 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home